Gritos por la sanidad pública y John Lennon, la iniciativa de un barrio contra las caceroladas

Varias decenas de vecinos dan la espalda a los manifestantes de las banderas de España, y gritan “sanidad pública”, en el barrio madrileño de La Concepción

Un grupo de vecinos del barrio madrileño de La Concepción, hartos de “el odio” que han traído al barrio las caceroladas contra el Gobierno que se convocan todos los días a las 21.00, llevan varios días organizando una respuesta pacífica. Separados por la distancia de seguridad, varias decenas de vecinos dan la espalda a los manifestantes de las banderas de España, y gritan “sanidad pública” mientras suena la canción Imagine de John Lennon.

“Se trata de ignorarlos activamente”, explica uno de los vecinos de esta iniciativa contra unos manifestantes que “vienen a confrontar con odio” y “se aprovechan de una situación que es grave para todos”. Previamente hubo algunos hechos que indignaron a los vecinos. Una vecina mayor, que se encontraba en su casa con sus nietos, acabó discutiendo por la ventana con un grupo personas de extrema derecha. Varios la increparon e insultaron. La presencia de grupos neonazis en las calles despertó la preocupación. Y han optado por no quedarse de brazos cruzados.

La iniciativa ha surgido de varios grupos vecinales y ahora se organiza a través de grupo de Whatsapp Acción Vecinal la Conce, donde participan un total de 60 vecinos y vecinas de distintas ideologías. Apuestan por una acción que sume a gente de distintas sensibilidades políticas y les permita “recuperar la convivencia”. Este jueves un joven de otro barrio que se había acercado a participar en la acción vecinal sacó la bandera Ikurriña y se acercó a los grupos neonazis. Los vecinos intervinieron para separarlos y que no hubiera un enfrentamiento.

Como estos vecinos pretenden evitar escenas de tensión, este viernes han realizado su última convocatoria frente a las caceroladas, congregando a cientos de personas. Pensarán en nuevas formas de organización pacífica contra la hostilidad que traen estas protestas al barrio. Así ha sido su discurso final: «Los vecinos y vecinas del barrio hemos salido a la calle para decir ‘no’ a quienes intentan legitimar su discurso de odio aprovechando esta tremenda crisis sanitaria. Decimos ‘sí’ a la sanidad pública universal y gratuita, a los grupos de apoyo mutuo vecinal y despensas solidarias y a seguir las recomendaciones sanitarias. Creemos que nuestro mensaje ha sido entendido, por lo que a partir de mañana dejaremos de dar respuesta en la calle para no poner en riesgo la salud pública y el trabajo del personal sanitario, pero seguiremos apoyando la paz y la solidaridad desde nuestras ventanas y redes vecinales. ¡Viva la sanidad pública! ¡Viva la solidaridad! ¡Vivan los vecinos y vecinas de la Conce! ¡Viva el poder popular!«.

Fuente: María F. Sánchez en cuartopoder.es