Los técnicos de Hacienda proponen subir los impuestos a las grandes empresas y a las principales fortunas

El Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) denuncia que las pequeñas y medianas empresas pagan casi tres veces más que las grandes sociedades. Propone establecer un tipo mínimo en el impuesto de sociedades y crear nuevos tramos en el IRPF para que las rentas altas paguen más por sus ingresos.

Las grandes empresas deben pagar impuestos, al menos, como las pequeñas y medianas sociedades. Así lo entiende el Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), que por boca de su presidente, Carlos Cruzado, pidió este viernes en el Congreso que el Gobierno establezca un tipo mínimo de tributación en el impuesto de sociedades (algo que contempla el pacto de coalición PSOE-Unidas Podemos) para evitar que, como ocurre ahora mismo, las pymes paguen porcentualmente hasta el triple de impuestos que los grandes grupos empresariales.

Cruzado compareció este viernes en la comisión de reconstrucción del Congreso, que en estas semanas está recibiendo a expertos en sanidad, economía o asuntos sociales para recoger propuestas de cara a la salida de la crisis del coronavirus. El presidente de Gestha pintó un panorama problemático del sistema impositivo español, al que achacó una «insuficiencia recaudatoria», una preocupante falta de «equidad» y un problema de «fraude» que lo distancian de los principales países de la UE.

Según detalló, España recauda cada año más de cinco puntos menos a través de los impuestos que la media de la UE, lo que implica perder entre 65.000 y 70.000 millones de euros anuales. Y, según señaló, esa distancia se explica en parte por la escasa recaudación del impuesto de sociedades, que grava los beneficios de las empresas y que, ahora mismo, recauda la mitad que en 2007, mientras que el resto de grandes impuestos han recuperado sus cifras recaudatorias tras el derrumbe por la crisis de 2008.

«Los grupos consolidados tributaron entre 2007 y 2016 con un tipo del 6,37%, frente al 16% de las pymes», cifró Cruzado. Y los últimos datos disponibles, los de 2018, van en la misma línea: mientras los grandes conglomerados empresariales abonaron al fisco un 5,69% de sus beneficios de media, las pequeñas y medianas empresas tributaron «al 15,14%»: casi tres veces más. Por ello, el presidente de Gestha reclamó «establecer unos tipos mínimos para que se equipare la tributación de estas grandes empresas a las del resto» a «corto plazo».

Subida del IRPF para rentas altas

Cruzado también abogó por la subida del otro gran impuesto directo: el IRPF. Pero no para todos los ciudadanos por igual, sino para las «personas con mayor capacidad económica». En concreto, el presidente de Gestha propuso «tres tramos nuevos a partir de 125.000, 175.000 y 300.000 euros de rendimientos» anuales a los cuales se les subirían los tipos.

El técnico de Hacienda aseguró que España está por detrás de los países más desarrollados de la UE en la presión fiscal de su IRPF a las rentas más altas, por lo que «hay margen para subir las tasas máximas sin perjudicar el crecimiento». Y abogó, asimismo, por «convertir el impuesto de patrimonio en un impuesto sobre la riqueza» con un tipo mínimo de tributación igual para toda España que evite situaciones como la que se produce actualmente en la Comunidad de Madrid, donde el impuesto está bonificado al 100% y, por tanto, en la práctica no se paga.

Por el contrario, Cruzado no pidió elevar el IVA para aumentar los ingresos y apostó por centrar los aumentos en los impuestos directos (los que gravan en función de la riqueza o los ingresos, como el IRPF o el de sociedades) en lugar de en los indirectos (que se aplican a todos los ciudadanos por igual, como el propio IVA). Así, sostuvo, se cumple el mandato constitucional, que establece la obligatoriedad de un sistema fiscal «redistributivo».

Lucha contra el fraude

El combate contra el fraude fiscal también es un de los elementos clave que deben regir la nueva política fiscal, sostuvo el presidente de Gestha, que denunció que el actual sistema concede «facilidades de elusión a las rentas altas». «Tenemos que poner las bases necesarias para que las personas con capacidad económica no tengan a su disposición esos mecanismos, sociedades, sicav y más instrumentos» para no pagar impuestos, planteó.

Cruzado cifró en un equivalente del PIB de «entre un 20% y un 25%» la economía sumergida española, muy por encima de otros países de la UE. Y pidió al Gobierno que la Agencia Tributaria ponga «la lupa» en «las bolsas de gran fraude».  «Necesitamos un mayor control de grandes empresas y fortunas», y para ello hacen falta más efectivos en Hacienda que puedan combatir la elusión, pidió. Según señaló, en España hay la mitad de personal para combatir el fraude que en la media de la UE.
Fuente: kaosenlared.net


Colabora con Carabanchel.net


Necesitamos tu colaboración para poder traerte todos los dias la actualidad del barrio y sus alrededores...
Con una simple moneda de 2 €uros nos puedes ayudar a poder tener menos publicidad.