Pladigmare: Situación de las Residencias en julio 2020

NOTA DE PRENSA DE PLADIGMARE SOBRE LA SITUACIÓN DE LAS RESIDENCIAS EN JULIO DE 2020.

Hemos tenido una reunión con D. Alberto Reyero Zubiri, Consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid y con Dª Begoña Cortés, Directora General de Atención al Mayor y la Dependencia, para analizar la situación actual de las Residencias.


Nos ha manifestado su intención de reunirse con la patronal de las Residencias, con los sindicatos de trabajadores, con los partidos políticos y con las Asociaciones de Familiares para conocer nuestras propuestas sobre cómo debe ser el modelo de cuidados para las personas mayores una vez pasada la pandemia de la Covid-19.


La reunión se ha centrado en la situación actual de las Residencias por razones obvias, sin poder anticipar nada sobre cuáles son nuestras propuestas para el nuevo modelo de cuidados y de Residencias.


Resumidamente, le hemos planteado la necesidad de humanizar el protocolo de visitas para convertirlo en algo más íntimo que no requiera tener que gritar para comunicarnos con nuestros familiares; nuestra preocupación por la formación recibida, que desconocemos, tanto por el llamado personal de referencia que debe acompañar las visitas, como por el resto de trabajadores, y no sabemos de ninguna formación ofrecida ni por empresas, ni por la Administración Regional; la necesidad de publicar periódicamente en qué fase de la desescalada están todas y cada una de las Residencias, para que los familiares sepan cuáles son sus derechos de visita y hemos planteado que no nos ofrece ninguna seguridad que para pasar de una fase a otra, se confíe en una declaración responsable del Director de la Residencia sobre la disponibilidad de un stock de EPIs suficientes, así como que se permita tener hasta un 25% menos de personal para atender a los residentes. Se ha pedido que se hagan PCRs a los trabajadores de los servicios externalizados de las Residencias Públicas y pruebas serológicas para residentes que permitiría desescalar de una manera más segura.


Hemos planteado también la situación de las personas que han sacado a sus familiares de las Residencias, en función de la opción excepcional ofrecida por la Comunidad de Madrid y a las que ahora se les está presionando para que vuelvan, a algunas se les sigue cobrando la Residencia como si la siguieran utilizando y, a otras, se les retira la prestación económica vinculada al servicio, si no pagan la Residencia como si la estuvieran utilizando. Hemos propuesto que no se puede cobrar por un servicio que no se presta y que los 45 días al año que un residente puede estar con sus familiares fuera de la Residencia conservando el derecho a la plaza, se cuenten a partir de que la Residencia en cuestión entre en la fase de “nueva
normalidad”. Han quedado en “estudiarlo”.

Hemos salido con la sensación de que se sigue sin tener un control
efectivo de lo que pasa en las Residencias de la Comunidad de Madrid,
salvo en las 25 Residencias de titularidad y gestión pública, en las que,
nos imaginamos, no les queda más remedio que saber lo que ocurre

Por último, les hemos planteado nuestro temor sobre lo que vaya a pasar este verano en las Residencias.

Seguimos como en veranos anteriores. No hay ninguna garantía sobre la
existencia de climatización en las Residencias, ni instrucciones sobre
temperaturas máximas o mínimas en las mismas. Ahora sin el apoyo ni el
control de las visitas de los familiares, existe un serio peligro de
deshidratación y desnutiricón de los Residentes. Va a haber menos
personal, con la complicidad de la CM. Puede haber hasta un 25% menos
de personal, incumpliendo Pliegos y sentido común, en una crisis sanitaria
como la actual.

Ya en el verano de 2019, denunciábamos la situación en las Residencias de la Comunidad de Madrid, con el deficiente funcionamiento de las climatizaciones, las elevadas temperaturas en muchas Residencias y la alarmante falta de personal que se producía en la época estival.

O se pega un puñetazo encima de la mesa por parte de la Comunidad de Madrid y se intervienen todas las Residencias que sigan incumpliendo protocolos y no ofrezcan garantías de veracidad sobre cuál es la situación de las Residencias en nuestra Comunidad -y aquí queremos señalar a los grandes grupos empresariales-, o el desastre va a seguir continuando. Hacemos un llamamiento a los médicos de los hospitales para que pongan en conocimiento de la Fiscalía los casos de personas mayores que, derivadas por las Residencias, les lleguen desnutridas y/o deshidratadas, o en una situación que pueda revelar una alarmante falta de cuidados hacia las mismas.
Madrid, a 7 de julio de 2020.

Por la Junta Directiva
Miguel Vázquez Sarti
Presidente de PLADIGMARE.