Unidas Podemos, PSOE y Más Madrid promoveran una Ley Integral del Juego en la Comunidad de Madrid

Organizaciones vecinales y asociaciones que trabajan con personas afectadas por la ludopatía ponen sobre la mesa propuestas urgentes para la regulación de las casas de apuestas e instan a la aprobación de una normativa que se adapte a la situación actual y proteja a los colectivos más vulnerables ante el sector del juego.
Que las calles de muchos barrios han cambiado en los últimos años es visible: miles de establecimientos dedicados a las apuestas y los juegos de azar han abierto en la Comunidad de Madrid, un sector claramente en auge con un crecimiento del 304% en los últimos cinco años. No todo crecimiento es positivo, con las casas de apuestas crecen los casos de ludopatía, particularmente entre los hombres jóvenes y se deteriora la vida en los barrios más vulnerables, que es donde estas empresas eligen preferencialmente asentarse.

Ante esta situación, organizaciones vecinales y entidades sociales que trabajan con las personas afectadas y sus familias emplazaron ayer a los partidos políticos a firmar un compromiso para, desde el inicio de la próxima legislatura, tramitar una Ley integral del juego de la Comunidad de Madrid, que regule esta actividad y limite sus efectos negativos. Más Madrid, Unidas Podemos, y el PSOE acudieron a rubicar el compromiso, mientras que PP y Ciudadanos —partidos también invitados— se ausentaron de la convocatoria.

Enrique Villalobos: “vimos que teníamos que hacer algún tipo de documento más general reuniendo nuestras demandas, con las elecciones cercanas era un buen momento para que los partidos políticos se comprometieran»

“Cuando tú empiezas a ver que en tu barrio de haber un par de locales un poco raros hay quince de golpe, te preocupas, y comienzas a querer ver que es lo que pasa ahí”, explica Enrique Villalobos, presidente de FRAVM a el Salto, “cuando encima te empiezan a llegar familias diciéndote que sus jóvenes, sus hijos están empezando a tener problemas relacionados con las apuestas, pues entonces te movilizas”. En este proceso de organización y movilización, asociaciones de vecinos, entidades diversas que llevan los últimos años trabajando juntas decidieron “que teníamos que hacer algún tipo de documento más general reuniendo nuestras demandas, con las elecciones cercanas era un buen momento para que los partidos políticos se comprometieran”.

Una perspectiva privilegiada sobre la dimensión del problema la tiene Beyta Diaz, de la Asociación para la Prevención y Ayuda al Ludópata (APAL): “En los últimos cinco años han aumentado un 70% los nuevos usuarios que llegan a la asociación. Si tuviera que definir el nuevo perfil de jugador lo diría con esta frase: Más joven, más rápido, más fuerte”, alertó Diaz, señalando que cuando llegan a su asociación en busca de ayuda las personas ya están en un proceso profundo de patologización, pasando en algunos casos en un solo año de “gastar 5 euros a gastar 1000 euros al día”. Desde el 2007, indicó, la media de edad ha bajado significativamente de los 42 a los 35, suponiendo los menores de 18 a 25 años, el 20% de quienes acuden a la entidad en busca de ayuda.
“¿Os acordáis cuando hace unos años conseguimos parar el proyecto de Eurovegas?”, preguntó Anabel Segado, integrante de Activitat red de abogados, otra de las entidades promotoras de la iniciativa. “Es como si Eurovegas hubiese estallado extendiéndose por los barrios”. Puente de Vallecas, Usera y Villaverde serían de hecho los barrios donde se han extendido más locales de este tipo en la ciudad. Las estadísticas que aportó Segado redundan en el sesgo de género y edad: en 2017, según un informe del Ministerio de Economía y Hacienda, el 85% de los jugadores son varones y el 81,6 tiene entre 18 y 45 años. Estadísticas del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad detectan como entre los adolescentes de entre 14 y 18 años, el 6,4% juega dinero en internet y el 13,6% lo hace de manera presencial.

“Las casas de apuestas no están apareciendo en la calle Serrano sino en lo barrios más humildes, más degradados, con mayor índice de vulnerabilidad. Por eso son necesarias herramientas para limitar el número lugares de apuestas que puedan haber en estos lugares”. Así introdujo Villalobos una de las propuestas que, junta a la Ley Integral, presentaban las organizaciones, la de introducir Zonas de Especial Protección de Población Vulnerable, donde, en razón de las condiciones de riesgo, se limite el número de establecimientos.

Para cambiar el mapa de los barrios las entidades proponen que no pueda haber casas de apuestas a menos de un kilómetro de distancia entre ellas, y que la distancia mínima a los centros educativos sea de 500 metros

Las organizaciones también proponen ampliar el número de actores encargados de las inspecciones, “controles de acceso equivalentes a espacios similares como bingos y casinos” para evitar la entrada de menores y autoprohibidos del juego —quienes se inscriben en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego (RGIAJ). Consideran también que estos establecimientos deben ser excluidos de la Ley de espectáculos públicos y actividades recreativas, y apuntan a la necesidad de hacer diagnósticos periódicos sobre la problemática donde participen las entidades. Para cambiar el mapa de los barrios las entidades proponen que no pueda haber casas de apuestas a menos de 1.000 metros de distancia entre ellas, y que la distancia mínima a los centros educativos sea de 500 metros.

“Es una contradicción apostar por una vida saludable cuando también se está jugando e impulsando estas actividades que al final están afectando a la salud”, comentó Encarnación Pámpanas de la Plataforma Madrileña de Entidades para la Asistencia a la Persona Adicta y su Familia (FERMAD), respecto a la propuesta de prohibir la publicidad de apuestas en instalaciones deportivas. Destacó también la necesidad de ofrecer alternativas de ocio saludable a la población joven. Crear una Mesa del Juego donde administraciones, operadores del sector y entidades sociales puedan dialogar es otra de las propuestas. Por último, Pámpanas insistió en la necesidad de centrarse en la sensibilización y la prevención, y subrayó la necesidad de dotar de más fondos a las entidades que ya realizan estas labores sin apenas recursos.

Antes de firmar el compromiso, Jose Manuel Rodriguez, número tres de las listas del PSOE para la Comunidad de Madrid, lamentó la ausencia de parte de los partidos convocados ante un tema que “debería ser de consenso”y alabó el carácter Integral de la ley propuesta, defendiendo la necesidad de cierto “paternalismo jurídico legítimo” ante la problemática. Asimismo alertó de que las casas de apuestas no solo suponen un problema de salud pública, sino que también afectan al orden público de la ciudad por los conflictos que en ocasiones se generan en estos establecimientos. Isa Serra de Unidas Podemos felicitó a las organizaciones implicadas por su trabajo y apuntó la necesidad de ampliar el apoyo a su labor. La cabeza de la lista de Unidas Podemos Izquierda Unida Madrid en Pie, recordó que esta formación lleva en su propio programa electoral muchas de las medidas propuestas por las entidades sociales.
Por parte de Más Madrid, firmó el diputado de la Asamblea Emilio Delgado, quien promovió hace unos meses una iniciativa legislativa “que es 90% similar” a las propuestas de las entidades. Delgado se mostró optimista en conversación con el Salto: “Hemos pasado de un escenario de negación absoluta en el que el gobierno de la Comunidad de Madrid negaba por completo que hubiera un problema, a tener que asumir a rastras la evidencia. No solamente yo he insistido una y otra vez, también el resto de la oposición, asociaciones de afectados, madres y padres, más de 20 ayuntamientos en la comunidad de Madrid que representan al 60% de la población de Madrid emitieron mociones pidiendo a la comunidad que regulara esto adecuadamente”.

Delgado considera que el gobierno de la Comunidad “se ha movido tarde y se ha movido mal”, sin embargo es optimista respecto al futuro, pues confía en llegar al gobierno de la Comunidad, “redactando el BOCAM, se ordena o se controla el sector del juego en la Comunidad de Madrid, como no puede ser de otra manera”. También Villalobos espera que tras el domingo se abran nuevas posibilidades para enfrentar esta problemática: “Creemos que si de las elecciones de este domingo sale un bloque progresista que es capaz de formar gobierno, en no mucho tiempo tendremos esta ley, y a partir de ahí podremos empezar a combatir el problema las casas de apuestas con la seriedad que se merece”.

Fuente: elsaltodiario.com

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Subscribe  
Notify of