Los trabajadores de M21, contra el cierre de “una radio cultural y de servicio público”

  • El Ayuntamiento de Madrid ejecutó este lunes el cierre de la cadena pública, cumpliendo así con una de las promesas electorales de José Luis Martínez-Almeida.
  • Trabajadores y asociaciones de periodistas han criticado el cierre de una radio que ha servido como escuela de «cientos de estudiantes».

Este lunes a las ocho de la mañana la emisora escuela municipal M21 ha desconectado su antena y ha interrumpido su streaming. El Ayuntamiento de Madrid ejecutó este lunes el cierre de la cadena pública, cumpliendo así con una de las promesas electorales de José Luis Martínez-Almeida, quien la había bautizado de manera despectiva “radio Carmena”. La realidad es que el Consistorio contaba con el dial 88.6 FM desde de 1987, que fue recuperado por Alberto Ruiz-Gallardón y después cayó en el olvido hasta ser rescatado por la exalcaldesa.

El cierre de la emisora, que Martínez-Almeida consideró “un capricho” de Carmena, ha provocado malestar en varios sectores, empezando por los los propios trabajadores. Fuentes de la redacción han explicado a cuartopoder.es que la radio ni siquiera abarcaba información política, sino que se trataba de “una radio cultural y de servicio público”. Además el Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM), la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) y la Asociación de la Prensa (APM) han lamentado y rechazado la decisión de acabar con M21, que había servido de escuela para “cientos de estudiantes”.

Jacobo Rivero fue el primer director de la radio desde 2015 hasta septiembre de 2018. Después se incorporaron Ángela Oliva y Toña Medina, quienes ganaron un concurso público para dirigir la M21. “Es un proyecto que antes de nacer llamó a consultas, habló con todos los partidos políticos –PP, PSOE y Ciudadanos–, con universidades, con entidades, con periodistas… Da mucha tristeza que ahora se haga un proceso a la inversa, sin consultar a nadie, en unas circunstancias más propias de una dictadura que de una democracia”, ha manifestado a este diario Rivero.

Los contenidos de M21

Almeida ha tildado la radio de “capricho” y “despilfarro”. Los trabajadores insisten en que sus comentarios denotan “una falta de conocimiento total sobre los programas que estaban produciendo en la radio y una falta de respeto a sus trabajadores”. La emisora actualmente era fruto de la colaboración de tres entidades: Madrid Destino S.A., con nueve empleados encargados de los contenidos; la Agencia para el Empleo, con tres empleadas encargas de gestionar el área de formación de la radio pública; y el Ayuntamiento de Madrid.

En su programación diaria destacaba “la información útil para los madrileños” que incluía el tiempo; el tráfico; el trabajo de la Policía Local, SAMUR y Bomberos; los periodos de inscripción en polideportivos; el pago de impuestos o las alertas de donación de sangre, entre otros ejemplos.

En su programación diaria destacaba “la información útil para los madrileños” que incluía el tiempo; el tráfico; el trabajo de la Policía Local, SAMUR y Bomberos; los periodos de inscripción en polideportivos; el pago de impuestos o las alertas de donación de sangre, entre otros ejemplos.

Por otro lado, también había programas dedicados a la búsqueda de empleo, la educación ambiental o la cultura. Por la emisora de M21 han pasado más de 800 grupos de música como la banda madrileña Vetusta Morla, que se han unido a la recogida de firmas para que “no desmantelen” una radio que, defienden, “no es un instrumento político”.

La emisora, han recordado sus trabajadores, ha colaborado con entidades como el Colegio de Abogados de Madrid, el Colegio de Arquitectos, la Fundación La Caixa, Amnistía Internacional, Radio Naciones Unidas, Cruz Roja, el Hospital Gregorio Marañón, el Hospital Niño Jesús, la Universidad Complutense, la Asociación Sí Puedo, Secretariado Gitano, el Museo de Ciencias Naturales, Save The Children, la Asociación Asión, la Fundación Montemadrid, la Filmoteca y la Cineteca.

Las cuentas de la radio

El alcalde también se ha referido al “presupuesto exagerado” que tenía la radio de Carmena para además registrar poca audiencia. Los trabajadores de la radio han esgrimido que la cadena pública tenía un presupuesto anual de entre 1,2 y 1,4 millones de euros que no han superado “los 3,2 millones de euros a septiembre de 2019” tras su reactivación. Critican que las cifras por encima de los 4 millones de euros, que recogen algunos medios de comunicación, abarcan la inversión puntual que se realizó al inicio para la puesta a punto de los estudios. Un coste que el Ayuntamiento ya no tendría que volver a asumir.

“Nos parece fuera de lugar que una emisora pública y escuela tenga que competir en número de oyentes y en ingresos comerciales con otras emisora, pero además los datos de audiencia que manejamos no son malos”, indican fuentes de la redacción de M21. Hasta agosto de 2019 han registrado 778.578 podcasts descargados, 505.353 oyentes nuevos en streaming, 311.836 usuarios únicos de la m21radio.es y 1.395.383 páginas vistas, además de 19.000 descargas en la plataforma Ivoox.

La radio escuela

Otra de los argumentos que se han esgrimido desde el Ayuntamiento para cerrar M21 es que la dotarán “de un verdadero carácter formativo que no tenía”. Los trabajadores han recibido con “asombro” las declaraciones del alcalde y contestan con más datos: en la radio han trabajado “más de 160 estudiantes en prácticas de comunicación audiovisual, periodismo y técnicos de sonido de universidades públicas y privadas”, además de “100 personas desempleadas de larga duración”, mientras que “unos 100 alumnos” han realizado allí cursos de radio de la Agencia para el Empleo. Los programas educativos de M21 también han llevado el Radio Bus EMT de la emisora a colegios e institutos de Madrid, con “más de 3.000 estudiantes beneficiados”.

Todo el mundo es libre de pensar que debe haber o no medios públicos, pero los argumentos que se están empleando son directamente falsos o medias verdades”, defienden desde la redacción. “Esta idea de que M21 estaba ideologizada nos parece cuanto menos discutible”, han defendido. Ante la imposibilidad de un diálogo con el Ayuntamiento, los trabajadores de la radio pública madrileña han empezado a contactar con sindicatos como UGT. “Nos preocupa nuestro futuro laboral, pero sobre todo queremos que queden claras algunas ideas respecto a lo que ha sido M21”, subrayan.
Fuente: cuartopoder.es

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Subscribe  
Notify of