Las sicavs tienen 55 millones invertidos en los gigantes europeos de sanidad privada y residencias de ancianos

Justo antes del coronavirus, más de 500 sicavs españolas tenían títulos de la alemana Fresenius y los grupos franceses de residencias Orpea y Korian; el 96% de la inversión correspondía a la dueña de Quirónsalud en España

Las sicavs españolas tienen 55,4 millones de euros invertidos en los tres mayores grupos europeos cotizados dedicados a los negocios de la sanidad privada y las residencias de ancianos, la alemana Fresenius y las francesas Orpea y Korian. El dato, último disponible, corresponde al cierre de 2019, justo antes del estallido de la crisis del coronavirus, que ha puesto en el foco a ambos sectores, y en especial, a las residencias de ancianos, con miles de muertos en sus centros.

Según información extraída de los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a 31 de diciembre de 2019 más de 500 sicavs tenían inversiones en títulos (acciones, bonos, obligaciones…) de esas tres empresas. Eso significa que alrededor del 20% de estos vehículos de inversión, muy utilizados por los grandes patrimonios por su atractiva fiscalidad, tenía inversiones en esos grupos.

A cierre de 2019 había más de 2.500 sociedades de este tipo en España. La cifra lleva tiempo en retroceso ante la amenaza de endurecimiento de la regulación de estos instrumentos, aunque esa promesa ha quedado arrasada en la agenda por el tsunami sanitario y económico de la COVID-19. A cierre del primer trimestre, el patrimonio de estas sociedades había caído un 14,3%, hasta los 25.242 millones, según datos de la firma de análisis VDOS. El detalle de las inversiones de estas sociedades a marzo todavía no está disponible en la web de la CNMV.

De los 55,4 millones que tenían invertidos en esos tres grupos de sanidad privada y residencias de ancianos, la inmensa mayoría, 53,3 millones (el 96% del total), correspondía a Fresenius, el gigante mundial de la sanidad privada y del equipamiento sanitario. Propietario en España de Quirónsalud, el año pasado protagonizó un escándalo mundial tras trascender que había sobornado a médicos en varios países (España incluida) para obtener información privilegiada en concursos públicos.

En los grupos franceses de residencias de ancianos Orpea y Korian, las sicavs españolas tenían invertida a cierre de 2019 una cifra muy inferior: unos 2,1 millones. Estas dos compañías se han consolidado entre los primeros operadores de un sector dominado en España por empresas aseguradoras, grandes fondos y algunas constructoras.

Por sicavs, la que tiene una inversión más elevada, con diferencia, es la del expresidente de Telefónica César Alierta y su familia, Lierde. Undécima de España por patrimonio gestionado a cierre de 2019 (más de 220 millones), cuenta con más de 5 millones en Fresenius.

Entre las grandes fortunas españolas destaca Swift Inversiones, de Leopoldo del Pino, accionista de Ferrovial y hermano del presidente de esa constructora. Esta sicav, novena de España por patrimonio en 2019 (325 millones), tenía a esa fecha 969.000 euros en títulos de Fresenius y otros 910.000 en Orpea. 

Otros nombres destacados entre los rankings de grandes fortunas son los de la familia Molins (dueños de la cementera del mismo nombre), con 1,1 millones en el grupo alemán a través de las sicavs Unión Inversora Patrimonial y Compañía General de Inversiones; y el magnate de la educación privada Jesús Núñez Velázquez, fundador de la Universidad Alfonso X el Sabio, valorada el año pasado en unos 1.000 millones, tras la entrada en su accionariado del fondo de capital riesgo CVC. Núñez preside dos sicavs con algo más de un millón en títulos de Fresenius: Fernanflor de Inversiones y Fomento de Ahorros e Inversiones.

También destacan las hermanas Salazar Garteizgogeascoa, pertenecientes a una de las sagas más adineradas del denominado clan de Neguri, con cerca de 925.000 euros invertidos en el grupo alemán a través de cuatro sicavs: Isaga 2001, Inversora de Valores Comerciales e Industriales, Índices Bursátiles e Inversiones Aspe.

Otros nombres reseñables son los Grifols, dueños de la farmacéutica del mismo nombre. A través de la opaca firma holandesa Scranton BV (holding dueño del 8,672% de Grifols en el que participan miembros de la familia y directivos de esa multinacional del Ibex) controlan la sicav Dunmore Assets, con 351.000 euros invertidos en Fresenius.

En esta empresa también tenía a cierre de 2019 unos 153.000 euros Romercapital, la sicav de los Revoredo, dueños de Prosegur y entre las grandes fortunas españolas.

Nobleza y ladrillo

Un clásico en las sicavs son los representantes de la nobleza. Un ejemplo es la familia Ybarra Careaga. Su hólding Onchena, encabezado por la marquesa de Arriluce de Ybarra, Carmen Ybarra Careaga, está entre los grupos de grandes fortunas que aprovecharon el desplome bursátil de marzo para invertir en grandes cotizadas españolas. Onchena figura como principal accionista de Carfy, sicav con 281.000 euros en Fresenius.

En esta empresa tienen una inversión de unos 243.000 euros dos sicavs presididas por María de las Angustias Martos y Aguirre, VII condesa de Tilly: Haya Inversiones y Arizcun. En ambas es consejero su hijo Carlos Rodríguez San Pedro Martos, conde de Rodríguez San Pedro, que recientemente ponía en marcha la socimi Obosa. Otro ilustre de la nobleza vinculado al ladrillo que también invierte en Fresenius a través de su sicav es Juan Carlos Corsini Muñoz de Rivera, conde de Osorio y presidente de Inversiones Financor, con 61.000 euros en el grupo alemán.

Capítulo aparte merecen los empresarios que en su momento decidieron dar el pase a sus negocios y gestionan parte de su patrimonio a través de sicavs. Destaca una de las ramas de la familia Hinojosa (ex propietarios de Cortefiel), con 233.000 euros en Fresenius a través de Brent Inversiones Sicav; los Botet, ex accionistas de Caprabo (grupo catalán de supermercados que acabaría en manos de Eroski), con 224.000 euros a través de Unelun Invest Sicav; o Eugenio Galdón, fundador de Ono, con 136.000 euros a través de la sicav que preside, Cross Roads Inversiones.

También hay inversiones de sicavs cuyo mayor accionista es una gran empresa. Destaca Hercasol, propiedad de Catalana Occidente, que a cierre de 2019 tenía 1,543 millones en Fresenius. Una entidad con fines benéficos que lleva el nombre de uno de los fundadores de esta aseguradora, la Fundació Antoni Serra Santamans, figura como primer accionista (94%) de Sauce Valores Sicav, que tiene invertidos unos 191.000 euros repartidos al alimón en Orpea y en Korian.

Entre las posiciones reseñables en esta última destacan los 118.000 euros de Morcuera Inversiones, sicav presidida por Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores e Inversores, lobby que defiende los intereses de las empresas españolas con actividad en el exterior; y los 80.000 euros que tenía invertidos a cierre de 2019 Tempera Inversiones, la sicav que preside Ángeles Aristrain. Esta discreta multimillonaria es hija del fallecido industrial José María Aristrain, que, con ayuda de un exministro del dictador Francisco Franco, ocultó durante años parte de su fortuna en Liechtenstein y Suiza, como reveló la investigación de Los Papeles de La Castellana. 

En Korian, destacan los paquetes de Valeria Victrix, sicav de la familia Batalla (constructores que fueron vinculados con la financiación ilegal del PP valenciano), con 74.000 euros; o los 63.000 euros de Chulapico Sicav, vinculada a una rama de la familia Beistegui (dueños de las bicicletas BH).

Entre las numerosas sicavs vinculadas a dueños de empresas medianas que apuestan por Fresenius sobresalen los 414.000 euros de Syriane Capital, controlada indirectamente por el fundador de la zapatera Pikolinos, Juan Manuel Perán; los 192.000 euros de Patricompa Sicav, presidida por Bosco González del Valle y Chávarri, co-presidente y fundador de EDT enventos, una de las agencias de eventos y comunicación más importantes de España; y los 160.000 euros de Lodones Inversiones, una de las sicavs de Víctor Rubio (accionista de Azkoyen, fundador de la ingeniería Eurofinsa y presidente de Friologic) y su esposa, Rosario Lafita González-Gallarza.

Dos de las sicavs con mayores inversiones en Fresenius están vinculadas de alguna forma al sector de la medicina: Kersio Capital, que cuenta con 477.000 euros en el grupo alemán y está presidida por Alejandro Sherk (un cirujano reconvertido en financiero); y Medigestión 02, la sicav del colegio de Médicos de Barcelona, que tiene invertidos 243.000 euros en esa multinacional.

Fuente: Antonio M. Vélez en eldiario.es