Una asociación memorialista denuncia al Ayuntamiento de Madrid por retirar las placas de víctimas del franquismo de La Almudena

  • El abogado de la asociación Ranz Orosa considera que se han “despilfarrado 210.000 euros” al desmontar el memorial, que estaba ejecutado en un 80%, según sostiene
  • El Consistorio ha asegurado que unificará el homenaje a las víctimas de «ambos bandos» porque en «ambos bandos hay heridas»

La asociación memorialista Ranz Orosa ha denunciado este martes al Ayuntamiento de Madrid por retirar las placas de granito con los nombres de casi 3.000 represaliados por el franquismo del cementerio de La Almudena. La organización, que impulsó más de medio millar de procesos judiciales y administrativos entre 2015 y 2019 para retirar simbología franquista de ayuntamientos y arzobispados, ha denunciado al Consistorio, dirigido por José Luis Martínez-Almeida (PP),  por un presunto delito de prevaricación ante la Fiscalía General del Estado y ante el Tribunal de Cuentas.

«La obligación del Consistorio es velar por la administración del municipio y por la seguridad de los ciudadanos, y en este momento se han despilfarrado 210.000 euros», ha criticado el abogado de la asociación, Eduardo Ranz, en una conversación telefónica. En la denuncia, el letrado defiende que el proyecto adjudicado en abril e iniciado en mayo ya estaba ejecutado en un 80% cuando los operarios municipales empezaron a desmantelarlo este lunes.

En un segundo escrito, presentado ante el Tribunal de Cuentas, el colectivo memorialista también solicita «el estudio de la responsabilidad contable» del Ayuntamiento de Madrid sobre «el manejo de fondos públicos” en el «desmantelamiento del memorial». «Se ha producido un daño de mayor gravedad para el conjunto de los madrileños», advierte el letrado en el texto, al que ha tenido acceso eldiario.es. «Como ciudadano, siento que no me gusta cómo se está distribuyendo el dinero de mis impuestos», se ha quejado.

Para el abogado, la presunta prevaricación está «influida por una ideología política contraria a los derechos humanos». «Se ha destruido la democracia. Los derechos humanos y este municipio tienen una relación inversamente proporcional y contradictoria», ha incidido. Ranz ha criticado que el Ayuntamiento de Madrid no haya «dado continuidad a los avances en memoria historia del anterior consistorio»: «Ha cerrado la oficina de víctimas y ahora destruye un monumento». 

El Ayuntamiento de Madrid unificará reconocimiento a víctimas de «ambos bandos»

Las obras iniciadas por el equipo de Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) eran un homenaje a 2.937 represaliados por el franquismo entre 1939 y 1944. El actual Gobierno de PP y Ciudadanos, sin embargo, consideró que el monumento era “sectario” y “contrario” a las recomendaciones del Comisionado de Memoria Histórica, creado durante el mandato de la exalcaldesa, y por eso ordenó desmontarlo.

El presidente del Pleno, Borja Fanjul, ha asegurado este martes en una comparecencia pedida por el PSOE tras la retirada de las placas, que el memorial se unificará. Según ha confirmado Fanjul, no se plasmará en el monumento la identidad de ninguna víctima sino que habrá una inscripción general que rinda homenaje a las víctimas de «ambos bandos» porque en «ambos bandos hay heridas», informa Sofía Pérez Mendoza. La inscripción quedará así: «El pueblo de Madrid a todos los madrileños que del 36 al 44 sufrieron la violencia por razones políticas, ideológicas y religiosas. Paz, piedad y perdón». 

«Esto es trabajar para dar cumplimiento de una ley. Políticamente es mucho más cómodo colocarse tras una pancarta y agitar que colocarse detrás de una mesa de despacho», ha defendido, según recoge la agencia Europa Press. Fanjul ha afirmado que el actual equipo de Gobierno “no va a hacer política de memoria histórica” y ha apuntado contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez, al que ha afeado el «oportunismo electoralista» de exhumar al dictador Francisco Franco «15 días antes de las elecciones generales”.

La portavoz de Memoria Histórica de Más Madrid en el Ayuntamiento, Marta Gómez Lahoz, ha respondido a Fanjul que arrancar las placas de granitos es «vandalismo del odio». También el concejal socialista Ramón Silva ha criticado el desmantelamiento del memorial y ha llamado «miserables» a PP y Ciudadanos por el «ataque institucional». La medida ha provocado, además, que Izquierda Unida y colectivos de memoria histórica convoquen una concentración este miércoles frente a la sede del Consistorio, en Cibeles. Los organizadores sostienen que «la derecha del Ayuntamiento de Madrid ha vuelto a insultar a las víctimas del franquismo». 
Fuente: Constanza Lambertucci en eldiario.es Foto: @mvalienteots

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Subscribe  
Notify of