El 99% de los alimentos para la población española se podría cultivar en territorio estatal

•    Amigos de la Tierra presenta el Informe “La urgencia de una transición agroecológica en España” donde demuestra que es posible la independencia alimentaria y energética del sistema alimentario, con una producción agroecológica y un cambio de dieta.

•    En la actualidad, para alimentar a la población se utilizan, además de las tierras de cultivo de la geografía española, 9,2 millones de hectáreas de terceros países. Con los cambios propuestos por la organización ecologista utilizaríamos menos de 1 millón de hectáreas del exterior.

•    Para el suministro interno de alimentos se necesita el equivalente a 118 millones de barriles de petróleo, lo que es igual al 25% del total barriles que se consumen en España. 

•    Con el escenario agroecológico se lograría una reducción del 84% en el uso de combustibles fósiles en el sistema alimentario y se dejaría de emitir 124 Mt CO2e, el triple de lo que emiten todos los coches que hay en España en un año.

Amigos de la Tierra presenta el Informe «La urgencia de una transición agroecológica en España» donde se evidencia la gran dependencia del exterior del sistema alimentario. La escasez y la subida de precios de los alimentos, la luz y la gasolina han puesto en tela de juicio el sistema agroalimentario. La importación de todos estos recursos para la producción y consumo de alimentos agrava la situación de vulnerabilidad de la población, especialmente tras el inicio del conflicto bélico en Ucrania.

Esta dependencia puede invertirse, y así lo demuestra la investigación de la organización ecologista. En la misma se comparan cinco estrategias agroalimentarias donde se contempla un cambio de producción y de dieta y se analiza la extensión de tierra que se utilizaría con cada modelo, la cantidad de alimentos que se importarían, así como las energías no renovables que se emplearían en toda la cadena alimentaria, y su contribución a la crisis climática. Los resultados arrojan que una transición hacia una producción agroecológica junto a un cambio de dieta, una alimentación más saludable y local, garantizarían la soberanía alimentaria y energética del modelo agroalimentario.

En la actualidad, para alimentar a la población española es necesaria una superficie agraria en territorio estatal de unos 25 millones de hectáreas (Mha), a la que se suma 9,2Mha de lo que se importa de terceros países, el equivalente a la extensión de Hungría.

El escenario agroecológico con un cambio de dieta implicaría mantener la misma superficie agraria que existe actualmente y permitiría que el 99% de los alimentos necesarios para la población se cultivasen en territorio español. Lo que se traduce en que dejarían de cultivarse 8,2Mha de países terceros, un área igual a la superficie de Austria.

A su vez, la energía no renovable se ha convertido en un elemento indispensable en los sistemas agrarios y alimentarios, con un total 118 millones de barriles de petróleo equivalentes anuales. El modelo agroecológico con cambios en la dieta permitiría reducir en un 84% el uso de combustibles fósiles, necesitando tan sólo 19 millones de barriles de petróleo equivalentes anuales.

La huella de carbono asociada al suministro de alimentos en España es de 100 MtCO2e, de los cuales 34 MtCO2e corresponden a productos estatales, mientras que la huella de los alimentos o materias primas importadas es de 66 MtCO2e. Por otro lado, la huella de los alimentos de origen animal asciende a 91 MtCO2e. El escenario agroecológico lograría una reducción de 124 Mt CO2e, el equivalente al triple de lo que emiten todos los coches en España en un año.

A su vez, plantear una transición agroecológica con cambios en la dieta permitiría una reducción del 100% en el uso de pesticidas y fertilizantes sintéticos y la reducción en un 87% de la contaminación del agua por nitratos. Todo esto garantizaría cumplir olgadamente con la Directiva de Nitratos de la Unión Europea, las Estrategia europeas de la Granja a la Mesa y de Biodiversidad, así como con los próximos Reglamentos europeos de Deforestación importada y de uso sostenible de los productos fitosanitarios.

“Los datos muestran que la producción local puede garantizar un consumo proteico adecuado, reduciendo la proteína animal procedente del exterior y aumentando la producción sostenible en nuestro territorio. Además, las zonas de pastos pueden cerrar ciclos de nutrientes, mejorar la biodiversidad, absorber carbono o reducir los riesgos de incendio” afirma Marta G. Rivera, co-autora del Informe.

Según Andrés Muñoz Rico, responsable de Soberanía Alimentaria de Amigos de la Tierra, “esta investigación demuestra que podemos alcanzar la soberanía alimentaria y la independencia energética en nuestro modelo alimentario. La transformación hacia sistemas más resilientes, justos y sostenibles es de obligado cumplimiento para garantizar el bienestar de la población y del medio ambiente aquí y en los países del Sur Global. La transición agroecológica en España es posible, necesaria y urgente”.

Notas:  

Resumen ejecutivo «La urgencia de una transición agroecológica en España»

Investigación completa «La urgencia de una transición agroecológica en España»

Fuente: tercerainformacion.es

También podría interesarte