“Los macroparkings de la Castellana son otro pelotazo de Almeida a costa de nuestra salud”, Rita Maestre

  • La líder de la oposición en Madrid, Rita Maestre, ha presentado hoy las alegaciones de Más Madrid al proyecto para construir dos macroaparcamientos del paseo de la Castellana y la calle Padre Damián, que darán cabida a 2.000 coches. “Es perjudicial para los vecinos y para la movilidad y el medio ambiente”

  • En enero pasado, Más Madrid ya alegó contra el estudio de viabilidad y ahora lo hace contra el proyecto de construcción, hecho a medida del club blanco. “Es un proyecto insostenible”, ha constatado Rita Maestre, que va en contra incluso del Plan de Mejora del Medio Urbano del Bernabéu, aprobado en 2017

  • Además, incumple la Ley de Contratos; carece de estudio de viabilidad; va contra del Plan Director de Movilidad Ciclista; la zona verde de Castellana desaparece; incumple los puntos mínimos de recarga eléctrica; no tiene plazas para bicis particulares y la mayoría de las plazas de coches son de rotación

  • Los macroparkings estarán a menos de 250 metros del Centro de Salud de la calle Segre, a menos de 300 metros del Centro de Educación Especial Juan XXIII y a menos de 550 metros del Hospital Pediátrico San Rafael, algo completamente incompatible con la salud, ha denunciado Rita Maestre

Otro pelotazo a costa de la salud de los madrileños. La líder de la oposición en la capital, Rita Maestre, acompañada por la concejala Esther Gómez, ha presentado hoy las alegaciones al proyecto para construir dos macroparkings en el paseo de la Castellana y la calle Padre Damián, “que Madrid no necesita”. Este proyecto supondrá meter en el centro 2.000 coches en una zona que, además, está bien comunicada por transporte público y cuenta con aparcamiento suficiente en Azca y en el Palacio de Congresos.

Se trata de un plan insostenible, ha constatado Rita Maestre, va en contra de lo que están haciendo el resto de ciudades europeas, “es una anomalía en los tiempos de emergencia climática que vivimos, desde luego no me extraña que el alcalde Almeida no haya querido ir a la cumbre mundial del clima, porque estas medidas son completamente indefendibles, una vergüenza”.

Incluso, ha relatado la portavoz de Más Madrid, el proyecto incumple la Ley de Contratos, carece de estudio de viabilidad, va contra el planeamiento urbanístico y es incompatible con el propio Plan Especial de Mejora del Medio Urbano y de Ordenación Pormenorizada del Estadio Santiago Bernabéu. Dicho plan fue aprobado en 2017 y estableció las condiciones para garantizar la movilidad sostenible al estadio, fomentando el transporte público y dictaminando que no es necesario hacer ninguna plaza nueva de aparcamiento.

La operación va, igualmente, en contra del Plan Director de Movilidad Ciclista; y no da solución a la desaparición de la zona verde del frontal de la Castellana, que pasa a estar ocupada totalmente por el macroaparcamiento; incumple los puntos mínimos de recarga eléctrica; no cuenta con ni una plaza para bicis particulares; la mayoría de las plazas son de rotación (lo único que importa es rentabilizar la inversión)…
 

Además, las obras y el posterior funcionamiento de los macroparkings incrementarán el tráfico de coches, los ruidos y humos. Pero a Almeida no parece importarle en absoluto, ni que estén ubicados a menos de 250 metros del Centro de Salud de la calle Segre, a menos de 300 metros del Centro de Educación Especial Juan XXIII y a menos de 550 metros del Hospital Pediátrico San Rafael. “Se trata de un proyecto incompatible con la protección de la salud de las personas”, ha remarcado Rita Maestre.

El pasado mes de enero, el grupo municipal de Más Madrid ya presentó alegaciones al estudio de viabilidad. Ahora ha alegado contra el proyecto de construcción de los mismos, que incluyen modificaciones, que van aún más a favor del Real Madrid que las redactadas por el propio club. Las medidas para facilitar, por ejemplo, la asistencia a eventos deportivos en el Bernabéu deben pasar por un refuerzo del transporte público, “no por pelotazos que minan la salud de las personas”.

En materia de contaminación y de salud no se puede permitir el retroceso, defiende la primera fuerza política de la ciudad. De hecho, la estación de medición situada en Ramón y Cajal, cercana a la zona en la que está prevista la construcción de los macroparkings fue la primera estación de Madrid que incumplió los niveles de contaminación en 2022. Y la tercera con peores registros en 2021

Alegaciones de Más Madrid

1.- No cumplen la Ley de Contratos. Si en enero pasado Más Madrid ya denunció la falta de transparencia en este proceso y la ocultación de datos importantes para poder medir el impacto de esta infraestructura (entonces no se publicaron los informes sobre el estudio de demanda de los macroparkings, ni el que hacía referencia al tráfico que se podría generar en la zona), diez meses después, la situación es incluso más grave. El Área de Medio Ambiente sigue sin ajustarse a lo establecido en la Ley de Contratos, que fija un orden claro en la tramitación de los contratos de concesión de obra: 1 aprobación del estudio de viabilidad; 2 aprobación del proyecto; 3,. publicación del contrato de concesión.

2.- Sin estudio de viabilidad. A pesar de no haber aprobado aún ningún estudio de viabilidad, el Área de Medio Ambiente y Movilidad ha destinado 300.000€ a la redacción de un proyecto técnico, dando por buena una propuesta de aparcamientos que todavía están en trámite de información En este momento, el Área ha redactado dos proyectos de ejecución de unas obras que afectan a más de 70.000 m² de superficie, que incluyen más de 2.000 plazas de aparcamiento y con un importe total de las obras por valor de 104 millones de euros, sin tener siquiera aprobado el estudio de viabilidad que ampare dichos trabajos.

Al PP le importa muy poco las posibles alegaciones que puedan realizarse durante la información pública que se está realizando estos días, Almeida ya tiene su proyecto técnico definitivo preparado para construirse.


4.- El proyecto va en contra del planeamiento urbanístico así como de los planes municipales de calidad del aire. Los dos nuevos aparcamientos propuestos no estaban contemplados en el Plan Especial de Mejora del Medio Urbano y de Ordenación Pormenorizada del Estadio Santiago Bernabéu, aprobado definitivamente el 16 de junio de 2017, incluso van en contra del fomento de la movilidad sostenible que promueve el Plan. El proyecto, alega Más Madrid, también va claramente en contra del Plan A de Calidad del Aire y la Estrategia Madrid 360.

El Área de Medio Ambiente tampoco ha solicitado ningún informe a Desarrollo Urbano, para que se pueda analizar lo proyectado y comprobar la viabilidad urbanística de una obra que va a afectar a todo el entorno del Bernabéu durante los próximos dos años.5.– También contra el Plan Director de Movilidad Ciclista, ya no se construirá el carril bici previsto en Concha Espina, a pesar de suprimir el espacio de seis carriles de coches, y las obras afectarán al carril bici de la Castellana al poco de construirse.

6.- Del mismo modo, desaparece la zona verde del frontal del paseo de la Castellana, sin darle una solución posterior, lo que es incoherente con el Plan de Infraestructura Verde y Biodiversidad y con el Plan Especial.

7.– Se incumplen las dotaciones mínimas de puntos de recarga eléctrica. un mínimo que establece la Ordenanza de Calidad del Aire que ha aprobado, precisamente, Almeida, y de plazas para personas con movilidad reducida que exige el Código Técnico de la Edificación.

8La mayoría de las plazas son de rotación. A pesar de estar desfasados, Almeida da por buenos los datos de tráfico del Real Madrid (son de 2018) y con ellos no queda debidamente justificado el dimensionamiento del macroparking. Así, el número de plazas que establecen como necesarias, y que mayoritariamente son de rotación, responde solo a rentabilizar la inversión pero no tiene una justificación a la vista de la demanda.

9.– En los macroparkings no hay ni una plaza para bicis particulares. Las 50 plazas se ponen en el macroaparcamiento de Castellana en la calle. Esto es un problema para los días de partido.

9.- Tampoco se justifica la demanda logística para contar con una plataforma de 2.048m2. Es una plataforma logística que se mete en el parking de Padre Damián, sobre la que no se sabe para qué es ni qué comercios de la zona, si servirá para algo o si es un regalo al Real Madrid para que tengan su espacio para cargar y descargar cosas para el estadio.

10.- El macroaparcamiento ubicado en el paseo de la Castellana ocupará la totalidad de la superficie de la zona verde, con cuatro sótanos bajo rasante. Esta zona verde forma parte de la infraestructura verde conformadora del paseo de la Castellana que, debido a la evolución histórica del ámbito, sufría un corte abrupto de los bulevares en este punto concreto. Se da la paradoja de que suelos con la calificación de ‘vía pública’ en el entorno del Santiago Bernabéu tienen más y mejor arbolado que el futuro proyecto de esta zona verde.

Fuente: masmadrid.org

.
Share
También podría interesarte