El sindicato MATS denuncia negligencias en el incendio que acabó con la vida de una persona en el Clínico

Fuentes sindicales del Hospital Clínico San Carlos de Madrid denuncian que no se pudieron abrir las ventanas y el protocolo se activó tarde, en un incendio que acabó con 24 personas atendidas por inhalación de humo

En la madrugada del pasado domingo 14 de mayo un incendio ocurrido en la quinta planta de traumatología del madrileño Hospital Clínico San Carlos acabó con la muerte de un paciente y con 24 personas atendidas. Aunque se desconoce el origen del incendio, aspecto por el que se ha abierto una investigación, desde el sindicato Movimiento Asambleario Trabajadoras de la Salud (MATS) denuncian negligencias en el protocolo de actuación frente a incendios, así como la incapacidad de trabajadoras y trabajadores para abrir las ventanas, lo que provocó que el humo se extendiera entre las plantas y una veintena de intoxicaciones por inhalación de humo.

“Hay un plan de emergencias que establece un equipo de primera intervención, se tienen que activar una serie de mecanismos para que las personas que están en el sitio donde se produce el incendio puedan evacuar la zona. La alarma de incendio no saltó en la planta, los trabajadores no se enteraron. Cuando llegaron las personas del equipo de intervención los trabajadores ya estaban evacuando a gente”, explica a El Salto Santiago Zarapuz, portavoz del MATS, quien especifica que el equipo de primera intervención debe estar compuesto por el jefe de guardia, el servicio de seguridad y trabajadores que tienen formación en ese terreno. Los primeros minutos son vitales. “Este equipo no se presentó porque la actuación no fue bien llevada a cabo porque no se actuó con la celeridad que tenía que haberse llevado a cabo”, asegura Zarapuz.

Como, siempre según este sindicato, el equipo de intervención habría comenzado a trabajar tarde y trabajadoras y trabajadores comenzaron de manera improvisada a evacuar la planta. 17 enfermos fueron derivados a otras salas. Algunos resultaron intoxicados “y se tardó cuatro horas en avisar a los familiares”, denuncia Zarapuz.

Los trabajadores no sabían donde estaban las manivelas para abrir las ventanas y no pudieron evitar que se extendiera el humo”

El portavoz del MATS insiste en un detalle crucial: en los hospitales, las ventanas están cerradas por riesgo de suicidio pero se dispone de manivelas para ventilar la habitación. En este caso los trabajadores y trabajadoras que se encontraban en planta no tuvieron acceso a ellas, según denuncia. “Los trabajadores no sabían donde estaban las manivelas para abrir las ventanas y no pudieron evitar que se extendiera el humo”, afirma. El resultado: 24 personas fueron atendidas, entre ellos personal de enfermería, policías y miembros de seguridad del hospital.

Comunicado de gerencia

Un comunicado emitido por la gerencia del hospital, y al que ha tenido acceso El Salto, asegura que gracias al correcto funcionamiento del protocolo contra incendios del hospital y a la rápida actuación del equipo de primera intervención, el incendio “no afectó a ninguna instalación”. “El fuego fue sofocado por los bomberos y por el personal de primera intervención del hospital”, aseguran.

“Esta rápida y coordinada actuación ha hecho posible que no se hayan visto afectadas otras áreas del hospital, pudiéndose continuar con nuestra actividad”, añaden.

“Los protocolos no se han cumplido, la dirección tiene su responsabilidad, ha habido un maltrato a los pacientes y a los trabajadores”

El representante del MATS insiste: “Los protocolos no se han cumplido, la dirección tiene su responsabilidad, ha habido un maltrato a los pacientes y a los trabajadores. Hubo trabajadores del hospital que estuvieron hasta las 4 de la mañana en urgencia siendo atendidos”.

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com
Foto: Archivo de Álvaro MInguito

separacb
https://twitter.com/yonicuento/status/1659348879467315201
.
También podría interesarte