18 camas para 45 pacientes: desborde en las urgencias de algunos hospitales de Madrid | Vídeo

El sindicato MATS denuncia la saturación en las urgencias hospitalarias de grandes hospitales de Madrid como La Paz, Ramón y Cajal, Doce de Octubre, Puerta de Hierro o Infanta Sofía, a causa de una quinta ola acompaña del cierre de camas y de una atención primaria deteriorada.

Otro verano más los hospitales de Madrid se enfrentan a un cierre de camas. Pero este no es un verano cualquiera, la quinta ola de covid ha comenzado a desbordar las urgencias hospitalarias de La Paz, Ramón y Cajal, Doce de Octubre, Infanta Sofía o Puerta de Hierro en donde se agolpan pacientes, covid y no covid, a la espera de poder obtener una cama, según denuncian desde el sindicato MATS. Así, por ejemplo y tal y como se ve en el vídeo, el pasado lunes día 19 de julio la sala tres de este servicio de La Paz albergaba a 45 pacientes, en una sala con 18 camas.

“En el Hospital La Paz ha habido que reabrir una de las plantas, que se estaban cerrando por el verano para coger pacientes covid pero como ya no es posible contratar personal ahora mismo se está cubriendo con personas que están doblando turnos”, explica el portavoz del MATS Guillén del Barrio, quien añade que la mañana de este miércoles el Ramón y Cajal ha amanecido con 50 pacientes pendientes de ingresar.

“Los centros de salud no dan a basto. Llegan pacientes con patologías muy sencillas, que si les atendiera su médico de cabecera se hubieran solucionado allí y acaban empeorando”

“Debido a los cierres de camas no es posible ingresarlos, pero están llegando más pacientes, por una parte por la quinta ola, pero también porque los centros de salud no dan a basto. Pacientes con patologías muy sencillas, que si les atendiera su médico de cabecera se hubieran solucionado allí acaban empeorando y vienen al hospital o incluso vienen directamente al hospital porque no consiguen cita para que les vean”, explica del Barrio.

Desde el MATS alertan de que este colapso también se vive en el Doce de Octubre, donde han pasado de atender a 500 pacientes diarios a unos 600, en el Puerta de Hierro, donde llevan teniendo saturación desde el mes de junio, y por tanto previa a la quinta ola, o en el hospital Clínico donde hay salas que tienen 20 pacientes de más.

La semana pasada el sindicato AMYTS denunciaba el colapso en las urgencias del hospital Infanta Sofía, donde la capacidad de la urgencia para pacientes encamados es de 49 y durante el mes de julio amanece con más de 60. Algunos esperan hasta cinco días para conseguir una cama, mientras se han mantenido cerradas dos plantas de ingreso, así como la torre cuatro, que no ha sido abierta desde su inauguración, con capacidad para 200 camas y una UCI de 16 puestos para pacientes en estado crítico. Y es que, pese a esta situación, y tal y como denuncian desde CCOO el Gobierno regional ha autorizado ya el cierre de 2.140 camas en 21 hospitales madrileños, entre el 30 de junio y el 1 de octubre.

Para el MATS a los cierres de camas en esta quinta ola se suma “el deterioro intencionado” de la Atención Primaria que solucionaba el 80% de las necesidades de salud de la población. “En los centros de salud en estos momentos se siguen ofertando contratos de sustitución de pocos días de duración, por lo que los profesionales emigran a otras regiones e incluso a otros países donde se les ofrecen condiciones laborales dignas”, alerta este sindicato para el que es básico aumentar el presupuesto de este escalón, que actualmente es del 10% del total, hasta alcanzar un 25%.

Fuente: Sara Plaza Casares en elsaltodiario.com

También podría interesarte