Ayuso adjudica el mantenimiento del Isabel Zendal a Ferrovial sin concurso público

Por el procedimiento de emergencia y sin concurso público. La Comunidad de Madrid acaba de adjudicar por esta vía, utilizada para todo en el nuevo hospital, un contrato de más de un millón de euros al gigante de la construcción.

Por el procedimiento de emergencia y sin concurso público. La Comunidad de Madrid acaba de adjudicar por esta vía, utilizada para todo en el nuevo hospital Enfermera Isabel Zendal, un contrato de más de un millón de euros al gigante de la construcción, la empresa Ferrovial. Y lo hace tras anunciar un incremento del coste de las nuevas instalaciones de 25 millones de euros. Instalaciones por las que ya se habían invertido 100 millones de euros, 50 millones más que lo presupuestado.

El anuncio, hecho público en el Portal de Contratación Pública de la Comunidad,  fija una cantidad de 1.125.212,75 por el mantenimiento del edificio e instalaciones para el nuevo hospital de emergencias. Esta empresa fue una de las contratas encargadas de realizar las apresuradas obras. Una construcción que, según presumía el gobierno regional se realizó en menos de 100 días y durante la que CCOO denunció la muerte de dos trabajadores. Unas obras que aún no han parado, pues tan sólo se ha podido inaugurar uno de los pabellones de los tres prometidos.

Ferrovial anunciaba en 2019 la consecución de seis contratos para la limpieza en seis hospitales por valor de 80 millones de euros

Ferrovial está capitaneada por Rafael del Pino, multimillonario que ocupa el número cuatro en la lista Forbes en España, con un patrimonio de 3.000 millones de dólares. Esta empresa de construcción lleva ya tiempo en el sector sanitario y acumulando servicios concedidos por distintas administraciones del Partido Popular en Madrid. Así, en 2019 anunciaba la consecución de seis contratos para la limpieza en seis hospitales por valor de 80 millones de euros.

De hecho, Ferrovial, junto a una treintena de compañías más, se vio salpicada por la investigación de la supuesta trama del 1% y por la que declaró en el juzgado Esperanza Aguirre en el seno del caso Púnica. El PP regional habría desviado parte del dinero entregado por las empresas para la construcción de hospitales y centros de salud hasta su caja B, durante los años de la privatización sanitaria en la Comunidad de Madrid. 

Los contratos para la gestión de las nuevas instalaciones hospitalarias, sitas en Valdebebas, se han adjundicado por la misma vía de urgencias a otras empresas como Informática El Corte Inglés, quien gestionará el sistema de información de la UCI por más de medio millón de euros, o Ariete Seguridad, que gestionará por más de 800.000 euros el servicio de vigilancia. Según adelantaba la Cadena Ser, esta empresa es propiedad de la familia de Silvia Cruz, una exconcejala del PP en el ayuntamiento de Alcorcón.

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com

También podría interesarte