Siguen las concentraciones en CS Abrantes debido a que las medidas tomadas son insuficientes

Pequeña victoria: hay de nuevo mé[email protected] en el CS Abrantes. Pero insuficientes por lo que siguen las concentraciones

Tras las masivas protestas del barrio de Abrantes (Carabanchel) la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha dado marcha atrás y ha vuelto a destinar a médicos y médicas al Centro de Salud Abrantes. Desde primeros de agosto habían dejado este ambulatorio sin [email protected] Sin embargo el número de profesionales sanitarios y de recursos destinados es tan insuficiente que siguen las protestas.

Nos lo confirmaba una sanitaria: en el CS Abrantes, desde hace unos días hay entre 5 y 6 facultativos por las mañanas. Pero el número de facultativos varía según los días y, sobre todo, no hay mé[email protected] por las tarde más que el pediatra. Es decir que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha dado marcha atrás a su intención de desmantelar este centro de salud del popular distrito de Carabanchel pero no ha revertido el deterioro de la atención sanitaria. Por eso seguimos llamando a la movilización hasta que el CS Abrantes tenga al menos 14 facultativos, 7 por la mañana y 7 por la tarde.

Es inadmisible que racanee en recursos para la tan necesaria atención primaria cuando el propio gobierno de Madrid está filtrando que la zona de Abrantes va a ser una de las próximas zonas que también va a ser confinada .

concentracionabrantes-24920

Hay que recordar que el 1 de septiembre, un cartel escrito a mano anunciaba que el centro de Salud Abrantes, pese a que formalmente seguía abierto ya no tenía [email protected] ¿Para que sirve un centro de salud si no tiene mé[email protected], si estos no pasan consulta? Nos daba miedo de se tratara de los primeros pasos para el desmantelamiento de este ambulatorio, que fuera otro más de los treinta centros de salud de la región que la Consejería del Salud ha cerrado estos meses.

En ese contexto desde la Asamblea Popular de Carabanchel decidimos convocar concentraciones exigiendo mé[email protected] y una dotación de personal suficiente para cubrir las necesidades asistenciales del área. Llamamos a participar al conjunto del tejido social del distrito y al vecindario, con carteles, con panfletos, con mensajes en las redes sociales…

Habían dejado a cerca de 30.000 personas, a un barrio entero, sin asistencia médica cercana en plena segunda ola de pandemia.

Y durante dos jueves consecutivos varios cientos de vecinos y vecinas de Carabanchel se han concentrado ante el CS Abrantes para exigir que volviera a haber mé[email protected] y evitar el desmantelamiento de este ambulatorio. En ambas protestas los y las vecinas abarrotaron la calle (siempre cuidando las medidas sanitarias y de prevención necesarias) entre consignas de ‘la sanidad no se vende, la sanidad se defiende’, ‘Sanidad pública’, ‘Abrantes no se cierra’, ‘Médicos ya’ o ‘Ayuso dimisión’..

Dejar sin mé[email protected] un ambulatorio es una decisión que hace daño a muchas personas y que pone en serio riesgo la salud de la gente, algo absolutamente incromprensible en el contexto de la segunda ola de la pandemia. Pero el barrio no se ha resignado y no se ha quedado de brazos cruzados. El barrio ha demostrado, saliendo a la calle, que no va a permitir que sigan los ataques.

Al término de la segunda protesta, los y las vecinas decidieron, colectivamente, volver a concentrarse el jueves día 24 para exigir los y las médicas que el centro de salud necesita: recursos para la tan necesaria atención primaria.

Es fundamental DESPERTAR, SACUDIRNOS EL LETARGO y MOVILIZARNOS para DEFENDER la sanidad pública ahora. Necesitamos que todos los recursos sea dedicados de forma inmediata a satisfacer las necesidades sociales, a luchar contra la pandemia y a afrontar las necesidades de salud. Las vidas de las personas, de nuestros familiares y seres queridos son más importantes que los beneficios de unos pocos. La salud es un derecho no un negocio con el que lucrarse y especular.

Reclamamos:
– Ser atendido/a y valorado físicamente en mi Centro de Salud antes del plazo de 1 a 3 días.
– Más líneas telefónicas y refuerzo del personal administrativo.
– Ampliar la plantilla del centro de salud para mejorar el ratio paciente por profesional.
– Liberar al personal sanitario de la sobrecarga burocrática COVID.
– Dotar a Atención Primaria de rastreadores necesarios.
– Más infraestructuras, recursos materiales y humanos para la realización de las PCRs de manera segura para paciente y trabajador.
– Abrir ya Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) y centros de salud cerrados desde hace meses.


Hay que defender una sanidad pública, universal y de calidad.

Fuente: asambleadecarabanchel.org

También podría interesarte