20 estaciones de las líneas 1 y 5 de Metro estrenan ventiladores gigantes para mejorar su climatización

La Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras ha activado un plan de actuación para paliar los efectos de las altas temperaturas

ventiladorenmetro

La compañía metropolitana aumentará las revisiones periódicas de las máquinas de aire acondicionado de todos los trenes que circulan por la red de suburbano. También se desactiva la apertura automática de las puertas de los coches para favorecer la conservación del frío del interior.

La Comunidad de Madrid va a instalar 40 equipos de refrigeración en 20 estaciones de Metro de las líneas 1 y 5, con el objetivo de contribuir a paliar los efectos de las altas temperaturas propias de esta época. Este proyecto piloto para la climatización de andenes se inscribe dentro del plan de actuación que la Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras pondrá en marcha estos meses, para garantizar la comodidad de los viajeros y empleados del suburbano.

En concreto, estas máquinas de alta eficiencia estarán situadas en Sol, Chamartín, Alvarado, Iglesia, Antón Martín, Estación del Arte, Atocha, Puente de Vallecas, Buenos Aires y Alto del Arenal, todas en la L1. Asimismo, en Callao, Alonso Martínez, Gran Vía, Chueca, Ópera, Diego de León, Núñez de Balboa, La Latina, Puerta de Toledo y Acacias de la L5

Ya se han instalado los primeros 20 equipos y próximamente se procederá a colocar el resto. Estos funcionan con agua y se activarán de 12:30 a 21:30 horas cuando las temperaturas en el exterior superen los 30 grados, o la AEMET informe de la llegada de olas de calor. 

Además, Metro aumentará las revisiones periódicas del aire acondicionado de todos los trenes que circulan por la red. De producirse una avería puntual, el convoy se envía inmediatamente a reparación y se arregla en un plazo máximo de un día. Otra de las medidas implementadas es la desactivación de la apertura automática de las puertas para conservar la temperatura fría del interior de los coches.

Actualmente, el suburbano cuenta con un Gestor Inteligente de Ventilación (GIV), que permite controlar de forma individualizada cada ventilador y lograr su programación óptima, actualizándose cada ocho horas. Con este sistema se controla la totalidad de la instalación de la red, formada por cerca de 900 ventiladores. 

Se trata, en definitiva, de acciones preventivas que se mantendrán activas durante la época estival y que incluyen, también, la colocación de carteles que informarán a los usuarios sobre cómo actuar ante un golpe de calor o, en el caso de los trabajadores de Metro, sobre qué medidas adoptar ante estas situaciones, especialmente para aquellos profesionales que trabajan en zonas con mayor exposición a las altas temperaturas.

Fuente: metromadrid.es
Foto portada: @Finisterra88

separacb
.
También podría interesarte