27-S: Huelga, manifestaciones y paros de cuatro minutos y 15 segundos

Además de la huelga estudiantil a nivel estatal y la huelga general laboral convocada en algunos territorios, numerosos lugares de España se manifiestan para pedir que se pase a la acción frente a la crisis climática. La Semana Por el Clima culmina este viernes con una movilización que se prevé masiva

El pasado viernes, en torno a cuatro millones de personas, según datos de la organización 350.org, se manifestaron en ciudades de todo el mundo en una Huelga Mundial por el Clima sin precedentes. En España, la gran movilización está convocada para este viernes, que cierra una semana de acciones en paralelo a la Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU y la publicación del último informe del IPCC sobre la situación de los océanos y la criosfera.

Este día, además de las marchas y la huelga estudiantil en todo el Estado, hay convocada una huelga general laboral en Aragón, Canarias, Euskadi y Navarra. En Andalucía, el sindicato CGT respalda la huelga general en el sector de la enseñanza.

Las organizaciones y plataformas convocantes hacen también un llamamiento a toda la población para que en las oficinas, colegios, ayuntamientos y otros lugares de trabajo se realicen paros simbólicos de cuatro minutos y 15 segundos entre las 11 y las 12 de la mañana de este viernes. Esta duración no es casual: se trata de una forma de visibilizar que el pasado abril se alcanzó una concentración de partículas de dióxido de carbono en la atmósfera de 415 ppm (partes por millón), cuando el límite seguro es de 350 ppm.

Otras reivindicaciones estarán también presentes a lo largo de esta jornada de movilizaciones. Con el lema No hay plan B porque no hay un planeta B, cientos de estudiantes en España llevan desde febrero manifestándose cada viernes como parte del movimiento Fridays For Future impulsado en agosto del año pasado por Greta Thunberg. Este viernes, sin embargo, no será uno más: desde Fridays For Future – Juventud Por el Clima prevén que sea una jornada masiva de movilización, sobre todo en Madrid, donde se espera que la manifestación sea multitudinaria. A los jóvenes se unirán personas de todas las edades y colectivos: desde las organizaciones ecologistas de larga trayectoria –como Ecologistas en Acción, Greenpeace o WWF– hasta los nuevos movimientos surgidos en los últimos meses –como Teachers For Future o Madres Por el Clima, quienes han impulsado un baby block, un espacio seguro para familias, que saldrá a las 17 horas de este viernes desde la puerta Murillo del Paseo del Prado, en la manifestación que tendrá lugar en Madrid–.

En las últimas semanas, además, a estas plataformas se han sumado Feministas Por el Clima, que también contarán con un bloque ecofeminista en la marcha de Madrid, y Trabajadoras por el Clima, que esta misma semana hacían público su manifiesto, con el que pretenden organizarse contra el cambio climático desde el ámbito laboral.

En total, los colectivos y organizaciones que han apoyado el manifiesto inicial de Fridays For Future – Juventud Por el Clima, 2020 Rebelión Por el Clima, Alianza Por el Clima y Emergencia Climática Ya, son más de 300.

En este texto, dichas plataformas mencionan varios objetivos. El principal: hacer un llamamiento a la acción para que la temperatura global no experimente un aumento de más de 1,5 ºC en los próximos años, de cuyas consecuencias ya ha alertado el IPCC. Para quienes convocan las movilizaciones de este viernes, «la responsabilidad de las instituciones europeas y el Gobierno español, así como los gobiernos de las distintas comunidades autónomas y ayuntamientos coordinados con todos los grupos políticos, es estar a la altura de las necesidades que exige el momento». Así lo escriben en su manifiesto. Y añaden que «se tomen las medidas concretas necesarias para reducir rápidamente a cero neto las emisiones de gases de efecto invernadero, en línea con lo establecido por la ciencia y bajo criterios de justicia climática».

Según explica a Climática el miembro fundador de Fridays For Future Girona y autor de El mundo que nos dejáis (Ediciones Destino, 2019), Lucas Barrero, «los motivos de esta huelga son claros: que necesitamos una actuación rápida contra la crisis climática, medioambiental y social, que es una crisis total del sistema en el que vivimos». «No ha cambiado la mentalidad política, seguimos en el discurso, quedándonos en las palabras, pero a la hora de proponer acciones concretas y actuar, que es lo que realmente necesitamos ahora, no se está llegando a nada», apunta Barrero, que ve como claro ejemplo de ello la Cumbre sobre la Acción Climática de la ONU que se celebró este martes.

Para Barrero, el mayor valor de la movilización de este viernes es que «se sumará toda la sociedad», no solo la juventud. Y sobre la amplitud de sectores que abarcan las protestas por el clima, Barrero menciona a las Kellys, el movimiento de camareras de pisos: «No se trata de un colectivo históricamente ecologista pero ya se están manifestando por esto. La huelga de este viernes se distingue de otras en que es una oportunidad para toda la sociedad de pedir justicia climática y social. Esperemos que el 27 de septiembre sea una fecha señalada, como ya lo es el 8 de marzo –Día Internacional de las Mujeres– y esta huelga se repita en próximos años».

En Madrid, la marcha partirá de Atocha a las 18 horas. En Barcelona será a la misma hora desde los Jardinets de Gràcia. Durante la tarde se replicará en otras ciudades: a las 19 horas comenzará la manifestación en Zaragoza desde Paraninfo y a la misma hora en Sevilla, desde El Prado. Todas las convocatorias se pueden consultar en este mapa de Juventud Por el Clima.

No solo en España: otros países también secundan la huelga del 27 de septiembre

Aunque en algunas partes del mundo ya se movilizaron el pasado 20 de septiembre –desde Juventud Por el Clima explican que esto se debe a «un disenso en las fechas entre el movimiento a nivel internacional»– otros muchos que no lo hicieron, pero que sí han participado mediante acciones en esta llamada Semana Por el Clima, lo harán este viernes.

Es el caso de países como Italia, Francia, Suecia, Reino Unido, Portugal, Países Bajos y Canadá, entre otros. En Italia, donde también se espera una participación multitudinaria en las manifestaciones, el ministro de Educación, Lorenzo Fioramonti, ha pedido a las escuelas que «consideren justificada la ausencia de estudiantes que participen en la movilización global contra el cambio climático».

En Suecia, a la movilización juvenil se unirá la comunidad científica, tal y como han escrito 171 investigadores en una tribuna publicada en el periódico sueco Dagens Nyheter: «La política climática debe mostrar resultados más concretos lo antes posible y aumentar la tasa de reducción de emisiones. Mientras esto no suceda, compartimos el llamado de los jóvenes a la necesidad de que nos involucremos».
Fuente: lamarea.com

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Subscribe  
Notify of