Twitter arde con las polémicas sanciones impuestas por un restaurante a sus trabajadores

La cuenta de Twitter @soycamarero ha sido la encargada de compartir una fotografía que muestra las recientes “medidas” implementadas por el restaurante

La cuenta de Twitter @soycamarero, dedicada a compartir contenido relacionado con el ámbito de la hostelería, ha publicado una fotografía que muestra las recientes «medidas» implementadas en un restaurante, generando una amplia polémica en la red.

Aunque el título del mensaje se refiere a las «propinas», el enfoque principal recae en otro detalle llamativo. Además de explicar la nueva forma en que se distribuirán las mencionadas gratificaciones, el restaurante ha informado sobre las «sanciones (económicas)» que se impondrán a los empleados que no cumplan con ciertas reglas establecidas.

Según los propios responsables del establecimiento, estas medidas han sido adoptadas por «los chefs, los maîtres y la dirección» con el objetivo de buscar la excelencia y alcanzar el reconocimiento de una Estrella Michelín.

Respecto a las propinas, han señalado que a partir de este mes se establece un sistema de reparto equitativo, dejando de lado el baremo de puntos previo, lo que significa que las personas que antes recibían menos propinas ahora percibirán una cantidad mayor.

Además, se destaca que esta nueva condición lleva implícita una mayor implicación por parte de los trabajadores, por lo que, cuando se les pida que se queden por algún motivo, su respuesta siempre sea afirmativa.

Por otra parte, el restaurante implementará sanciones relacionadas con la puntualidad, el vestuario y el aseo personal, aspectos que hasta el momento habían sido tolerados.

El llegar tarde al trabajo acarreará una multa de 10 euros por cinco minutos de retraso, 20 euros por diez minutos y 50 euros si la tardanza supera los quince minutos. Según la dirección, esta medida busca poner fin a la impunidad de la tardanza y evitar perjuicios para los compañeros que cumplen con su horario.

Asimismo, se establece que si un empleado no se presenta al puesto de trabajo sin presentar una baja médica, no recibirá propina y se descontará ese día de sus vacaciones.

Por último, el restaurante advierte que se controlará la rotura y pérdida de material, y en caso de no poder minimizar estos incidentes, se descontarán de las propinas.

Estas medidas han generado un fuerte debate en redes sociales, con opiniones divididas entre aquellos que consideran que promueven una mayor responsabilidad laboral y quienes creen que son excesivas y coercitivas hacia los empleados del establecimiento.

Fuente: Luna Izquierdo en contrainformacion.es

.
También podría interesarte