Avalmadrid concedió un aval a Libertad Digital por 1,8 millones de euros para optar a una concesión de TDT

El grupo mediático de Federico Jiménez Losantos recibió un aval millonario por parte de Avalmadrid para conseguir una concesión de la TDT madrileña. El presidente, Alberto Recarte, fue consejero de Avalmadrid en 2010 y 2011 en representación de otra sociedad

El Grupo Libertad Digital solicitó un aval por un valor de 1,8 millones de euros para optar a la concesión de las señales de TV en la Comunidad de Madrid, según aparece en las cuentas de 2007 presentadas por la sociedad ante el Registro Mercantil. Avalmadrid, entidad semipública participada en un 30% por el gobierno autonómico madrileño, fue su avalista.

De esta forma, Libertad Digital obtuvo uno de los requisitos necesarios para conseguir la frecuencia de Televisión Digital Terrestre que le permitiría retransmitir por medio de su sociedad Libertad Digital TV en Madrid, aunque finalmente solicitó la devolución de este aval, ya que en 2011 la comunidad autónoma realizó una modificación sobre el tipo de tenencia de estas licencias por la que no era ya obligatorio prestar fianza.

La concesión de este aval, el cual puede llegar a suponer un desembolso para el avalista en caso de que el avalado no pueda responder a las obligaciones de pago que tenga con la institución ante la que se le avala, contrasta con la delicada situación económica en la que el grupo mediático fundado por Alberto Recarte y Federico Jiménez Losantos se encontraba inmerso. Sus ejercicios de 2006 y 2007 contaron con unas pérdidas de 251.998 euros y 692.695 euros respectivamente. Desde El Salto nos hemos puesto en contacto con Avalmadrid para preguntarles sobre las condiciones y requisitos mínimos para optar a un aval de esta institución y si Libertad Digital los cumplía en el año en el que recibió este apoyo, pero hasta el momento no han respondido a nuestras preguntas. 

Alberto Recarte, en aquel entonces presidente de Grupo Libertad Digital, mantuvo una relación cercana con Avalmadrid por su puesto como consejero en los años 2010 y 2011 de la entidad en representación de la sociedad Valoración y Control, S.L. Esta compañía fue sancionada, al igual que otras de las sociedades consejeras de Avalmadrid, a pagar 42.750 euros en 2020 al Banco de España por no atender un requerimiento en materia de control interno, de concentración y seguimiento del riesgo en la empresa avalista madrileña. Por el mismo caso, Avalmadrid recibió una multa de 95.000 euros.

Avalmadrid es una sociedad de garantía recíproca, un tipo de entidad que tiene como objetivo facilitar el acceso a la financiación de las pymes. España cuenta con un total de 16 sociedades de este tipo, entre todas ellas abarcan la totalidad de las comunidades autónomas. En el caso de la entidad madrileña, su nacimiento se remonta a 1985 y en sus inicios estuvo financiada principalmente por dos organismos públicos, uno de ellos dependiente de la Comunidad de Madrid y otro dirigido por el Ministerio de Industria. A pesar de sus cuantiosas pérdidas económicas, entre 2005 y 2008 los fondos de la compañía aumentaron a 48 millones de euros gracias a un convenio entre Caja Madrid y la CAM. Los intentos por garantizar su supervivencia no han permitido que cuente con una posición más solvente. De 2012 a 2019 su ratio de morosidad se ha cuadruplicado llegando al 16,15%.

En 2019 el nombre de Avalmadrid comenzó a aparecer con intensidad en los medios tras hacerse público que una empresa participada al 50% por el padre de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid recibió un préstamo de 400.000 euros de esta entidad cuando Ayuso ya era asesora del gobierno de Esperanza Aguirre. Más Madrid interpuso una denuncia por alzamiento de bienes, pero fue archivada por la Fiscalía Anticorrupción. Entre 2016 y 2017 una investigación del Banco de España sacó a la luz la concesión de préstamos a los empresarios Arturo Fernández y Gerardo Díaz Ferrán, entonces presidentes de la CEIM y la CEOE respectivamente. El organismo regulador expresó que estas operaciones carecían “de lógica económica”.

Fuente: Marcos Muñoz Gómez en elsaltodiario.com
Foto Fran del Olmo

También podría interesarte