Almeida inaugura solo cinco escuelas infantiles en todo su mandato, cuatro de ellas proyectadas por Carmena

El área de Familias del Ayuntamiento eleva a doce el total de centros proyectados o abiertos desde 2019 ya que incluye los dos nuevos centros comprometidos para 2023 y otras cinco escuelas cuya apertura está prevista para 2024

Madrid sigue teniendo una signatura pendiente: cubrir la creciente demanda de escuelas infantiles de entre 0 y 3 años. Según los datos facilitados por la oposición y reconocidos por el Ayuntamiento del Madrid, entre 2019 y 2023 se han puesto en funcionamiento cinco escuelas infantiles ubicadas en los distritos de Moncloa-Aravaca, Retiro, Centro, Villaverde y Vicálvaro, que suman 502 plazas. Sin embargo, de esos cinco centros solo uno es de nueva proyección y ha sido inaugurado este año. Los otros cuatro estaban tramitados en el mandato anterior, bajo la Alcaldía de Manuela Carmena. Este año también estaba previsto abrir dos nuevos centros en Villa de Vallecas y San Blas-Canillejas, con otras 283 plazas pero finalmente no abrirán hasta el próximo curso escolar.

Más Madrid, el principal partido de la oposición en el ayuntamiento de la capital, denuncia que “tras más de un año sin abrir ninguna escuela, en enero de 2023 finalmente se inauguró solo la nueva escuela infantil de Vicálvaro, la única proyectada en este mandato ya que las otras dos proyectadas no han abierto aún”. Desde el área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, que dirige Pepe Aniorte (de Ciudadanos), explican, por su parte, que otras cinco escuelas están ya proyectadas en los distritos de Centro, Retiro, Usera, Salamanca y Tetuán, que sumarán 436 plazas, y cuya apertura está prevista para 2024. Se trata, por tanto, de un compromiso para después de las elecciones municipales.

Para Más Madrid se trata de un triste balance fruto de la “desastrosa gestión de Almeida”, teniendo en cuenta que solo entre 2022 y 2023 se solicitaron 28.671 plazas, por un total de 12.555 familias, de las cuales se quedaron sin plaza el 66% de las solicitantes. No pudieron lograr hueco 8.400 familias, es decir, dos de cada tres. En el curso anterior 2021-2022 se quedaron sin plaza 7.028 familias de las 11.291 solicitudes cursadas, el 58,95% de las familias que lo solicitaron.

A la concejala de este grupo, Carolina Pulido, le parece además “muy grave” que Almeida haya permitido la solicitud de plazas en las escuelas que están proyectadas sabiendo que no están terminadas y que no entrarán en funcionamiento hasta muchos meses después de las elecciones del 28 mayo. “El alcalde ha colocado a 283 familias en esos distritos en la situación de tener plaza solicitada y asignada en unas escuelas que no existen”, apunta.

Pulido recuerda que “en breve se abre el periodo de matriculación y es evidente que de nuevo miles de familias se quedarán fuera porque no se han ampliado las plazas”. Además, cree que el retraso en la apertura de escuelas infantiles ya comprometidas “deja a centenares de familias en situaciones muy complicadas para la conciliación”. “Es evidente que a Almeida no le gusta la infancia ni sus necesidades, las familias jamás han sido una prioridad para él en estos cuatro años”, concluye.

https://twitter.com/masmvillaverde/status/1638172807455707136

Algunos de estos nuevos centros, como el del Cañaveral, se han inaugurado, según denucian, “sin que sea posible poder utilizar el patio porque se ha construido en escalera, por lo que no es accesible, y con material que supone un riesgo para los y las criaturas de la escuela”. Además, todas ellas se han levantado “sin nada de vegetación ni toldos que protejan del sol”, afirman en el grupo que lidera Rita Maestre.

Frente a ese balance Más Madrid pone en valor lo que hizo el anterior Gobierno municipal de Manuel Carmena: “Abrimos 12 escuelas infantiles en cuatro años con 1.575 plazas nuevas para niños y niñas de cero a tres años. La diferencia es abrumadora”, sostienen. Carolina Pulido insiste en que le parece lamentable que el alcalde haya estado “anunciando durante un año la apertura de tres nuevas escuelas en enero pasado, pero solo ha abierto una en Vicálvaro”. “El despropósito es mayúsculo porque ya han confirmado que las otras dos, en Villa de Vallecas y San Blas, no abrirán hasta el próximo curso escolar”, añade

Frente a esto, recuerdan que uno de los compromisos de la candidata de Más Madrid, Rita Maestre, para estas elecciones será “abrir una escuela infantil en cada barrio de Madrid, lo que supondrá 60 escuelas infantiles nuevas”.

Abierto el proceso de renovación de los concursos para las escuelas infantiles

También la presidenta de la Asociación Madrileña de Escuelas Infantiles de Gestión Indirecta (AMEIGI), Diana Pérez, coincide en que es “urgente” hacer más escuelas tanto de la red municipal como de la Comunidad de Madrid para poder ofertar en la ciudad más plazas a las familias con hijos entre 0 y 3 años “porque hay muchos niños que se quedan sin plaza”. Pérez recuerda que el Ayuntamiento de Madrid está ahora en pleno proceso de sacar de nuevo a concurso las escuelas infantiles pertenecientes a la red municipal, muchas de las cuales pertenecen a AMEIGI y están gestionadas por pequeñas cooperativas de educadoras que durante todo ese proceso se mantienen en vilo hasta saber si ha conseguido renovar sus contratos por cuatro o cinco años más.

En una reciente reunión que mantuvieron con el Ayuntamiento, desde este grupo solicitaron tanto la disminución de la ratio en las aulas como el aumento de los profesionales en las mismas, ya que en su opinión todo ello “incide de forma directa en la calidad de la educación”. También pidieron que la propuesta económica para la adjudicación de la gestión de las escuelas no sea un factor determinante ya que creen que estos centros deben “contar con un presupuesto solvente para mantener la calidad”. La asociación está satisfecha porque en dicha reunión el Ayuntamiento se mostró receptivo a fórmula de cálculo de los parámetros económicos utilizada en los últimos concursos, “algo que nos parece muy acertado y quisiéramos que no cambiase de cara a los próximos pliegos”. Para este colectivo el hecho de que se aumenten los presupuestos facilitaría también “poder hacer una revisión de precios de los contratos anualmente, y contar con los recursos necesarios para afrontar las posibles subidas salariales durante la duración del contrato”.

Precisamente, otra de sus demandas es que los contratos de las escuelas, que ahora tienen una duración máxima de cinco o seis años, se amplíen para poder ofrecer “el mantenimiento de proyectos de calidad”. La ley de contratos permite la contratación más allá de los cinco años para aquellos sectores que no tengan que ver con la contratación de productos sanitarios existiendo la posibilidad de poder ampliarlo hasta los 25. “Es un tema preocupante que al final incide en los niños y niñas que asisten a estos centros, porque para que un proyecto tenga calidad necesita de tiempo para fraguarse y de un equipo estable”, explicaron en la reunión a los representantes del Ayuntamiento.

El consistorio presume de gestión

La oposición teme que “este año vuelva a ser un calvario para las madres y padres que buscan plaza pública para sus hijos”. “En un ecosistema tan precario, con una carencia de plazas tan severa, el cierre de una escuela privada supone un desastre para muchas familias”. Un caso reciente fue el cierre de una escuela infantil en el barrio de Butarque, en Villaverde. Allí las familias afectadas se encontraron con una difícil papeleta, buscando plazas en otras escuelas del distrito, que ya se encontraban completas y organizando un sistema de apoyo familiar para poder conciliar.

En una nota de prensa de finales del mes de febrero de este año el área de Familia insistía en que “con la puesta en marcha de cinco escuelas infantiles desde 2019 y la apertura de dos más a lo largo de este año, la Red Municipal de Escuelas Infantiles contará en el curso 23/24 con 72 centros y 8.507 plazas”.

Además, se jactan de haber otorgado 1.442 becas infantiles para el curso pasado 21/22, lo que implica “haber facilitado el acceso a la educación infantil a un 30 % más de familias desde 2019”. El delegado del área, de Ciudadanos, y al que Almeida ha situado como un posible fichaje para estas elecciones de mayo tras ensalzar su gestión en uno de sus carteles electorales, también sostiene que se recibieron otras 4.100 solicitudes para optar a la nueva beca infantil del actual curso 22/23. “No ha habido un mandato mejor para la educación de cero a tres años”, zanja.

Fuente: Carmen Moraga en eldiario.es
Foto: sphaeroid en pixabay

.
También podría interesarte