Sareb pretende desahuciar a 18 familias en Carabanchel el 6 de febrero

  • «Tres bloques de viviendas, en calle María Guerrero 11- 15, trataremos de resistir un nuevo intento de desahucio».
  • Reclaman al Gobierno español de PSOE y Podemos que se posicione en este asunto.

Las vecinas y vecinos de tres bloques de viviendas, en la calle María Guerrero 11-15 (Carabanchel), trataremos de resistir un nuevo intento de desahucio ante la negativa de la nueva propiedad a respetar nuestros antiguos contratos de arrendamiento o renegociar unos nuevos.

Durante seis años estuvimos pagando religiosamente nuestros contratos de alquiler. Los firmamos con la empresa constructora Proisa S.L. y Proyectos Inmobiliarios Stout, pagando las rentas de los contratos hasta que dichas empresas entraron en concurso de acreedores y los inmuebles fueron adquiridos en subasta por la Sareb, negándose ésta a respetar los antiguos o negociar unos nuevos.

No supimos nada más de la Sareb hasta que el pasado jueves 12 de diciembre juzgados emitió una serie de notificaciones que nos metieron por debajo de la puerta. En ellas, se solicitaba el lanzamiento de las tres fincas, más de 40 viviendas y 27 familias a la vez.

Desde entonces nos hemos organizado junto a la Asamblea de Vivienda de Carabanchel y hemos conseguido paralizar dichos intentos de desahucio hasta el próximo 6 de febrero. En este tiempo, hemos tratado de ponernos en contacto con Sareb, pero esta se ha negado en todo momento a establecer algún tipo de diálogo o negociación, instando a juzgados al desalojo inmediato de los inmuebles con el despliegue de un dispositivo de las Unidades de Intervención Policial.

La cita tendrá lugar desde a madrugada de próximos 6 de febrero. Ante esta situación, entendemos que el ejecutivo central, tras el acuerdo entre PSOE y UP que alcanza a la política de la Sareb, tiene que posicionarse en este conflicto. No entendemos cómo una entidad financiada en un 45% con fondos público, que fue creada para sanear el sistema financiero-inmobiliario español saliente de la crisis de
2008, puede olvidar de esta forma el fin social de la vivienda, quitándonos las casas en las que hemos vivido durante la última década.

La única alternativa que tenemos a día de hoy es, por tanto, la acción vecinal y la presencia mediática denunciando la situación a que la Sareb, una entidad financiada con fondos públicos, nos conduce. El próximo 6 de febrero tratarán de desahuciar, pero tenemos la firme decisión de resistir y quedarnos en nuestras casas. Pero necesitamos de todas las personas que viven en Madrid, de todas aquellas que tienen algún problema con su vivienda, de todas aquellas a las que les suben el alquiler, a las que un fondo
compró su vivienda, a las que la Sareb quiere echar. El 6 de febrero es el momento en el que defender juntos el derecho a la vivienda se lleva hasta las últimas consecuencias.
Fuente: Firma Invitada en cuartopoder.es
Foto: 404 Comunicación Popular

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *