La Comunidad de Madrid oculta datos para no aclarar los ingresos totales de los beneficiarios de sus becas

La Comunidad anuncia de forma confusa la renta de los beneficiarios de las becas de bachillerato pero no ofrece el número de miembros por hogar, lo que no permite descartar ayudas a ‘cienmileuristas’ pese a que la presidenta ha ironizado sobre que no eran “becas para ricos”

La Comunidad de Madrid ha desglosado este miércoles la renta por miembro de la familia de los beneficiarios de los cheques para el bachillerato. Lo ha hecho dos días antes de que finalice la adjudicación de estas ayudas para cofinanciar los estudios en centros privados y ocultando el número de miembros de cada hogar, lo que impide conocer los ingresos totales de los agraciados con entre 2.000 y 3.700 euros para el próximo curso y, por consiguiente, poner fin a la polémica por la concesión de ayudas a familias ‘cienmileuristas’.

“Más del 94% de las becas se van a otorgar o han sido ya otorgadas a familias con rentas inferiores a los 20.000 euros”, ha explicado el consejero de Presidencia, Enrique López, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Según los datos que ha facilitado el Ejecutivo para tratar de desmontar lo que han catalogado como una “campaña más de la izquierda”, un 63,1% de los cheques irán destinados a rentas de menos de 10.000 euros al año y el 31,1%, hasta los 20.000 euros.

Durante su intervención, López no mencionó en ningún momento que esa renta fuera per capita, sino que se refirió solo a los ingresos de la familia. Si bien es cierto que el tope de renta para solicitar estas ayudas ha sido siempre de 35.913 euros por miembro de la unidad familiar, incluidos los hijos, el Ejecutivo autonómico ha introducido en sus intervenciones la renta familiar. Aunque inicialmente desde la consejería de Educación indicaron a esta redacción que López se refería a ingresos por familia, finalmente han aclarado que se trata de ingresos por miembro de la familia.

Esto hace que los datos ofrecidos por la Comunidad de Madrid este miércoles no sirvan para aclarar la polémica por la concesión de ayudas a familias con altos ingresos, pese a que López haya reclamado que “todos aquellos que critican esta política tomen en cuenta estas cifras, dejen de distorsionar la realidad y dejen de ser demagógicos y de intoxicar a la opinión pública con falsedades, con medias verdades interesadas para dar una versión distorsionada de lo que está haciendo el Gobierno”.

Por ejemplo, en el tramo de rentas más bajas, de menos de 10.000 euros, que son las que más se benefician, una familia formada por dos progenitores y un hijo, podría ingresar hasta 30.000 euros. A medida que la familia crece, el tramo que permite obtener la ayuda para financiar la educación en un centro privado también lo hace de 10.000 en 10.000 euros. Así, una pareja con dos hijos podría tener una renta total de hasta 40.000 euros.

Esto se replica en todos los tramos. En el siguiente, el que va de 10.000 a 20.000 euros de renta, y que supone el 31,1% del total, una familia formada por dos progenitores y un hijo podría ingresar hasta 60.000 euros. Si tiene dos hijos, hasta 80.000, y si fueran 3, hasta 100.000 euros. En la franja que va de los 20.000 a los 30.000 euros, que son el 4,9% de los beneficiarios, para superar el umbral de los seis dígitos basta con una pareja con dos hijos: podrían ingresar hasta 120.000 euros al año y estaría recibiendo una ayuda pública de la Comunidad.

López ha detallado que, “tan solo 100.000 euros han recaído en aquellos con las ganancias más altas, de más de 30.000 euros”. Así, el Ejecutivo de Ayuso confirma que ha dado dinero público para cofinanciar estudios en la privada a familias con ingresos superiores a 30.000 euros por miembro, que en el caso de una pareja con un hijo estaría por encima de los 90.000 euros. Si tuviera dos hijos, serían de 120.000 hasta una cantidad que el consejero no ha detallado. En este tramo entraría, por ejemplo, una pareja con tres hijos que ingresase 180.000 euros, pese a que la presidenta regional reconoció hace unos días que “desde luego no es clase media, o desde luego no es una familia que lo esté pasando mal”.

“Pues resulta que no eran becas para ricos”, ha tuiteado la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Pero, ¿los datos facilitados por su Ejecutivo permiten descartar que familias con ingresos superiores a 100.000 euros hayan recibido ayudas? En absoluto. Sin conocer el número de miembros por hogar es imposible determinar el tope de renta que entra en esos hogares a los que el gobierno bonifica los estudios de sus hijos en centros privados.

“El Ejecutivo regional se siente muy orgulloso de esta política de becas que promueve la igualdad real para todos los estudiantes”, ha asegurado López. Una política de becas que consiste en cofinanciar los estudios en centros privados que ofrecen bachillerato y que se extiende también a educación infantil y formación profesional, pero que deja fuera a las familias de menos recursos que no pueden costear la parte que no cubren las ayudas de la Comunidad de Madrid.

Este año, las ayudas llegan en esa etapa de enseñanza postobligatoria a 13.000 familias, 10.000 más que el año pasado, tras el esfuerzo del Gobierno de Ayuso por incrementar la partida destinada a ellas. Si para el curso que acaba de terminar el Ejecutivo invirtió 9 millones de euros en este concepto, para el que viene serán 43,5 millones, que van a parar directamente a empresas privadas. Los importes por familia también han aumentado, de 3.000 a 3.750 euros para las que ingresan menos de 10.000 euros por miembros, mientras los que están por encima continúan recibiendo 2.000 euros, aunque se ha ampliado el tramo para optar a ellas de los 10.000 a los 35.913 euros.

Fuente: David Noriega en eldiario.es
Foto: Archivo vertele.eldiario.es

También podría interesarte