Plan SURES: Más Madrid exige más medidas de calado y menos marketing para reactivar la economía de los distritos del sur y este

  • Los distritos del sur y este de la ciudad -donde el desempleo es un 21% superior a la media de la ciudad- han sufrido más que los demás la crisis sanitaria, económica y social derivada de la pandemia. De marzo de 2020 a marzo de 2021, en Villaverde y en Usera el paro ha crecido 5 y 4 puntos más, respectivamente, que en el resto de Madrid
  • El concejal de Más Madrid Nacho Murgui ha declarado que “echamos en falta una verdadera estrategia de reactivación económica e industrial que convierta el sur de la ciudad en un eje de activación productiva basada en la innovación, la sostenibilidad medioambiental y la economía circular”
  • Para ello, es imprescindible el diálogo y la colaboración del Ayuntamiento con los gobiernos autonómico y estatal, agentes sociales, empresariales, sindicales y las universidades públicas, algo que ni siquiera han intentado en dos años. “Ha llegado la hora de poner el sur en el norte de las políticas municipales”, ha subrayado Murgui

A día de hoy, los distritos del sur y del este de la ciudad de Madrid están en peores condiciones que hace un año. La crisis sanitaria, económica y social provocada por la pandemia ha impactado mucho más en las personas que viven en Carabanchel, Latina, Moratalaz, Puente de Vallecas, San Blas-Canillejas, Usera, Vicálvaro, Villa de Vallecas y Villaverde. Estos nueve distritos sufren ahora más desempleo y sus habitantes ocupan trabajos más precarios; su renta media ha caído y la diferencia con respecto a la media de la ciudad es mayor y la demanda de prestaciones sociales ha crecido en estos nueve distritos más que en el resto de la capital. 

Ante esta situación, el concejal de Más Madrid, Nacho Murgui, ha exigido al  Gobierno municipal lo que no ha hecho en los casi dos años del actual mandato: poner al sur en el norte de las políticas del Ayuntamiento. No se puede situar la industria innovadora en el norte y localizar solo las instalaciones contaminantes o las actividades molestas que no generan empleo, como las plataformas logísticas en el sur”.

Murgui, que participa en la Comisión Permanente del Plan SURES que se reúne esta mañana en la Nave de Villaverde, ha criticado que el equipo de Gobierno no ha hecho nada más que poner sobre la mesa “iniciativas pobres, poco ambiciosas e insuficientes, que no sirven para reactivar la economía ni la industria de estos nueve distritos y que no están a la altura del reto que tenemos por delante, son solo marketing. No aborda de manera coherente y sistemática la terrible situación económica y social, sino que sigue renunciando a las medidas más ambiciosas, que son precisamente las más necesarias”.

Más desempleo, más precariedad, más vulnerabilidad y más absentismo escolar en un año

Entre marzo de 2020 y marzo de 2021, el desempleo creció de media un 24,2% en la ciudad de Madrid. En Villaverde, el paro se disparó hasta el 29%; en Usera, hasta el 28,2%; en Latina aumentó un 26,5% y en San Blas-Canillejas, el 26%. En marzo de 2021, la tasa de paro de los distritos del sur y este era un 21% superior a la de la capital.

El paro juvenil en estos distritos también es superior al de Madrid. Los menores de 30 años de estos distritos suponen el 47% de la población joven de la ciudad pero acumulan el 61% de los parados de este tramo de edad de toda la ciudad.


El propio informe elaborado por la Dirección General de Innovación y Estrategia Social del Ayuntamiento de Madrid, “Madrid 2020: diagnóstico social de la crisis por Covid 19” señala que, en lo esencial, la emergencia se concentró sobre todo en el sur y sureste de la ciudad, en los distritos de Latina, Carabanchel, Usera, Puente y Villa de Vallecas y Vicálvaro. Los nuevos vulnerables son vecinos de las personas que ya tenían contacto con servicios sociales. Es decir, la dependencia de los servicios sociales ha crecido en estas zonas de la ciudad. 

Además, los distritos del sur y este, en los que residen el 49% de los menores escolarizados de la ciudad, aglutinan el 79% del absentismo escolar de Madrid.  La tasa de absentismo escolar durante el curso 2019-2020 ha aumentado un 4%, después de años de disminución continuada (gracias a las medidas implementadas en el mandato anterior) y se sitúa ahora en el sur y este de madrid en un 1,18%, casi duplica la de la ciudad (0,73%). 

Para reactivar el comercio, medidas de impacto en vez de marketing

En un contexto en el que el pequeño comercio ha sufrido un duro varapalo, el grupo municipal de Más Madrid lamenta que las medidas que aborda el Plan SURES en materia de reactivación de los ejes comerciales se limiten a la creación de una imagen identificativa de cada uno de ellos y de promoción a través de logotipos, reparto de bolsas, camisetas y banderolas por un importe de 140.000 euros, 15.555 euros por distrito. “En absoluto es una apuesta seria de reactivación del comercio local”, ha constatado Nacho Murgui. 

Al contrario, el comercio de estos distritos necesita medidas de impacto, que fueron consensuadas y recogidas en su momento en el Documento Estratégico de la Oficina del Sur y Este: rehabilitación integral de los ejes comerciales, que incluya el alumbrado público, viario, saneamiento y arbolado; recuperación de locales en desuso, favoreciendo la generación de actividad en los ejes comerciales y el fomento del cooperativismo para ofrecer servicios integrales al comercio minorista.

Recursos que creen empleo. Impulso productivo a equipamientos y proyectos ya creados

El concejal de la formación que lidera Rita Maestre ha recordado que hay varios proyectos creados en el anterior mandato que no han desarrollado, como la Escuela de Hostelería de Santa Eugenia o el centro de iniciativas artesanales y creativas GASTROMAD, en Villaverde. Ambos han servido, gracias a la presión vecinal y a Más Madrid,  para elaborar miles de menús solidarios para las familias desfavorecidas durante la pandemia, pero nada se sabe de su desarrollo como recursos estables de formación y producción. 

Tampoco el Gobierno municipal ha explicado el modelo de proyecto del Centro de Innovación de Economía Circular en Vicálvaro (CEIC); ni de la nueva Factoría industrial de Vallecas, fruto de una enmienda de Más Madrid en el Presupuesto de este año para iniciar la obra; o del desarrollo de la Factoría industrial en Villaverde, ni de la puesta en funcionamiento de la Factoría Industrial de Vicálvaro (FAB LAB).

“A la vista de todo lo anterior -ha concluido Nacho Murgui- parece evidente que el Ayuntamiento está muy lejos de situarse a la altura del reto que la crisis económica y social actual supone. Desde Más Madrid echamos en falta una verdadera estrategia de reactivación económica e industrial que convierta el sur y el este de la ciudad en un eje de activación productiva basada en la innovación, la sostenibilidad medioambiental y la economía circular, tal y como se proponía en el documento estratégico”. 

Lograrlo pasa, necesariamente, por articular un diálogo y una relación de colaboración entre el Ayuntamiento de Madrid, los gobiernos autonómico y estatal, los agentes sociales, empresariales, sindicales y las universidades públicas, como estaba previsto, algo que ni siquiera han intentado en dos años. Fuente: masmadrid.org

También podría interesarte