Alternativa Republicana llama a pedir la República en ventanas y balcones

La formación política republicana llama en su manifiesto por el 14 de abril a pedir la República con banderas tricolores en los balcones y ventanas junto con la cacerolada contra la monarquía a las 21 horas.

Alternativa Republicana se suma a la convocatoria realizada por diversos colectivos favorables a la República para exhibir tricolores en los balcones y ventanas a lo largo del 14 de abril para culminar en una sonora cacerolada contra la monarquía a las 21 horas.

En su Manifiesto con motivo del 89º aniversario de la proclamación de la II República Española bajo el título «Hacia la República sin excusas» recuerda que no serán posibles los actos públicos que en otros años se celebraban por toda la geografía española. Una renuncia «desde la responsabilidad de defender la salud y la vida de nuestra gente y velando por los primeros en la lucha: el personal que en los centros sanitarios lucha a brazo partido contra la pandemia».

Las consecuencias de esta crisis sanitaria darán lugar a que «afrontemos graves crisis en lo económico, lo político y lo social en un mundo muy distinto al que hemos conocido». El panorama hace imprescindible que una vez superada la crisis sanitaria haya un fuerte movimiento que empuje en favor de cambios profundos y verdaderos que preserven nuestros derechos y libertades y que blinde un estado social fuerte que proteja a los más perjudicados. Algo que debe de traducirse, a juicio de Alternativa Republicana, en la instauración de la República.

Las iniciativas de consultas sobre monarquía o República no son suficientes sino que «ha llegado el momento de ser más directos porque la vía del referéndum está cerrada en este régimen. Hace falta una acumulación de fuerzas políticas y sociales que empujen en favor del cambio de régimen de forma explícita, algo similar a lo que ocurrió para que llegase la República hace 89 años. Quien defiende la sanidad pública o los derechos de las mujeres no pide que se vote sobre ello sino que defiende abiertamente esa reivindicación. Con la República debe suceder lo mismo: no queremos poder votar República, queremos República».

Alternativa Republicana entiende que no cabe presentar como opciones equivalentes a una República con una monarquía corrupta y heredera de los crímenes del franquismo. Hace unas semanas, esta formacion ha hecho un llamamiento a una Convocatoria por la República para acumular el mayor número de organizaciones políticas, sociales y ciudadanía a título particular que pueda impulsar un proceso republicano en España una vez que se supere la crisis sanitaria. Según manifiestan «Un mundo profundamente transformado va a nacer marcado por el colapso del capitalismo neoliberal y las crecientes amenazas del cambio climático, junto con el agotamiento de recursos naturales para la vida humana. Es necesario por ello un cambio profundo en las normas e instituciones de nuestro país para afrontar los retos que supone este futuro transformado amenazado por dinámicas totalitarias, nacionalistas, racistas y autoritarias».

MANIFIESTO ÍNTEGRO

No estaremos en las calles este año para conmemorar con alegría que hace 89 años el pueblo español se liberó de la carga de la monarquía para alcanzar la verdadera democracia al mismo tiempo que reclamamos nuestra legítima reivindicación de alcanzar la III República para romper con las cadenas impuestas por el régimen del 78.

Hace unas semanas que el coronavirus ha puesto patas arriba nuestro mundo y nuestro país dando lugar al confinamiento y paralización de las actividades públicas. Renunciamos desde la responsabilidad de defender la salud y la vida de nuestra gente y velando por los primeros en la lucha: el personal que en los centros sanitarios lucha a brazo partido contra la pandemia.

Las tricolores lucirán en los balcones y a las 21 horas sonaran las cacerolas pidiendo República, como respuesta a muchas cuestiones que en estos días se han hecho más visibles.

Es evidente la necesidad de tener los mejores servicios públicos mejor dotados en medios materiales y humanos: ya sea en la sanidad, en el cuidado de nuestros mayores o en la educación de la generaciones venideras. Lo público lleva sufriendo décadas el expolio de los poderosos para su propio beneficio. Esos mismos que ahora tratan de taparse con donaciones y demás caridades muy difundidas. Para ello es necesario más que nunca un sistema fiscal justo y verdaderamente progresivo.

Afrontaremos graves crisis en lo económico, lo político y lo social en un mundo muy distinto al que hemos conocido. En medio de la incertidumbre, la derecha ultra de nuestro país pretende aprovechar para llevar el agua a su molino fascista y autoritario. Vestidos de salvadores pero sin capacidad de tener la más mínima propuesta constructiva y argumentada. Sirven a los intereses de siempre contra la clase trabajadora.

Este panorama hace imprescindible que una vez superada la crisis sanitaria haya un fuerte movimiento que empuje en favor de cambios profundos y verdaderos que preserven nuestros derechos y libertades y que blinde un estado social fuerte que proteja a los más perjudicados.

En Alternativa Republicana llevamos mucho tiempo insistiendo en que la República es la respuesta adecuada a esos anhelos. No podemos seguir con excusas, rodeos, prorrogas… Queremos y pedimos República y no consultas ni un referéndum. Hemos apoyado las iniciativas de consultas simbólicas como forma de apoyar a la causa republicana pero ha llegado el momento de ser más directos porque la vía del referéndum está cerrada en este régimen. Hace falta una acumulación de fuerzas políticas y sociales que empujen en favor del cambio de régimen de forma explícita, algo similar a lo que ocurrió para que llegase la República hace 89 años. Quien defiende la sanidad pública o los derechos de las mujeres no pide que se vote sobre ello sino que defiende abiertamente esa reivindicación.

Con la República debe suceder lo mismo: no queremos poder votar República, queremos República.

Porque, además, la monarquía no puede ser opción para un republicano o republicana. Simplemente no es democrática. A ello se le une, en el caso de España su total y absoluto descrédito con la corrupción aflorando en fechas recientes. No podemos poner en pie de igualdad una República con una monarquía corrupta y heredera de los crímenes del franquismo. No puede haber debate para quien es defensor coherente de la República.

Un mundo profundamente transformado va a nacer marcado por el colapso del capitalismo neoliberal y las crecientes amenazas del cambio climático, junto con el agotamiento de recursos naturales para la vida humana. Es necesario por ello un cambio profundo en las normas e instituciones de nuestro país para afrontar los retos que supone este futuro transformado amenazado por dinámicas totalitarias, nacionalistas, racistas y autoritarias.

Desde Alternativa Republicana llamamos, por ello, hace una semana a una Convocatoria por la República. El colosal desafío al que nos enfrentamos hace necesaria la mayor acumulación de fuerzas y recursos.

El 14 de abril en las ventanas y balcones. Más adelante pero sin aplazamientos y excusas, en las calles.

¡VIVA LA REPÚBLICA!

¡NO MAS IMPUNIDAD, SI A LA DEMOCRACIA!

Fuente: tercerainformacion.es