Ayuso intenta retener con una subida salarial a los profesores de Madrid, los peor pagados de España

La Comunidad de Madrid promete ascensos de entre 75 y 90 euros mensuales a partir del próximo 1 de enero. Los sindicatos alertan que algunas vacantes se quedan sin cubrir ante la huida de profesionales hacia otras comunidades o sectores con mayores sueldos

Los profesores de la Comunidad de Madrid han iniciado el curso 2022-2023 en el grupo de los peor pagados en la geografía nacional. Dependiendo del nivel educativo que se tome como referencia ocupan el último, penúltimo o tercer puesto por la cola, según los cálculos sindicales, que comparan con resultados sonrojantes los salarios educativos de la región más rica de España (en términos de PIB) con los de otras comunidades.

Según un estudio del sindicato UGT publicado el pasado mes de marzo, un profesor de Secundaria en Madrid cobra de salario bruto medio 2.513 euros. El mismo profesional ingresa 3.019 euros en el País Vasco o 2.700 en la cercana Castilla-La Mancha. Solo en Aragón, con 2.462 euros al mes, tiene peores condiciones que en Madrid.

En este contexto la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció este lunes durante el debate sobre el estado de la región una subida de sueldos a profesores y maestros. A los primeros les incrementará 90 euros su salario mensual, mientras que a los segundos el aumento llegará a los 75 euros. Un aumento que llegará a partir del 1 de enero de 2023 en el tramo autonómico -que está congelado desde 2006, advierten los sindicatos- y que se añadirá a la que decida el Estado para el conjunto de todas las comunidades.

Con el incremento anunciado por Ayuso, los profesores de Secundaria de Madrid adelantarán salarialmente a los de otras cinco comunidades, aunque quedarán todavía lejos de la mayoría de regiones españolas, con otras once que ofrecen sueldos de mayor cuantia. En el siguiente gráfico se recogen todas estas cifras.

Díaz Ayuso sigue con este anuncio el ejemplo de Moreno Bonilla en Andalucía, quien el pasado mes de mayo, antes de las elecciones, prometió una subida de 49,5 euros al mes para los profesores de Secundaria y de 43,5 para los de Primaria e Infantil desde este 1 de septiembre. Las cantidades aumentarán progresivamente en la comunidad andaluza hasta el año 2024, hasta llegar a los 165 euros mensuales de incremento. En el caso de la presidenta madrileña, la subida alcanza solo a una parte del curso actual, de momento.

Los sindicatos celebran las intenciones de Ayuso, aunque se muestran cautos sobre su desarrollo y cumplimiento. En principio, la subida hará aumentar los sueldos brutos anuales en 1.260 euros a los profesores y en 1.050 euros a los maestros. El gasto extra que supondrá para Madrid la medida se ha cifrado en 120 millones de euros y el beneficio lo obtendrán tanto los docentes de la educación pública (61.041 trabajadores) como los de la concertada (25.348).

“Es una victoria para el profesorado, el objetivo es la equiparación retributiva con otras comunidades autónomas”, explican fuentes de CC.OO. consultadas por este periódico, que están todavía a la espera de saber cómo se van a adjudicar otros 20 millones de euros en salarios, que la Consejería de Educación quiere repartir como complementos salariales, incentivando nóminas de sus trabajadores más productivos, que enriquezcan “la oferta educativa de la región y la atención al alumnado”, explica el Ejecutivo regional.

Falta de profesores en varias etapas

La noticia del aumento salarial llega con un inicio del curso en el que Educación busca profesores para Madrid desesperadamente, a la vista de que las clases ya han comenzado y muchas plazas están todavía sin adjudicar, pendientes de ser entregadas a docentes interinos. En algunas asignaturas no se completarán, ya que hay más vacantes que educadores. “Faltan profesores en Secundaria, Bachillerato y sobre todo en Formación Profesional, donde la situación es muy extrema en áreas como Informática”, confirma a Somos Madrid la secretaria general de Enseñanza en CC.OO. de Madrid, Isabel Galvín. Decenas de plazas se han quedado sin cubrir en esta asignatura y otras aún ni siquiera han sido ofertadas.

Los profesores tienen peores condiciones laborales en Madrid: su horario lectivo es mayor y las ratios están más elevadas

Los bajos salarios han derivado que profesionales de ramas técnicas como la citada Informática o asignaturas como Matemáticas busquen acomodo en sectores productivos mejor pagados o en regiones donde reciben más salario por impartir sus clases, apuntan desde Comisiones Obreras. “Los profesores tienen peores condiciones laborales en Madrid: su horario lectivo es mayor y las ratios están más elevadas, así que tienen que hacerse cargo de más alumnos”, puntualiza Galvín.

Además, están los educadores contratados a media jornada por la Comunidad de Madrid para todo el curso y que en el caso de Primaria no llegan a mileuristas, indican las mismas fuentes sindicales, que denuncian la precariedad que sufre parte del colectivo.

CC.OO. cifra en 4.714 el número de docentes que necesita Madrid para hacer frente a una reducción de la carga lectiva y equiparse así a otras comiunidades. Y 3.647 profesionales para conseguir la bajada de ratio. Además, calcula que serían necesarios 1.310 más para apoyos y refuerzo, 1.509 orientadores y 1.216 coordinadores del bienestar. En total 12.216 trabajadores más (unos cuatro por cada centro público). El Gobierno de Ayuso destacó este lunes que ha incorporado a 1.266 nuevos docentes y que mantiene a los 2.120 contratados con carácter excepcional durante la pandemia como refuerzo. De momento, con estas cifras la reducción de ratios solo llega a los primeros años de la etapa de Infantil.

Desde CSIF recuerdan que “la Comunidad de Madrid es una de las más caras para vivir” y en la que “más se han notado los recortes del poder adquisitivo que hemos sufrido en los últimos años”. “Este aumento queda lejos de paliar las consecuencias del encarecimiento de los precios”, señalan en un comunicado, en el que también reclaman la convocatoria de una Mesa Sectorial en la que abordar “un calendario ambicioso de subidas que permitan a los docentes de nuestra comunidad igualarse con el resto del territorio nacional”.

“La realidad educativa madrileña es que tenemos la menor inversión por alumnado de todo el Estado, que nuestra red pública es la menor y el gasto familiar en enseñanza el mayor del país”, abundan desde UGT, quienes añaden como otras prioridades “la bajada de ratios en todos los niveles, el aumento de profesorado, la climatización de los centros y su desamiantado”, además de modificar “la política de becas para que éstas sirvan para paliar la desigualdad en la Comunidad Autónoma más desigual de toda España”.

El anuncio del Gobierno del PP llega en un momento clave para un sector que acaba de iniciar el curso: en pocos meses tendrá que abordar con la Consejería de Educación la negociación del nuevo convenio colectivo, entre conatos de vuelta de la Marea Verde, el movimiento que ya causó importantes quebraderos de cabeza a Esperanza Aguirre. El acuerdo anterior, que data de la época de Cifuentes, finaliza su vigencia este año y desde los sindicatos aseguran a este medio que la subida salarial era uno de los objetivos del colectivo, por lo que saludan la presdisposición de Ayuso a incrementar las remuneraciones. Hasta ver plasmadas las subidas salariales adelantadas este lunes, se mantienen recelosos: “El principal problema es que este anuncio se haga realidad y no se quede guardando polvo en un cajón como tantos anuncios del gobierno de Díaz Ayuso en materia educativa”, advierten en CC.OO.

Fuente: Diego Casado en eldiario.es

Foto: Díaz Ayuso, en un acto durante la primera jornada del curso escolar Comunidad de Madrid

También podría interesarte