La falta de accesibilidad en las calles de Colonia Jardín: una barrera para la movilidad urbana

Rampas improvisadas, falta de accesibilidad en pasos de cebra y semáforos

accesibilidad-calle-sedano

El barrio de Colonia Jardín situado en el distrito de la Latina presenta una grave deficiencia en cuanto a accesibilidad en sus calles, especialmente en las inmediaciones de la estación de metro Colonia Jardín. En concreto, en la calle Sedano.

Esta falta de accesibilidad en las calles de Colonia Jardín se manifiesta de diversas formas, lo que dificulta la movilidad de personas con discapacidad, adultos mayores o padres con carritos de reciennacidos. En primer lugar, las aceras son estrechas y en mal estado, presentando obstáculos como jardineras, papeleras, postes de luz, árboles mal podados o vehículos estacionados de manera irregular. Esto obliga a las personas a caminar algo más de 100 metros por la carretera, exponiéndolas al peligro de ser atropelladas u obligándolas a hacer largos desvíos para evitar los obstáculos.

Además, la falta de rampas de acceso a las aceras dificulta aún más la movilidad de personas con movilidad reducida. En muchos de los pasos de cebra, no hay rampas para permitir el acceso de sillas de ruedas o personas con dificultades para caminar, lo que obliga a estas personas a buscar rutas alternativas para poder desplazarse por el barrio. Sin embargo, un gran número de estos pasos habilitados para el cruce de personas no dispone de la señal táctil para las personas invidentes y otros tan sólo lo disponen en uno de los laterales de las aceras, aunque en su mayoría insuficiente, ya que dicha señal se encuentra insertada en el propio paso de cebra y no desde la fachada más próxima En algunos casos, se han instalado rampas improvisadas, construidas con tablas o láminas de metal por los propios vecinos, que resultan peligrosas e inseguras para quienes las utilizan.

Otro problema relacionado con la falta de accesibilidad en las calles de Colonia Jardín es la ausencia de semáforos accesibles para peatones con discapacidad visual. En muchas intersecciones, no hay señalización sonora que indique cuándo cruzar la calle, lo que pone en riesgo la seguridad de las personas ciegas o con baja visión que deben cruzar la calle. Esto puede resultar en accidentes y situaciones de peligro para estas personas, que se ven obligadas a depender de la ayuda de terceros para poder desplazarse de manera segura por el barrio.

La falta de señalización adecuada en las calles de Colonia Jardín es otro de los inconvenientes que dificultan la orientación de las personas con discapacidad visual o cognitiva. La ausencia de la falta de información táctil o audible en las paradas de autobús, limita la autonomía y la independencia de estas personas para desplazarse por el barrio de manera segura y eficiente.

Ante esta situación, es necesario que las autoridades locales tomen medidas urgentes para mejorar la accesibilidad en las calles de Colonia Jardín, especialmente en las inmediaciones de la estación de metro Colonia Jardín. Es fundamental que se realicen obras de adecuación de aceras, instalación de rampas de acceso, semáforos accesibles y señalización adecuada, para garantizar la movilidad segura y autónoma de todas las personas, independientemente de sus capacidades físicas o sensoriales.

Asimismo, es importante fomentar la conciencia y la sensibilización de la comunidad sobre la importancia de la accesibilidad en el entorno urbano. Es necesario promover la inclusión y el respeto a la diversidad, así como fomentar la participación activa de las personas con discapacidad en la planificación y el diseño de los espacios públicos, para garantizar que se tengan en cuenta sus necesidades y sus derechos en todas las decisiones que afecten su movilidad y su calidad de vida.

Fuente: David Fernandez Rey

.
También podría interesarte