Contagios en diferido: el extraño recuento de Madrid

De los 1.433 positivos por PCR notificados por la Comunidad en 9 días de julio, solo 360 engrosan la estadística del mes. El resto se distribuye en meses anteriores. Según la Consejería, los laboratorios pequeños tardan en dar los resultados

La Comunidad de Madrid publica los datos sobre la evolución de la pandemia provocada por la covid-19 en un documento denominado “Informe diario de situación” que se actualiza cada día. La propia página web define así este informe:

“Desde el día 22 de abril, se publica en este espacio información diaria sobre la situación de la infección por coronavirus en la Comunidad de Madrid: variación de la situación epidemiológica, datos de actividad asistencial y mortalidad. También se incluyen los acumulados hasta la fecha. Desde el día 3 de julio, el informe se publica de lunes a viernes, actualizando en el informe del lunes la situación del fin de semana”.

El informe se conoce en torno a las tres de la tarde y define la situación “a cierre del día anterior”. Se presentan tres cifras en la cabecera:

– Positivos PCR (casos nuevos notificados incorporados)

– Positivos PCR (casos nuevos incorporados en las últimas 24 horas)

– Positivos PCR (acumulados)

En la página siguiente, encontramos la tabla “Casos nuevos de Covid-19 notificados por PCR”. Justo debajo de ese título apuntan que “la Comunidad de Madrid consolida diariamente la serie de casos confirmados por PCR, asignando a los casos nuevos notificados la fecha en la que se toma la muestra. Se realiza una actualización diaria de la serie de casos que se adjunta”. 

Si calculamos el promedio de los datos comunicados entre el 1 y el 9 de julio podemos observar que se asignaron de media 21 positivos al día del informe, sobre un total de 159 casos, por lo que 138 positivos conocidos esa semana fueron trasladados a fechas anteriores a la del informe (y nunca se incorporan a los casos diarios publicados en prensa). 

Dicho de otro modo, durante los 9 primeros días de julio se han dado siete veces más casos de los notificados a diario al Ministerio de Sanidad. A 9 de julio, la Comunidad de Madrid ha informado de 1.433 positivos durante este mes. Sin embargo solo han sido asignados 360 en julio. Medios como La Vanguardia ya informaron de esta anomalía el pasado mes de mayo. Pero la Comunidad ha seguido utilizando el mismo método de conteo al menos hasta el 13 de julio. 

¿Dónde está el resto?

Tras analizar a dónde van los positivos de julio asignados a meses anteriores, se observa que la Comunidad había ido metiendo en las últimas 24 horas solo el 14% de las pruebas positivas que comunicaban cada día. La primera PCR positiva notificada este mes la encontramos el día 28 de febrero, la segunda se asigna al 9 de marzo; dos más, al 11 de marzo: otras cinco, al 12; diez, al 13 de marzo, y así sucesivamente hasta encuadrar en marzo 342 positivos de los informes del mes de julio. 

Cabría esperar que todas las muestras positivas que se notifican correspondieran a los días anteriores al informe, no más de cuatro o cinco, pues los resultados de una PCR pueden estar disponibles en apenas unas horas.

CTXT se ha puesto en contacto con la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid en varias ocasiones para pedir aclaraciones a estos desfases. En la primera conversación telefónica, un portavoz del departamento negó que entre el test y la entrada en los registros hubiese más de una semana, como apunta el análisis de CTXT.

En el segundo contacto, vía correo electrónico, Sanidad de Madrid matiza la primera información y pone el siguiente ejemplo para explicar el método utilizado: “Si tenemos 23 PCR nuevas, que algunas son de estudios que por ejemplo se hacen en una residencia y el anciano tuvo síntomas en marzo, desde el punto de vista epidemiológico tenemos que adscribirle (porque hacemos toda la revisión de su situación clínica y lo valoramos además con otras pruebas que pueda tener) a marzo”. Es en una segunda llamada telefónica cuando nos aclaran que los nuevos contagios se apuntan en la fecha en la que se les hace la prueba PCR. 

En esto que ellos mismos denominan “reajuste” llama la atención, en primer lugar, que en las primeras semanas de confinamiento las pruebas eran prácticamente inexistentes. En segundo lugar, no parece muy lógico que una prueba que se realiza en marzo no dé sus resultados hasta julio. 

La Consejería explica que “poco a poco se van incorporando los resultados que llegan con retraso de laboratorios pequeños, privados y no automatizados y se procede a revisarlos”. “Si el paciente al que se refieren tuvo un episodio clínico, por ejemplo en abril, compatible con covid-19, se adscribe ese caso a la fecha de abril”. 

“Por tanto –replican– no solo no engañamos, sino que reajustamos los casos al período de interés epidemiológico, para comprender mejor la dinámica real de la enfermedad”.

En el caso concreto de abril (el 35% de las PCR positivas de julio se adjudican a ese mes), y tras una tercera consulta en la que se pregunta si esas pruebas se realizaron en dicho mes, la Comunidad responde que se hicieron entonces, aunque el funcionario añade: “Tendría que mirarlo”. 

Los responsables de Sanidad de la Comunidad explican que “al principio en Madrid hubo una epidemia explosiva y eso llevó a que sólo se pudieran hacer PCR a los casos ingresados. Posteriormente, ya se pudieron hacer en el ámbito de la Atención Primaria y en otros”. 

Según el informe de la Comunidad, de los casos notificados en los primeros 9 días de julio, casi el 20% se suman a los contagios de marzo. Como ellos mismos argumentan, entonces apenas había pruebas diagnósticas fuera del ámbito hospitalario.

Viaje al pasado 

Seguimos analizando este extraño viaje al pasado de las muestras. Realizamos a continuación el mismo análisis en los meses de mayo y junio.

● Del mes de mayo solo podemos estudiar los positivos que se notifican entre el 12 y el 31 (debido a que antes no se emitía el informe con el actual formato). Los 1.653 positivos se reparten de la siguiente forma:

     ◌ el 34,12 % se adjudica a ese mes de mayo.

     ◌ el 51,60 % se adjudica al mes de abril.

     ◌ el 14,28 % restante se adjudica al mes de marzo.

● El mes de junio se notifican en total 4.787 positivos, que se reparten de la siguiente forma:

     ◌ el 58,18 % se adjudica a junio.

     ◌ el 18,01 % se adjudica a mayo.

     ◌ el 16,59 % se adjudica a abril.

     ◌ el 7,21 % se adjudica a marzo.

     ◌ el 0,02 % se adjudica a febrero.

Desde la Comunidad de Madrid insisten en que “muchas de las PCR han sido llevadas a cabo en hospitales y laboratorios privados y pequeños” y, por ello “la incorporación de datos, en algunas ocasiones incompletos, ha hecho necesaria una tarea de comprobación y grabación manual y estas comprobaciones requieren tiempo y, como es lógico, pueden provocar retrasos”.

Contactado por CTXT, el Ministerio de Sanidad afirma que no puede valorar los datos de las Comunidades Autónomas y se remite a la Comunidad de Madrid, puesto que el registro pertenece a su ámbito competencial.

Curiosamente, los datos colgados por la Comunidad el 14 de julio (un día después de la primera llamada de CTXT) invierten la tendencia anterior. De 47 casos notificados, 28 se anotan en las últimas 24 horas, es decir el 59,6 % de los positivos se apuntan en el mismo día. 

Conclusiones

La práctica de repartir los positivos conocidos cada día entre los meses anteriores se ha venido realizando desde que la Comunidad de Madrid comenzó a emitir este tipo de informe.

Se usó más en el mes de mayo. En junio “solo” se utilizó en el 40% de los casos. En julio sube el número de positivos y se aumenta también el uso de esta práctica. Solo el 21% de los contagios se cuentan este mes, hasta el día 13. Llama la atención el 35% adjudicado al mes de abril, más del doble que en mayo (16%).

El método usado por la Comunidad de Madrid tiene un efecto doble. Primero, la tasa de mortalidad de los meses pasados desciende al aumentar el número total de positivos. El segundo efecto está en el número básico de reproducción o ratio de contagio actual. Sin datos fiables sobre los contagios es imposible determinar el estado actual de la pandemia. 

Fuente: Marina Lobo en ctxt.es
Imagen Portada: Luis Grañena