Más Madrid y Unidas Podemos rubrican con el Sindicato de Inquilinas/os un compromiso que materializará una reivindicación histórica e inédita en la Comunidad de Madrid

El PSOE de Gabilondo; la izquierda ausente del hito: Este Acuerdo de Mínimos ha sido ya entregado a los distintos grupos parlamentarios de la Asamblea Madrid. Más Madrid y Podemos han sido los únicos partidos que se han comprometido a aprobarlo. No nos sorprende la negativa por parte de los grupos actualmente en el Gobierno: PP, Cs y Vox, puesto que han tenido dos años para aprobar estas políticas y no han hecho nada al respecto. Pero sí nos ha sorprendido la negativa del PSOE a sumarse a este Acuerdo.

Comunicado Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid 

El lunes 26 de abril de 2021, la candidata de Más Madrid Mónica García y el candidato de Unidas Podemos Pablo Iglesias, se han comprometido con el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid a aprobar una Ley Urgente por el Derecho a la Vivienda similar a la ILP de vivienda que no se aprobó en 2017 por culpa de PP y Cs, y una ley de contención de los precios del alquiler si el resultado del 4M les permite formar gobierno y y siempre que la administración central cumpla con la promesa de transferir a las CCAA las competencias en materia de vivienda.

Para ello han firmado, en sus respectivas sedes, un acuerdo de mínimos del que Ángel Gabilondo se ha desmarcado rechazando la propuesta, a pesar de que en aquel 2017 el PSOE votó a favor de la susodicha ILP, y de que frente a las elecciones, los alcaldes de los municipios mas poblados de la Comunidad de Madrid como Parla, Fuenlabrada, Alcalá de Henares, Leganés o Getafe, se estén alejando de la línea política del PSOE autonómico al coincidir con la postura de Mas Madrid y Unidas Podemos mediante una casada de mociones presentadas en las últimas semanas a favor de contar con una ley de regulación de los alquileres.

Cabe recordar que casi todas las comunidades autónomas han aprobado en los últimos años leyes autonómicas por el derecho a la vivienda, mientras Madrid sigue siendo la excepción al carecer de ley de vivienda a pesar de estar entre las comunidades mas castigadas por la especulación inmobiliaria. En cuanto a la ley de regulación de los precios del alquiler, esta medida ya existe en Cataluña y en una buena cantidad de países europeos, razón por la cual Madrid tiene que afrontar esta carencia para avanzar en derechos humanos y ser digna de pertenecer a un Estado del bienestar.

La propuesta de adherirse a este compromiso necesario para frenar las subidas abusivas de los alquileres y los desahucios en la Comunidad de Madrid se ha hecho llegar también a PP y Cs, aunque en ambos casos no ha existido ni siquiera una respuesta negativa, a tenor, suponemos, de que sus políticas en materia de vivienda son justo lo contrario a lo que pedimos, y van mas encaminadas a satisfacer el encargo de preservar los privilegios de las elites del ladrillo.

El PSOE no se compromete a regular el precio de los alquileres en Madrid y se pone del lado de PP, Cs y Vox

Desde que comenzó la crisis en 2008, la mayoría de las comunidades autónomas han aprobado leyes por el derecho a la vivienda para hacer frente a la crisis y garantizar este derecho en su territorio. Madrid es de las pocas excepciones que a día de hoy sigue sin tener una legislación propia, aunque las competencias en materia de vivienda estén en manos de esta administración.

Asimismo, durante los últimos años los alquileres han aumentado 30 veces más que los salarios. Desde 2013, el precio medio del alquiler ha subido más de un 50% obligando a muchas familias a dedicar más de la mitad de sus ingresos a pagarlo. La situación es tan insostenible, y ahora aún más agravada por la pandemia, que 7 de cada 10 desahucios son por impago de alquiler.

Ante esta grave situación, el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid y la Coordinadora de Vivienda de Madrid, consideramos que Madrid no se puede quedar atrás y debe seguir los pasos de otras comunidades autónomas aprobando políticas innovadoras en materia de vivienda.

Por lo tanto, hemos exigido a los distintos partidos que se comprometan a aprobar las siguientes dos medidas tras las elecciones:

  1. Ley urgente del derecho a la vivienda
    Aprobar la ILP con este mismo nombre que fue presentada en 2017 en la Asamblea de Madrid con el respaldo de 76.773 firmas. Se aprobará esta ley y se actualizarán e incluirán apartados nuevos en relación al nuevo contexto (en relación al acoso inmobiliario, los contratos de alquiler y las fianzas, el derecho de tanteo retracto de la administración, los intermediarios inmobiliarios, la creación de un Observatorio de Vivienda o la creación de un índice de precios).
  2.  Medidas urgentes en materia de contención de rentas en los contratos de arrendamiento de vivienda
    Aprobar una ley de contención de rentas que regule el precio de los alquileres en zonas tensionadas, cuando el Gobierno central haya otorgado estas competencias a las comunidades autónomas.

Este Acuerdo de Mínimos ha sido ya entregado a los distintos grupos parlamentarios de la Asamblea Madrid. Más Madrid y Podemos han sido los únicos partidos que se han comprometido a aprobarlo. No nos sorprende la negativa por parte de los grupos actualmente en el Gobierno: PP, Cs y Vox, puesto que han tenido dos años para aprobar estas políticas y no han hecho nada al respecto. Pero sí nos ha sorprendido la negativa del PSOE a sumarse a este Acuerdo.

Hasta ahora, el PSOE de Madrid había apoyado todas nuestras demandas. En las últimas elecciones aceptaron nuestro Acuerdo de Mínimos para aprobar la Ley urgente del derecho a la vivienda. Y así mismo, en los últimos meses grandes municipios de Madrid gobernados por el PSOE como: Parla, Fuenlabrada, Alcalá de Henares, Leganés y
Getafe, han aprobado mociones promovidas por el Sindicato de Inquilinas/os de Madrid para promover los puntos del Acuerdo.

¿A qué se debe este cambio de posición del PSOE durante la campaña? Actualmente, el PSOE se encuentra dividido. Por un lado, están los alcaldes, concejales, sus bases y la mayoría de votantes, que nos han manifestado en múltiples ocasiones que apoyan nuestras medidas. Por otro lado, están altos cargos del PSOE, como Ábalos y Calviño, que se oponen a ello. Aunque este segundo grupo sea minoritario dentro del partido, son personas que están en contacto directo con los sectores financieros, que presionan para que no se aprueben. Ahora, el equipo de Gabilondo ha decidido sumarse a este grupo, en lo que consideramos es una traición a sus bases, a sus votantes y a sus alcaldías de Madrid.

Desde el Sindicato de Inquilinas/os somos conscientes de que este cambio dentro del PSOE se debe a la fuerte presión que están sufriendo por parte de bancos y fondos buitre para que sus privilegios no sean mermados. Pero nos parece indigno, que estos grupos intervengan en las campañas y coaccionen a los gobiernos para que no garantice un derecho tan básico como es el de vivienda. La decisión del PSOE le sitúa junto al PP, Cs y Vox en materia de vivienda, algo que no se puede permitir y que, sin lugar a duda, supone una barrera para el avance de los derechos humanos en Madrid y en todo el país.

Es de vital importancia para el Sindicato de Inquilinas/os de Madrid y para el conjunto de la población madrileña que se avance en la protección y el acceso a una vivienda digna. Por este motivo, a lo largo de esta campaña, vamos a visibilizar a través de diferentes acciones el momento histórico que vive el PSOE, y en concreto el equipo de Gabilondo, que deberá elegir si escucha a sus bases, alcaldías y concejales/as o se posiciona con los partidos de la patronal inmobiliaria. Es muy importante que el PSOE de Madrid rectifique y se una a las fuerzas sociales que apuestan por avanzar en derechos y políticas innovadoras en materia de vivienda en la Comunidad de Madrid.

Fuente: tercerainformacion.es

También podría interesarte