Recomendaciones de Ecologistas en Acción para que la Plaza Elíptica deje de ser el punto negro de la contaminación en Madrid

La estación ubicada en la plaza de Fernández Ladreda en Madrid ya ha rebasado niveles de contaminación que no se deberían superar en todo 2019.

Para Ecologistas en Acción resulta imprescindible un plan específico para la zona, en el que deben intervenir todas las administraciones.

La estación de medición de la contaminación Fernández Ladreda, ubicada en la Plaza Elíptica, rebasó el Valor Límite Horario (VLH) de NO2 el pasado día 5 de febrero, al alcanzar 19 superaciones del valor límite legal (según la legislación europea, ninguna estación debería superar el valor de 200 µg/m³ más de 18 veces al año). Ayer continuaron las superaciones en dicha estación, sumando 3 más, con lo que Fernández Ladreda acumula ya 22 superaciones del VLH de NO2 a día 7 de febrero. Esto quiere decir que Madrid ya ha incumplido este límite legal para todo el 2019, cuando apenas estamos al inicio del segundo mes del año.

Lamentablemente, esta no es una situación excepcional, puesto que se ha repetido varias veces en los últimos años. En 2015 el VLH de NO2 se rebasó nada menos que el día 4 de enero en la estación Barrio del Pilar, un registro que todavía hoy constituye un récord europeo. En 2012 el límite se rebasó el día 10 de enero y en 2011 la superación del VLH ocurrió el 8 de febrero.

Fernández Ladreda encabeza todos los años, muy de lejos, la lista de estaciones que superan el VLH de NO2. Pero tiene más problemas. Es junto con la estación de Escuelas Aguirre la que registra valores más altos de valor medio anual de NO2, rebasando invariablemente el Valor Límite Anual (40 µg/m³). Madrid ha incumplido sistemáticamente ambos límite legales que son de aplicación desde 2010, razón por la cual la Comisión Europea mantiene abierto un expediente de infracción a España.

Pero también tiene problemas con las partículas en suspensión. El Ayuntamiento de Madrid incorporó en 2018 analizadores de partículas PM10 y PM2.5 en la estación de Fernández Ladreda, pues de manera inexplicable carecía de estos sensores (algo que Ecologistas en Acción había señalado de forma reiterada). Como era previsible, la estación de Fernández Ladreda se colocó automáticamente la primera en cuanto a contaminación por partículas tanto PM10 como PM2.5 en 2018.

En definitiva, la zona de Plaza Elíptica tiene un serio problema de contaminación. Madrid no podrá cumplir con los valores límite legales que marca la directiva europea si no se acomete un plan específico para esa zona, algo que de momento no está cubierto por las medidas en marcha (protocolo y Madrid Central).

¿Cuál es el problema? En esa zona hay problemas locales, como el tráfico asociado a un colegio ubicado en la plaza (con niños que están expuestos a niveles de contaminación malsanos), paradas “informales” de autobuses a centros de trabajo que podrían organizarse de manera más eficiente, etc. Pero el problema principal de la zona es el tráfico asociado a la A-42, la autovía Madrid-Toledo, una importante vía de acceso de coches a Madrid desde las poblaciones del Sur.

Ecologistas en Acción viene denunciando hace tiempo que el tráfico diario de acceso/salida de Madrid desde la corona metropolitana (y otras provincias) es un serio problema que hay que abordar y que requiere la imprescindible colaboración entre las administraciones local, autonómica y central.

Entre otras actuaciones, resulta necesario:

  • que el Ayuntamiento de Madrid ponga en marcha un plan específico para la zona y que aborde los problemas locales.
  • que el Gobierno central mejore el servicio de cercanías.
  • que las diversas administraciones colaboren para sacar adelante cuanto antes los siempre prometidos y nunca ejecutados carriles bus; prolongar la línea 11 de metro; modificar las líneas de la EMT en la línea necesaria.



Fuente: ecologistasenaccion.org

Y tú que opinas de esto...?

avatar
  Subscribe  
Notify of