La Marea Blanca advierte que Madrid no está preparada para la fase 1

Esta plataforma en defensa de la sanidad pública denuncia falta de personal en la atención primaria, saturación en los servicios de urgencia y una “priorización del mercado sobre la salud”.

Los centros de atención primaria de la Comunidad de Madrid no están preparados para pasar a la fase uno. Así de rotunda se mostró la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (Medsap) – Marea Blanca en un comunicado publicado este 17 de mayo, en la fecha que tendría que haberse celebrado la 90 manifestación de este movimiento.

El anuncio realizado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de contratar 685 profesionales para los centros de salud y 400 técnicos para rastrear los contagios, indican desde esta plataforma, por ahora es “solo una promesa”. Y además, denuncian, una promesa insuficiente ya que desde la Organización Mundial de la Salud recomiendan 30 personas por cada 100.000 habitantes para realizar test y seguir la cadena de contagios, algo que requeriría la contratación de 1.800 profesionales. “No se puede hablar de futuribles, sino de realidades”, dicen.

La petición de la presidenta regional, entre acusaciones al Gobierno central de tratar a la sanidad madrileña “como si fuera del tercer mundo”, se inserta en un momento en el que los centros de salud “no han recuperado la actividad normal” y los servicios de urgencia de la atención primaria siguen cerrados, provocando saturación en las urgencias de los hospitales.

Mientras no solucionen los problemas de falta de personal en la atención primaria y en el rastreo de los contagios, la Comunidad de Madrid “no está preparada para pasar a otra fase”, advierten. “La salud está por encima de cualquier consideración“

Mientras, la “situación está lejos de normalizarse” y los profesionales sanitarios, según Medsap – Marea Blanca, denuncian el aumento de las listas de espera de pacientes con otras patologías, que no han podido ser atendidos durante los peores momentos de la crisis del covid-19. Una falta de atención que puede afectar a la salud de estos pacientes y “al agravamiento de sus dolencias”. El personal sanitario también denuncia cansancio y escasez de material de protección, así como “estrés emocional”.

La necesidad de relevos de profesionales “para que les dé tiempo a recuperarse” se aleja por la falta de personal, la falta de refuerzo y la espiral de contagios entre sanitarios, que ha hecho que más de 5.000 trabajadores de la sanidad madrileña hayan tenido que apartarse de su trabajo. El volumen de personal médico, de enfermería y técnico de baja por coronavirus hacen que las promesas de contratación realizadas por la comunidad resulten especialmente “insuficientes”, según denuncian desde esta plataforma. 

Mientras no solucionen estas deficiencias, la Comunidad de Madrid “no está preparada para pasar a otra fase”, advierten. “La salud está por encima de cualquier consideración. No se puede tratar para satisfacer empresarios ni servir para la competición partidista”, añaden.

Esta plataforma en defensa de la sanidad pública demanda la dimisión de Díaz Ayuso, a la que acusa de ocultamientos, falsedades, “prácticas temerarias” y caos: “Son un peligro para la estabilidad social y la búsqueda real de condiciones para superar esta terrible pandemia y no lo que ellos persisten en alentar: priorización del mercado sobre la salud”.

QUÉ SIGAN LOS APLAUSOS

Frente a una “acción anónima” que llamaba a un “aplauso final” para los trabajadores de la sanidad frente al coronavirus, la Coordinadora Estatal de Mareas Blancas denuncia públicamente que se está intentando “tapar bocas, atar manos, poner freno al hecho de compartir entre la ciudadanía el agradecimiento colectivos hacia todos los profesionales que están haciendo posible nuestro confinamiento”. 

Esta plataforma se muestra completamente en contra de la propuesta de un “cierre digno” de los homenajes de las 20h y señala que se trata de una iniciativa partidista. “Aplaudir más o menos no tiene nada que ver con la dignidad; intentar romper la dinámica social que resulta ser, además de un agradecimiento colectivo, una ocasión para generar colectividad y permitir un gesto por la esperanza, es lo indigno”, señalan.

Mientas dure la emergencia del covid-19, la Coordinadora Estatal de Mareas Blancas llama a ignorar la “proliferación de los ataques contra el estado de alarma y estas peticiones anónimas de cortar el apoyo a los sanitarios” y a seguir con los aplausos: “Este virus lo pararemos mejor aplaudiendo”. 

Fuente: elsaltodiario.com