Carabanchel un jueves más en defensa de la sanidad pública y contra los recortes de personal en el conjunto de ambulatorios del barrio [Vídeos]

Este jueves 18 de marzo, y desde las 18:30h. de nuevo el barrio se manifestó en el Centro de Salud Abrantes, en la Avenida Abrantes, 55

Al cumplirse un año del primer confinamiento, la administración madrileña sigue con sus políticas de desmantelamiento de la sanidad pública, sin importarle sus efectos sobre la salud de los vecinos y vecinas. A pesar de que no remite todavía el riesgo asociado a la pandemia, la sanidad pública sigue estando abandonada a su suerte.

Sabemos que la clave de la salud colectiva es la atención primaria, y los centros de salud son importantes para ayudar a prevenir enfermedades mayores y garantizar una atención adecuada y rápida.

En el Centro de Salud de Abrantes, en Carabanchel, aún sigue habiendo solo cinco mé[email protected] de familia -y sólo en el turno de mañana- , número insuficiente para las cerca de 30.000 personas que abarca el área sanitaria de Abrantes. Estamos hablando, con esas cifras, de que hay un médico por cada 6.000 personas, luego es imposible garantizar una atención adecuada. Además, ya no es solo por los pacientes, sino por la salud mental y física de los trabajadores del Centro de Salud, que no tienen, lógicamente, la capacidad suficiente para poder atender a todo este número de personas.

Hay que resaltar que en febrero de 2020, hace un año, justo antes del inicio de la pandemia el CS Abrantes tenía 16 [email protected] en turnos de mañana y tarde, y ya en esas fechas considerábamos que el centro de salud estaba saturado.

Esto es un maltrato para los vecinos y vecinas del barrio que además ven vulnerado su derecho fundamental del acceso a la sanidad y a la salud. Por eso, desde hace ya siete meses cientos de vecinos y vecinas nos manifestamos con constancia y dignidad cada jueves.

Reclamamos que vuelvan [email protected] 16 mé[email protected] de familia al Centro de Salud de Abrantes, que se abran todos los centros de salud cerrados en la Comunidad de Madrid durante la pandemia.

No luchamos solo por Abrantes ni por Carabanchel, sino por toda la clase trabajadora de la Comunidad de Madrid. La solidaridad obrera es la base de cualquier lucha, pues solo el pueblo salvará al pueblo.

Luchemos por una sanidad pública universal, gratuita y de calidad, no sólo para el barrio, sino para toda la Comunidad de Madrid.

Por su dignidad, para que no lo abandonen, Carabanchel debe movilizarse.

Fuente: tercerainformacion.es

Ampliación @carabanchelnet

También podría interesarte