Uno por uno: qué se juega cada partido en una eventual repetición electoral

En los últimos ocho años a cada elección general le ha sucedido una repetición: pasó en 2015 y en 2019

La política española se encuentra en una encrucijada: las tensiones, las alianzas frágiles y la incertidumbre acechan el panorama electoral. En este contexto, una repetición electoral se cierne como una sombra sobre el país. Pero, ¿qué tienen en juego los principales actores políticos si se vuelve a convocar a las urnas? Aquí te presentamos las claves de esta coyuntura:

Partido Popular
El PP podría verse favorecido con una repetición electoral, al captar posiblemente votos de Vox .
Sin embargo, si Vox disminuye demasiado en términos de votos y el PP no consigue suficientes para establecer una mayoría junto con Vox, podría no resultar en ningún cambio significativo.
Un mal resultado en la repetición de elecciones podría minar las aspiraciones de Feijóo y dejarlo definitivamente en la piqueta.

PSOE
Aunque el PSOE está convencido de que lograrán formar un gobierno después de la repetición electoral, hay riesgos.
Si no logran movilizar a su base como lo hicieron anteriormente, la derecha podría superarlos en votos.
Por otro lado, si mantienen o incluso mejoran su desempeño en comparación con las anteriores elecciones, podrían tener la oportunidad de gobernar sin depender de Junts.
Si el electorado percibe que los socialistas no han cedido a las demandas de Junts, esto podría resultar en una ganancia de votos para el PSOE a expensas del PP.

Vox
Vox podría perder votos a favor del Partido Popular (PP) si los votantes desean consolidar a la derecha y desplazar a Sánchez del poder.
El riesgo de una repetición para Vox, tras perder 700 000 votos en las anteriores elecciones, es muy alto.
A pesar de los conflictos internos que enfrenta Vox, aún podría jugar un papel decisivo para un gobierno liderado por Feijóo si retiene suficientes escaños.

Sumar
Sumar enfrenta el riesgo de que sus votantes se inclinen hacia el PSOE en busca del voto útil.
También deben lidiar con los desafíos internos, ya que todavía tiene tensiones no resueltas.
Una repetición electoral podría ver a Sumar esforzándose por retener su relevancia y demostrar que sigue siendo una alternativa viable a los partidos más establecidos.

Formaciones Nacionalistas
Los partidos nacionalistas son claves para determinar el liderazgo del país.
Si se lleva a cabo una repetición electoral, estas formaciones corren el riesgo de perder escaños, especialmente si los votantes sienten que no han conseguido suficientes concesiones a nivel nacional para formar un gobierno progresista.
El desafío para ellos es equilibrar sus demandas nacionales con la necesidad de ser relevantes en el Congreso nacional.

España se encuentra en un momento decisivo. Las alianzas, estrategias y decisiones tomadas en las próximas semanas definirán el rumbo del país en los años venideros. Una repetición electoral no es solo una segunda oportunidad para votar, sino también una reevaluación de la dirección política y la oportunidad de reconsiderar el futuro. Cada partido tiene mucho en juego, y las y los españoles estarán observando de cerca.

Fuente: Javier F. Ferrero en contrainformacion.es

También podría interesarte