La falta de personal hace que el hospital madrileño Virgen de la Poveda cierre más del 60% de sus camas

El Hospital Virgen de la Poveda, centro público de media estancia de la Comunidad de Madrid calificado como “de difícil cobertura”, atraviesa uno de sus peores momentos debido a la falta de profesionales, que ha llevado a que, en la actualidad, todos los puestos del equipo directivo estén vacantes

HospitalVirgenPoveda

Esta falta de dirección, unida al déficit de personal médico y de enfermería, provocan que el hospital cierre la mitad de sus unidades y con ello, deje solamente 106 camas operativas, de las 276 que tiene el centro hospitalario. Este verano es el año que más camas se cierran en este centro, a pesar de que este tipo de camas de media y larga estancia son la más necesitadas en la Comunidad de Madrid. 

Las categorías más deficitarias (médicos y enfermeras) tienen a día de hoy una cobertura real de tan solo 15 y 56 profesionales respectivamente. Y esta exigua cifra sigue en descenso dado que, en los próximos tres meses, 21 de los profesionales de enfermería se van a trabajar a otra Comunidad Autónoma, donde han obtenido plaza con mejores condiciones. Y mientras tanto, la preocupación aumenta entre el personal porque se avecinan los periodos vacacionales y el centro debería tener contratadas suplencias de verano.

El director médico está de baja, el director de gestión se marchó del hospital en el mes de abril y a principios de mayo se fue la directora de enfermería y esta semana se ha despedido el Gerente. En ningún momento se ha sustituido a ninguno de ellos, a pesar de que desde CSIT UNIÓN PROFESIONAL, sindicato representativo en el ámbito, hemos pedido que el SERMAS haga nombramientos provisionales que permitan el normal funcionamiento del hospital. 

Durante este tiempo, los profesionales están intentando hacer lo imposible para que todo funcione y los pacientes del centro no noten el caos organizativo, pero siguen esperando que desde la Consejería cubran estos puestos de responsabilidad y acometan medidas que atraigan realmente a los profesionales a trabajar en este centro. Medidas como las propuestas por CSIT UNIÓN PROFESIONAL, como implantar turnos rotatorios remunerados o un complemento de ruralidad que motive a los profesionales a solicitar trabajar en este hospital.

Aunque todos los hospitales públicos del SERMAS catalogados como “de difícil cobertura” están en situaciones similares, la Consejería de Sanidad sigue sin dar soluciones a este problema. Hace unos días, CSIT UNIÓN PROFESIONAL le ha reiterado a la consejera la urgente necesidad de solventar esta situación crítica lo antes posible, pero no hay ninguna propuesta por su parte para negociar un nuevo acuerdo para los centros de difícil cobertura.

La sensación de abandono que tienen, tanto profesionales como pacientes, choca con las declaraciones de la presidenta que, en varias ocasiones ha transmitido su preocupación por el problema que existe con las camas de media estancia. De hecho, el Consejo de Gobierno aprobó en septiembre el gasto de 1.47 millones de euros para la construcción del nuevo hospital de media estancia, Sierra Norte, que será público, pero de gestión privada. 

Fuente: tercerainformacion.es

separacb
.
También podría interesarte