El restaurante-bar Saigon Music and Lunch-Café Saigon no paga a sus trabajadoras

“Hacer lo que mejor sabemos, crear experiencias completas y diferentes” esta es una de las frases con las que la web de Saigón Music And Lunch – Café Saigon “referencia de comida Asiática en la capital”, se presenta a sí mismo. Sin embargo la realidad es, como suele ocurrir en demasiados restaurantes y locales de hostelería, muy corriente: Café Saigon no sólo no cumple con la legislación laboral, sino que se salta incluso lo más básico como es contratar y pagar a sus trabajadores y trabajadoras.

Es lo que denuncian dos de sus antiguas empleadas que relatan como tras ya haberles dejado sin pagar sus salarios, Luis Durán y Esther Estrada dueños del Saigón Music And Lunch – Café Saigon con la escusa de una obra de refoma en el local, las mandaron para casa sin ni siquiera decirles que las despedían.

Según relata Silvia, “Una amiga me dijo que ella iba a renunciar a Saigón Music And Lunch -se iba a vivir a Barcelona- y que si yo quería reemplazarla como friega platos, y limpieza general del local. Le dije que si, ya que no tenía recursos económicos para seguir manteniéndome y ayudando a mi familia. Me dijo que fuera en el turno de la noche para que aprendiera como era todo, y presentarme a Luis Durán, dueño y socio de Saigón, para que me contratara.

Así fue, llegué el día 30 de Julio al Saigón a las 21:00 horas, allí vi por primera vez a Luis, que dio el visto bueno para que al día siguiente empezara a trabajar. Me habló de las condiciones laborales, que ellos tenían un gestor que les ayudaba a hacer contratos, me indicó el horario de trabajo, que iba a ser de martes a domingos de 12:00 a 16:00 y de 20:00 a 00:00 librando los lunes, por un sueldo mensual de 1.150 euros.

Café Saigon

Pasaron los días y llegó el día del pago, que según mis compañeros era del 5-10 de cada mes. Después de insistirle a Luis que me pagara, el 13 de septiembre me dio 500 euros en efectivo como parte del salario de agosto, 14 días después me dio 250 euros en efectivo.

Después de esto trabajé todo el mes de septiembre, y llegando octubre le pedí que por favor me pagara lo que me debía de agosto y del mes de septiembre. Pensé muchas veces en no volver allí, porque sabía en el fondo que esa situación no cambiaría, pero continué allí con la esperanza de que me diera el dinero que me correspondía por los meses que trabajé.

Finalmente el día 7 de octubre nos dijo que haría unas remodelaciones en el local, para insonorizarlo, y que la remodelación tardaba de 15 a 20 días, después de eso nos llamaba y nos pagaba el restante.
[Foto del interior del Café Saigon]

Pasaron los días, y no sabíamos nada, al ver que no respondía ni a llamadas ni a mensajes, decidí contactar con uno de los socios del local, conocido como Dj Neil. Al contarle lo sucedido negó ser socio del establecimiento, le dije que entonces empezaría con los trámites legales para que me pagaran. Y me amenazó con que el era una figura pública, y yo no podía amenazarlo con denuncias, que me dejaría sin un peso.

Hasta el momento no me han pagado lo que me deben. Ahora mismo me deben 4.629 euros que corresponden a mis salarios según el convenio de hostelería, además de los los items de horas extras, nocturnidad, vacaciones, plus convenio, manutención, preaviso, indemnización etc”.

Pero este no es el único caso, el modus operandi se repite. Como relata otra trabajadora, que prefiere guardar el anonimato: “legue al Saigón music and lunch, en la calle Infanta Mercedes 92 de Madrid, el día 6 de agosto. Tuve la «entrevista» con Esther Estrada, quien me comentó las condiciones laborales, turnos, salario – 1.150 euros mensuales-, etc. Inicialmente me dijo que ellos tenían unos gestores que podrían ayudar a hacerme contrato legal para trabajar allí con todas las prestaciones de ley, así que decidí empezar con ellos.

Tenía turnos de 12:30 a 16:30h, y de 20:00 a 00:00h y los fines de semana funcionaban como bar, el horario era de 12:30 a 16:30h y de 20:00 a 06:00h, o de 14:00 a 00:00h seguido. Trabajé así durante aproximadamente 3 meses en donde los únicos pagos que recibí de Luis Duran fueron el 13 de septiembre 500 euros en efectivo y el 2 de octubre, 120 euros.

El día 7 de octubre nos dijo que debía remodelar el restaurante, para insonorizarlo para los fines de semana que era restaurante-bar, pudieran tener la música a cierto volumen, que esto demoraría de 15-20 días, y que se comprometía a pagarnos lo que nos debía a todos, mis compañeros -también eran latinos- y yo, le creímos.

Intenté varias comunicaciones con ellos, con Luis y con Esther para que me pagaran el dinero que me debían pero no fue posible. Respondieron dos veces diciendo que me pagarían, pero este en este momento, 7 meses después de la última vez que le vi, no he recibido ni un céntimo de lo que me deben. Ahora mismo me adeudan 5.975,69 euros por mi trabajo, según lo que marca el convenio de hostelería. Esto incluye también los items de horas extras, nocturnidad, vacaciones, plus de convenio, manutención, preaviso, indemnización, etc”.

musiclunch

Luego ciertos hosteleros se quejan de no encontrar gente dispuesta a ser contratada por 4 horas, pagarles 8 y que trabajen 12, seis días a la semana. Si lo hacéis porque el negocio no da para más, aceptadlo y cerrad el ‘negocio’. Vivir de explotar al personal está feo, pero si además no pagas a tus trabajadores y trabajadoras y les engañas con promesas que no cumples, estos se organizan para reclamar lo que se les debe, lo que es suyo. #CafeSaigonPagaYa

Fuente: asambleadecarabanchel.org

.
También podría interesarte