Tras 15 años bloqueadas por el PP, Ayuso anuncia la ampliación en 216 camas en la Torre 4 del Hospital Infanta Sofía

  • Indignación entre los profesionales porque el Gobierno regional negó su apertura en el peor momento de la pandemia, a pesar del colapso que ello supuso en el único hospital de la Zona Norte de Madrid.

  • Los carteles de ampliación de la Torre 4 se colocaron en la tarde del viernes 31 de marzo, la ley electoral prohíbe esta acción a partir del miércoles 5 de abril.

  • Los sucesivos gobiernos del PP en la Comunidad de Madrid se comprometieron a tener abierta la torre, al 100%, en 2017.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha aprovechado las últimas horas que permite la ley electoral para anunciar la ampliación de la Torre 4 del Hospital Infanta Sofía (inaugurado 2008) de San Sebastián de los Reyes, que lleva 15 años cerrada y que puede ampliar la cartera de hospitalización hasta 200 nuevas camas en planta y 16 camas de UCI.

En la tarde del viernes 31 de marzo, operarios colocaban carteles propagandísticos de este espacio en el exterior, hall interior y alrededores del hospital, tras negar su apertura en los peores momentos de la pandemia, y haber incumplido su compromiso de tenerla operativa al 100% en 2017.

Tanto profesionales como ciudadanía llevan reclamando su apertura más de una década con movilizaciones reivindicativas. En lo peor de la pandemia y con el único hospital de la zona Norte colapsado, el Gobierno regional se negó a habilitar el nuevo espacio.

CCOO, autoridades locales y otros colectivos reclamaron su puesta en marcha, ante la situación extrema que se estaba viviendo de falta de camas para la hospitalización de infectados y discriminación de pacientes para su traslado a los hospitales. Se pidió que se priorizara su apertura ya que era mucho más rápido su acondicionamiento que la construcción de otro centro como el Zendal. Además, esta infraestructura quedaría incorporada a la capacidad permanente de hospitalización en la región.

A mediados de julio de 2021, el Gobierno regional se negó a que profesionales desplazados al Zendal regresaran al hospital Infanta Sofía para abrir camas y hospitalizar a decenas de atrapados en Urgencias. El centro intentó derivar a pacientes a otros hospitales como La Paz y Cruz Roja, pero estos centros los rechazaron y los pacientes se amontonaban en las salas de Urgencias. El hospital (el único de la zona Norte de Madrid) no tenía personal de Enfermería para abrir camas, ni espacio, mientras que la Torre 4 continuaba cerrada.

Peores datos

El Hospital Infanta Sofía es uno de los que presentaba peores datos de listas de espera antes de la pandemia, y que mantiene o incrementa. Con más de 300.000 tarjetas sanitarias asignadas, antes del COVID, la lista de espera quirúrgica había aumentado un 10 por ciento desde junio de 2019, fecha en la que Isabel Díaz Ayuso (PP) comenzó a presidir la Comunidad de Madrid. Casi 3.500 usuarios esperaban, entonces, para ser operados en este hospital. Actualmente, la lista de espera que aparece en el Portal de Salud (febrero 2023) es de 3.689 pacientes para intervención quirúrgica, con una demora media de 77,46 días.

Estos datos son solo los que se reconocen oficialmente. En febrero de 2023, la espera en pruebas diagnósticas rozaba las 12.000 personas, con una demora media de 107,48 días. Lista de espera que ha crecido un 34% en este hospital, desde la llegada de Ayuso. El total de camas de hospitalización que tiene el centro es de 269, 14 menos que en el año 2012.

CCOO recuerda que el Hospital Universitario Infanta Sofía fue uno de los 6 hospitales que el PP madrileño privatizó y cuya asistencia sanitaria fue revertida tras una sentencia judicial promovida y ganada por CCOO en 2016. Sin embargo, hay muchos servicios cuya externalización nunca fue revertida.

La construcción y el coste de hospitales como el Infanta Sofía que entregaron a la explotación privada quedó amortizada en 2015, 10 años después de su construcción y, sin embargo, Esperanza Aguirre y Javier Fernández Lasquetty (actual consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid), entregaron la concesión y la gestión durante 30 años, por lo que el sobrecoste con respecto a la construcción y gestión pública se incrementa y multiplica por ocho veces.

“Aplaudimos, sin duda, que se avance hacia la apertura de este espacio que incorpora nuevas camas de hospitalización y refuerza la infraestructura hospitalaria del SERMAS. Pero exigimos que no se quede sólo en un acto protocolario y propagandístico electoral de la señora Ayuso, y que se contrate personal acorde a las necesidades de este espacio. No se pueden colocar camas para pacientes sin que las atiendan profesionales. Y esperamos que la Torre 4 no vuelva a quedarse vacía después de la puesta en escena de la actual presidenta o en ‘dique seco’ como la primera piedra del centro de salud Dehesa Vieja (también de San Sebastián de Los Reyes) cuya construcción se anuncia desde la campaña electoral del PP con Cristina Cifuentes”, ha dicho el secretario general de CCOO Sanidad Madrid, Mariano Martín-Maestro.

Fuente: tercerainformacion.es
Foto: Hospital Infanta Sofía | CCOO

También podría interesarte