“De vergüenza: Solo 2 enfermeros/as para atender a 500 residentes”. Las enfermeras se autoorganizan para atender las residencias públicas de mayores de Madrid

  • La situación del personal de enfermería de las residencias públicas de la Comunidad de Madrid es crítica. En la gran mayoría de las residencias gestionadas por la AMAS faltan enfermeras para llegar a los mínimos establecidos, que ya son muy precariores.

  • La falta de contrataciones por parte de la AMAS y la Consejería está provocando que las enfermeras de algunas residencias se estén autoorganizando, cambiando turnos, para que la situación no sea tan grave y los residentes están cuidados.

  • La AMAS anunció que pagaría horas extras para cubrir incidencias pero la realidad es que deniega la mayoría ya que no le importa tener una plantilla precarizada y solo las abona cuando la situación es extrema y no dispone de enfermeras en alguno de los turnos.

pantomimaresidencial

Las residencias públicas de mayores, dependientes de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS), están en situación crítica por la falta de enfermeras para atender a sus residentes. La gran mayoría de ellas comienzan el verano con plantillas bajo mínimos que se agravará a lo largo del periodo estival ya que las enfermeras deben disfrutar de sus vacaciones.

En la Residencia de Mayores de Aranjuez donde hay 464 residentes, muchos de ellos no válidos (necesitados de cuidados continuos para el desarrollo de su actividad diaria), una única enfermera iba a hacerse cargo de sus cuidados durante la tarde, dada la precariedad impuesta desde la AMAS y la Consejería de Asuntos Sociales.

Finalmente, serán 2 enfermeras las que estén por la tarde, tras aceptar las compañeras trabajar en ese turno, evitando así que casi 500 residentes estuvieran atendidos por una única enfermera que, además, se quedaría sin parte de sus vacaciones y sin poder librar los festivos que le corresponderían.

La mentira de las horas extras

Hace unas semanas la AMAS anunció que iba a implantar el pago de las horas extras para suplir la carencia de enfermeras. La realidad es que únicamente paga horas extras cuando la situación es crítica, importándole poco si los residentes están correctamente atendidos por los profesionales de enfermería necesarios.

En la Gran Residencia, con casi 500 residentes, el turno de mañana debería contar con un mínimo de 6 enfermeras aunque la realidad es que muchos días únicamente cuentan con 3 enfermeras trabajando en ese turno. Situación que se agravará cuando las enfermeras de plantilla se tomen sus vacaciones ya que las suplencias son escasas por no decir inexistentes.

Una realidad incómoda para la AMAS

La realidad es que no hay ninguna residencia de mayores con la plantilla aprobada por la AMAS. En todos los centros hay carencia de enfermeras durante todo el año, situación que se agrava en periodos concretos como el verano.

Las suplencias, explican desde SATSE Madrid, no se cubren como tampoco lo hacen las bajas y la contratación es mínima ya que nadie quiere trabajar en las residencias públicas. Tenemos peores condiciones retributivas y laborales que el Sermas y las enfermeras prefieren trabajar en la sanidad pública. Nosotros, añaden, no cobramos Carrera Profesional y la retribución básica es más baja. De ahí, por ejemplo, que las Ofertas de Empleo Público no se cubran totalmente, por ejemplo, ya que las enfermeras y fisioterapeutas prefieren los Servicios de Salud o la iniciativa privada”.

Fuente: tercerainformacion.es
Imagen portada: Montaje fotos de archivo de la Comundad de Madrid de 2021

.
También podría interesarte