3D: Un jueves más Carabanchel se manifiesta en contra del cierre del centro de salud Abrantes

Comunicado Asamblea Carabanchel

Esta semana la clase obrera madrileña y la sanidad han sufrido una nueva humillación de parte de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y también de todo el gobierno autonómico. Hemos presenciado cómo han inaugurado un nuevo hospital a las afueras de la ciudad para «ayudar» a controlar los efectos de la pandemia en nuestra región, habiendo costado el doble de lo prometido y sin cumplir el número de camas y UCIs que el propio gobierno autonómico prometió poner en un intento de limpiar su imagen y verse como el salvador.

Y es que esto es una humillación para todo el vecindario, no sólo de Carabanchel, sino de todas las ciudades y barrios obreros de Madrid que tienen que ver cómo la sanidad pública madrileña es desvalijada y destruida poco a poco en favor de unos servicios privados que nadie puede costearse. Se trata de un problema que hemos sufrido durante más de una década y que cada año va a peor.

Vemos las dos caras de una misma moneda: por un lado, las largas colas de pacientes que esperan su turno en los centros de salud a la par que cada vez reducen el número de asistentes sanitarios que puedan atender a esas personas; por otro lado, vemos como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, inaugura orgullosa su nuevo hospital acompañada de la alcaldía de Madrid, que es también del Partido Popular, y toda la cúpula del partido.

Por suerte muchos vecinos y muchas vecinas del Madrid obrero no se dejaron humillar y, acompañando a la presidenta y su partido, se concentraron en favor de una sanidad pública madrileña, gratuita, universal y de calidad y contra esa nueva humillación que hemos sufrido.

Como no cabría esperar, el Centro de Salud de Abrantes sigue siendo víctima de las políticas del gobierno regional. Estos días sólo hay dos mé[email protected] de familia por la mañana, mientras que por la tarde no hay ninguno. Sólo hay una persona de pediatría que, obviamente, no puede atender a los adultos. A su vez, seguimos con el problema de las llamadas no contestadas y las citas que no pueden darse por la saturación. También siguen las colas que llenan toda la calle y las largas horas que esperan muchas personas para ser simplemente atendidos.

Volvemos a concentrarnos a las puertas del Centro de Salud Abrantes para reclamar lo que es justo y lo que nos pertenece como ciudadanas y ciudadanos: una sanidad pública de calidad y asequible para todo el mundo.

Reclamar una sanidad pública gratuita, universal y de calidad no es un mero capricho, sino un derecho que nos están robando en favor de la sanidad privada, la cual no es universal ni gratuita. No hablamos de un problema actual derivado de la pandemia, sino de una sanidad deficiente que nació como consecuencia de las políticas sanitarias que el Partido Popular realizó durante más de una década y que ahora, además, cuenta con la aprobación de otros dos grupos parlamentarios de la Asamblea.

Exigimos, por tanto, una ampliación de la plantilla sanitaria tanto en los grupos de mañana como los de tarde, mayor y mejor asistencia telefónica, mayor número de rastreadores y, sobre todo, una mejora de la sanidad primaria, elemento clave en la calidad de la sanidad española y la principal afectada por estas políticas.

Luchamos por una sanidad pública universal, gratuita y de calidad, no sólo para el barrio, sino para toda la Comunidad de Madrid.

No al cierre de Centros de Salud

Fuente: tercerainformacion.es

Ampliación @carabanchelnet

También podría interesarte