Lo que los agradecimientos de Ayuso no cuentan

La cuenta de Twitter de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha convertido en los últimos días en una especie de valla publicitaria de esas que podemos encontrar en la salida de cualquier localidad. Díaz Ayuso está utilizando su perfil en la red social para agradecer a algunos de los principales empresarios del país sus cuantiosas aportaciones –en términos absolutos– que desde sus compañías están realizando para la compra de material sanitario que tanto escasea en esta crisis contra el Covid-19.

En el timeline de la presidenta madrileña desfilan agradecimientos a Ana Botín, presidenta del Banco Santander; a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y del Grupo ACS; y a Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés, entre otros. Pero, ¿qué no cuenta Díaz Ayuso en sus tuits? 

Florentino Pérez y sus negocios con la sanidad madrileña

“He cerrado con su presidente Florentino Pérez una gran donación en materia sanitaria”, escribía Ayuso este martes 24 de marzo, aunque no especificaba en qué consistía exactamente la donación del presidente del Real Madrid y uno de los empresarios más importantes del mundo. Porque el grupo ACS, presidido por Pérez, se convirtió en 2016 en la primera contratista de obras públicas a nivel internacional. También lo es en España, donde solo en 2018 se le adjudicaron contratos públicos de infraestructuras por un valor total de 721 millones de euros, más que la suma de sus dos competidores OHL (332 millones de euros) y Ferrovial (316 millones de euros).

La Comunidad de Madrid también le proporciona sustanciosos ingresos. Según la organización ciudadana Audita Sanidad, la compañía de Florentino Pérez fue la principal contratista de la Consejería de Sanidad de la región en el año 2017, cuando a través de su filial Clece SA se embolsó casi 70 millones de euros gracias a tres contratos. Según el proyecto Quién cobra la obra, de Civio, el grupo de empresas ha recibido más de 165 millones de euros en contratos entre 2009 y 2015, siendo así la contratista más beneficiada por la CAM, presidida por el Partido Popular desde hace 25 años. Lo mismo sucede con el Ayuntamiento de Madrid, donde el empresario incluso llegó a trabajar en su juventud.

Los mimos de la región al empresario no solo provienen del perfil de Twitter de su actual presidenta. En 2015, el Gobierno de la Comunidad de Madrid perdonaba a dos empresas del grupo ACS la fianza de 85.000 que entregaron después de ganar la gestión del Parque Nacional del Guadarrama, y que posteriormente abandonaron a pesar de haber sido elegidas al ver que no les compensaba económicamente llevar a cabo el encargo. La Ley de Contratación del Sector Público permitiría retener la fianza entregada, pero la Consejería de Medio Ambiente optó por devolverla después de que la empresa amenazase con plantear un pleito.

Pérez guarda buenas relaciones con el Partido Popular, aunque también con otros partidos. Así, en 2015, la Fundación ACS entregó 100.00 euros a la Fundación FAES y a la Fundación Pablo Iglesiasvinculadas al PP y al PSOE, respectivamente. En 2008 y 2009 hizo lo propio con la Fundación Privada CatDem Trias Fargas, vinculada a Convergència Democràtica de Catalunya.

Nada de esto se cuenta en los tuits de Isabel Díaz Ayuso. Como tampoco se hace referencia a las más de 100 filiales que ACS tiene en paraísos fiscales según Oxfam Intermón. El desvío de fondos por parte de las empresas del IBEX a paraísos fiscales supone una pérdida fiscal para España de 3.250 millones de euros. O a los numerosos escándalos que el grupo acumula en nuestro país, donde en abril de 2019 se convirtió en la empresa con mayor número de sanciones por amañar contratos: 82,9 millones de euros en tres años.

Cremades & Calvo Sotelo y sus vínculos políticos

“El bufete Cremades & Calvo Sotelo dona a la Comunidad de Madrid una importante cuantía en materia jurídica para autónomos, empresas, asociaciones, etc. ante el coronavirus”. El bufete de abogados ha sido el último, por ahora, en unirse a la lista de agradecimientos de la presidenta de la Comunidad de Madrid en redes sociales. La dirigente popular no ha hecho referencia, sin embargo, a los importantes vínculos políticos que el despacho guarda con su partido. Así, por ejemplo, el exministro del PP Josep Piqué fue nombrado en 2011 presidente del Consejo Asesor de la compañía. A ese mismo órgano se incorporó en 2013 otro exministro, en este caso socialista: José Bono.

La relación del bufete con exministros no acaba ahí. El presidente de la compañía, Javier Cremades, es el secretario general de la Fundación Hispano-Judía, cuyo vicepresidente y fundador es Alberto Ruiz Gallardón, exministro y expresidente de la Comunidad de Madrid. La Fundación Hispano-Judía ha sido noticia en las últimas semanas después de que el Ayuntamiento de Madrid, con el popular Jose Luis Martínez Almeida a la cabeza, haya decidido la cesión por 50 años del edificio otrora ocupado por el centro social La Ingobernable para poner en marcha un museo judío a pesar de que el día de su desalojo, en noviembre de 2019, asegurase que el inmueble acogería un nuevo centro de salud o una biblioteca.

Banco Santander y sus puertas abiertas para políticos del PP

“He hablado esta mañana con Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander, y me ha anunciado una importante donación para la Sanidad madrileña. Todo mi agradecimiento”. Este era el primer mensaje con el que daba comienzo el desfile Díaz Ayuso. Según han informado diversos medios de comunicación, la entidad cántabra ha donado 5 millones de euros para combatir al coronavirus, de los cuales 4 millones de euros irán destinados al hospital temporal que ha sido construido en Ifema, y un millón a la compra de mascarillas que serán remitidas al Ministerio de Sanidad.

Las relaciones del Banco Santander con las altas esferas políticas, sin importar el color del partido, son bien conocidas. Uno de los casos más conocidos de devolución de favores político a la entidad cántabra fue el indulto que otorgó el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en 2011, justo antes de perder el poder, al entonces consejero delegado, Alfredo Sáenz, condenado por acusación falsa. Después, el banco fichó a dos altos cargos del gobierno de Zapatero: Belén Romana y José Manuel Campa.

Sin embargo, más renombre tienen los fichajes provenientes del Partido Popular. Uno de los casos de mayor relumbrón fue el de Rodrigo Rato, contratado como asesor después de que este tuviera que abandonar la presidencia de Bankia al destaparse un gigantesco agujero en sus balances. Tras destaparse los escándalos que le han llevado a prisión, Ana Botín prescindió de sus servicios, aunque de una manera camuflada, disolviendo el consejo en el que se encontraba. 

Ha encontrado acomodo también en el Santander la que fuese ministra de Medio Ambiente durante la primera legislatura de José María Aznar (1996-2000), Isabel Tocino, que ejerce desde 2017 como presidenta del Banco Pastor, propiedad del Banco Santander. Durante los 10 años anteriores había sido consejera externa de la entidad.

Entre 2002 y 2014 también se sentó en el Consejo de Administración del banco el exministro de Asuntos Exteriores del primer gobierno de Aznar Abel Matutesuna de las personas más ricas de España. También recalaron en las filas del banco varios cargos cercanos a la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, como Jaime Pérez Renovales y Elena Sánchez Blanco, después de que el PP fuese desalojado de la Moncloa.

Esto, unido a que el Banco Santander es la compañía del IBEX 35 con más filiales –207, en 2018– en paraísos fiscalessegún denunció Oxfam Intermón, tampoco lo ha contado Díaz Ayuso en sus tuits.
Fuente: Dani Dominguez en lamarea.com

Carabanchel.net utiliza cookies analíticas propias y de terceros para mejorar su navegacion en su visita por esta web. Más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies