Más Madrid recurre el apagón de los semáforos de la A-5 ante los tribunales

  • La formación interpuso este lunes un recurso contra la decisión del Ayuntamiento de Madrid.
  • Considera que esta medida pone en peligro la «seguridad vial» y «la salud» de los vecinos.

Más Madrid interpuso este lunes un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Ayuntamiento de Madrid de desactivar los semáforos instalados en la entrada a la ciudad por la autovía A5, según la información a la que ha tenido 20minutos de fuentes próximas a la formación. El Grupo Municipal decide así llevar a los tribunales una de las primeras medidas que adoptó el Gobierno municipal de PP y Cs, que entendía que su instalación había generado más atascos.

Esta iniciativa fue impulsada por el Ejecutivo anterior de Manuela Carmena para aliviar las molestias (ruido, contaminación…) que padecían desde hace años miles de vecinos del distrito de Latina pese al rechazo de los regidores de municipios como Alcorcón (PP), Móstoles (PSOE), Arroyomolinos (Cs) o Navalcarnero (PSOE), que acusaban a la exalcaldesa de bloquear el acceso a la capital de sus vecinos y generar más atascos.

La plataforma que lideran ahora Marta Higueras y Rita Maestre justifica esta decisión, en un informe que llevará al juzgado si el recurso sigue adelante, argumentando que la medida del actual Consistorio tendrá «consecuencias muy negativas en la seguridad vial», «la salud de las personas» y que ha sido adoptada «ignorando los estudios previos» realizados sobre la situación de la carretera que realizó equipo de gobierno.

En concreto, el documento asegura que la reversión incumple la normativa técnica al no existir la distancia de visibilidad de parada suficiente en la incorporación de los vehículos a la autovía desde la avenida de los Poblados y la carretera de Boadilla. Además, se desoyen las recomendaciones del informe sobre la retirada de los semáforos que hablan de la necesidad de proteger a los peatones que cruzan por el paso habilitado en el enlace de la carretera de Boadilla al no instalarse ni badén ni pulsador en el semáforo que se deja permanentemente en ámbar intermitente.

La formación afirma también que con la decisión del Ayuntamiento «se recupera un punto negro de accidentes» en la ciudad –como es el acceso a la A5 desde la darretera de Boadilla– que había sido eliminado con la instalación de los semáforos.
Más Madrid cree que la decisión tiene consecuencias para la calidad de vida de los vecinos por el aumento del tráfico y de la contaminación. El partido cifra el incremento en la circulación en al menos un 12% (el porcentaje de disminución del tráfico con los semáforos) y sostiene que el transporte público sufrirá un importante deterioro. «Esta situación conlleva graves consecuencias sobre la salud de las personas y puede suponer un grave perjuicio económico para el país y para la ciudad en el caso de imposición de sanciones por incumplimiento de los niveles de contaminación marcados por la normativa europea», señala el informe. El documento indica finalmente que la medida supone un aumento del ruido debido al incremento de la circulación y del incremento del límite de velocidad de 50 a 70 km/h.

Transformación de autovía en calle

Los semáforos de la A5, colocados entre el kilómetros 6.5 y 5.7 del Paseo de Extremadura (A-5) –solo en sentido entrada–, comenzaron a funcionar a finales del pasado mes el febrero. Se trataba del primer paso para la «transformación de la autovía en calle de Madrid». La velocidad de circulación en ese tramo seguió limitada a 70 km/h, excepto en las zonas de aproximación a los semáforos, donde se rebajó a 50 km/h.

En la primera fase del proyecto se abrieron dos nuevas conexiones con la A5: desde la avenida de los Poblados y la calle Carabias. También se habilitó un nuevo carril-bus exclusivo en ambos sentidos de circulación de esta vía, entre los puntos kilométricos 3.7 y 8. Estas actuaciones se complementaron con un radar de tramo entre los kilómetros 4 y 5.7 que empezó a multar el 15 de abril. En una segunda fase, que iba a llevarse a cabo en esta legislatura si Carmena gobernaba, se completaría la transformación de la zona con actuaciones que incluían pasos a nivel para peatones y ampliación de aceras. El actual Ayuntamiento decidió desactivar estos semáforos a finales de junio.
El alcalde José Luis Martínez-Almeida, dijo que los semáforos habían sido «completamente inútiles» y que no habían resuelto «ni una de las cuestiones para los que fueron instalados». «Solo han generado más retrasos en los desplazamientos, más ruido, mas atascos, y no han aportado soluciones a la movilidad sostenible», aseguró Almeida.

¿Se hará al final el soterramiento?

La propuesta del Gobierno municipal para la zona pasa por soterrar 3,8 kilómetros, desde la avenida de Portugal hasta el cruce con la avenida de los Poblados. El plan prevé en el Paseo de Extremadura 80.000 m2 de zonas verdes y tres carriles por sentido con un coste de 180 millones de euros. El edil de Más Madrid, José Manuel Calvo, vaticinó que esa obra no se hará esta legislatura. «No se ha iniciado ningún estudio de la obra», dijo Calvo, quien aseguró que solo el estudio técnico puede durar hasta dos años y medio.

Fuente : 20minutos.es

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Subscribe  
Notify of