Una filial de Quirón Prevención, principal cliente de la pareja de Ayuso, fue inhabilitada por corrupción en Panamá

El Canal de Panamá vetó durante diez años en 2021 a una filial del gigante sanitario por “falta de honestidad” y por utilizar a personal del organismo “como agente o intermediario con el propósito de obtener un contrato”

inhabilitacioncontratista

Quirón Prevención, principal pagadora de Alberto González Amador, pareja de Isabel Díaz Ayuso, tiene un antecedente muy reciente de prácticas corruptas para obtener contratos públicos en Panamá. Una filial de la división de Riesgos Laborales del gigante sanitario en ese país centroamericano, Previene Panamá, fue inhabilitada en 2021 durante diez años como contratista de la Autoridad del Canal de Panamá por prácticas irregulares para obtener adjudicaciones.

La decisión de “inhabilitar y excluir” a Previene Panamá para “participar en contratos con la Autoridad del Canal de Panamá” consta en una resolución dictada el 10 de marzo de 2021. Se aplicó también a la directiva de Quirón Julia Gutiérrez, que desde 2017 es la gerente en Latinoamérica de Quirón Prevención. El veto, con una duración “de ciento veinte (120) meses, contados a partir del 11 de enero de 2021”, se impuso al amparo de dos preceptos del artículo 182 del Reglamento de Contrataciones del organismo que son causa de inhabilitación para los contratistas del Canal.

El primero, la “comisión de cualquier acto que indique falta en los negocios o falta de honestidad en las actuaciones con la Autoridad”. El segundo, la “utilización de cualquier empleado de la Autoridad o miembro de la Junta Directiva como agente o intermediario con el propósito de obtener un contrato con la Autoridad”.

Prácticas que apuntan a un posible soborno de personal o directivos del Canal. Fuentes de Quirón no han querido dar ningún detalle sobre el caso. La Autoridad del Canal de Panamá no ha respondido las peticiones de información de elDiario.es

Esa entidad es una de las mayores empresas públicas de Panamá, con más de 8.500 empleados y una aportación directa e indirecta del 4,5% del PIB de ese país en 2023. El año pasado entregó al Tesoro panameño más de 4.600 millones de euros, pese a los efectos del cambio climático en sus operaciones. Solo en 2023, la autoridad destinó 125 millones de euros a la partida de “Contratos de servicios y honorarios”, según su última memoria anual.

Previene Panamá es una de las noventa empresas y profesionales que actualmente aparecen inhabilitadas en la web de la entidad. Esa empresa panameña figura en el último informe de filiales y asociadas que el gigante alemán Fresenius (dueño de Quirón) publicó el pasado 14 de marzo. Sus acciones no cuelgan directamente de la española Quirón Prevención. Pertenecen a Quironprevención Argentina SA, de la que la división de Riesgos Laborales del gigante sanitario tiene el 95% del capital.

Fuentes de Quirón indican que Previene Panamá emitió su última factura en 2023: la filial “se cierra en febrero de 2024 porque se pasa toda la actividad” a otra empresa bajo la marca Quironprevención Panamá, explican. Según el Registro panameño, se disolvió en una junta extraordinaria celebrada el pasado 2 de febrero. Ese día González Amador confesó por escrito a través de su abogado que “ciertamente” había cometido dos delitos fiscales, semanas antes de que elDiario.es destapase que defraudó 350.951 euros con una trama de facturas falsas y empresas pantalla. 

En la versión inglesa de la web de Quirón Prevención todavía hay un apartado dedicado a Previene Panamá. “Con la experiencia adquirida en los trabajos realizados durante las obras de ampliación del Canal, nuestra filial se ha hecho cada vez más visible y consolidada en el país, y ha colaborado en la implantación y mantenimiento de los estándares de seguridad y salud en el trabajo de nuestros clientes”.

En la versión española no se menciona ya esa actividad ni a esa filial ya disuelta, que administraron, además de la inhabilitada directiva Julia Gutiérrez, otros cargos de Quirón como Juan Luis Porta, actual director del Área de Desarrollo de Proyectos de Quirón Prevención, y que entre 2014 y 2016 fue delegado en Panamá de Fremap, y Luis Iglesias, que fue director de Expansión de Quirón y responsable de la actividad internacional entre 2017 y julio de 2021. Actualmente es director del Área de Gestión de Absentismo en Quirón Prevención. 

Fuentes de Quirón recalcan que Alberto González Amador “no tiene nada que ver en esta empresa” de Panamá. En este paraíso fiscal la pareja de Ayuso tuvo hasta 2022, cuando ya había defraudado a Hacienda, una sociedad que creó en 2013 Fernando Camino, el máximo responsable de Quirón Prevención. 

A este ejecutivo la pareja de la presidenta de la Comunidad de Madrid le compró a finales de 2020 por medio millón de euros una empresa que no facturaba ni 30.000 euros y estaba a nombre de la mujer del ejecutivo de Quirón, una farmacéutica de León.

González Amador acordó esa transacción poco después de dar un pelotazo de 2 millones de euros por intermediar en lo peor de la pandemia en la venta de mascarillas para una firma gallega, Mape, de la que Camino ya era entonces consejero. El PSOE y Más Madrid han pedido a la jueza que investiga a González Amador por sus delitos fiscales que indague en esta operación, en el escrito en el que reclama ampliar las pesquisas a cinco nuevos delitos.

La empresa en Panamá que administraron González Amador y Fernando Camino, Insumos Médicos del Pacífico, es ajena al grupo sanitario. La presidió otro empresario español, Juan Carlos González Pérez, que fue contratista del Gobierno en la etapa de Mariano Rajoy. González Amador administró con él otra sociedad en Panamá hasta 2018 y le facturó trabajos de “consultoría” en 2020, cuando empezó a defraudar a Hacienda.

Insumos Médicos del Pacífico estuvo años inactiva por no pagar las tasas que cobra la administración panameña. Llegó a ser incluida en 2017 en el listado de empresas inhabilitadas por estar en situación de “morosidad” durante tres años consecutivos. Pero se reactivó el 5 de mayo de 2022, un día después de protocolizarse su acta de disolución. El encargado de disolverla fue el español César Nieto, socio de González Amador en dos sociedades creadas tras su fraude fiscal: una empresa de apartamentos turísticos en Madrid y otra en Florida (Estados Unidos) que constituyeron en octubre de 2022 y que aparentemente está relacionada con negocios inmobiliarios allí.

También en Florida (en Miami) Quirón constituyó en julio de 2022 una filial que administra la directiva de Quirón inhabilitada por el Canal de Panamá, Julia Gutiérrez. Su presidente es Fernando Camino y su vicepresidente es el director de Grandes Cuentas de Quirón, Emilio Conde. Conde es la persona a la que en octubre de 2021 y enero de 2022 González Amador giró sendas facturas por importes de 327.320 euros y 336.000 euros, más IVA, a través de la empresa pantalla que la pareja de Ayuso compró a Camino, Masterman & Whitaker, y que utilizó para canalizar parte de su fraude a Hacienda.

“Expansión en Latinoamérica”

Esos pagos de Quirón a González Amador correspondieron a labores de consultoría que le encargó tras iniciar su relación con Díaz Ayuso por “trabajos relativos a la expansión en Latinoamérica” del grupo y para la obtención de un sello internacional de calidad para la Fundación Jiménez Díaz. Este centro es su hospital más importante en la Comunidad de Madrid, emblema de la pata principal de los negocios de Fresenius en España.

Previene Panamá fue creada en julio de 2012 por la sociedad de prevención Fremap, adquirida en 2015 por Quirón. El grupo, que entonces se llamaba IDC-Quirón y pertenecía al gigante del capital riesgo CVC, adquirió entonces varias sociedades de prevención de las mutuas de Trabajo aprovechando una norma del gobierno del PP que obligó a esas entidades a venderlas.

Entre ellas, Frater Prevención, que entonces dirigía Fernando Camino, el elegido como máximo responsable de Quirón Prevención. La marca fue presentada hace ahora siete años, como resultado de la integración de las cuatro sociedades líderes en el sector que ya formaban parte del grupo: Premap, Fraterprevención, Unipresalud y MC Prevención.

Fernando Camino nunca ocupó cargos en el directorio de Previene Panamá. El máximo responsable de Quirón Prevención, que en 2023 pulverizó su récord de beneficios, sí figura como director de otra filial de Quirón también constituida en ese país en 2012, una sucursal de la sociedad de prevención de Muprespa, adquirida por Quirón en 2015 y que también ha recibido contratos de la Administración panameña.

La relación entre Fernando Camino y González Amador se remonta a hace al menos una década, aunque los pagos de Quirón al antiguo “técnico sanitario” se multiplicaron por cuatro al iniciarse su relación con la presidenta madrileña.

Esa relación se extiende al ático de lujo en Chamberí del que disfrutan Ayuso y su pareja, adicional al que González Amador compró en el mismo edificio tras el pelotazo de las mascarillas y su fraude a Hacienda. La pareja disfruta de ese segundo piso, del que Ayuso nunca ha dado explicaciones, adquirido en julio de 2023 por Babia Capital SL, empresa cuyo principal propietario es Jorge Carlos Pablos Alonso, empresario hostelero de León, ciudad donde residen Fernando Camino y su esposa.

El administrador de Babia Capital desde mayo de 2022 es Javier Luis Gómez Fidalgo, el fiscalista que representó a González Amador cuando empezó la investigación de la Agencia Tributaria. Ese abogado tiene también como cliente a Camino. Su despacho está en León. En esa provincia, en Ponferrada, está la asesora que le llevaba a González Amador las cuentas de su empresa cuando empezó a defraudar a Hacienda, Blanca López Crespo.

Fuente: Antonio M. Vélez en eldiario.es

.
También podría interesarte