Trabajo propone subir el salario mínimo un 4%. Las pensiones subirán entre un 5% y un 7%, y las de viudedad hasta un 14%

Yolanda Díaz se ha comprometido a hablar con Economía y Hacienda de una de las exigencias de los empresarios, apoyada por los sindicatos: vincular los contratos públicos al alza del SMI

YolandaDíaz-defendiendo-el-real-decreto-ley

El Ministerio de Trabajo ha planteado una cifra de subida de salario mínimo a los sindicatos y empresarios. El departamento que lidera Yolanda Díaz ha planteado un alza del 4%, para situar el SMI en 1.123,2 euros al mes en catorce pagas en 2024, desde los actuales 1.080 euros. La reunión de diálogo social de este lunes ha concluido sin acuerdo y con tareas pendientes. Sobre todo, que Trabajo negocie dentro del Gobierno una de las condiciones de los empresarios, que ha sido apoyada por los sindicatos: vincular los contratos públicos al incremento del SMI.

La vicepresidenta Yolanda Díaz ha expresado tras el encuentro que hay “margen para el acuerdo” y ha afirmado su “compromiso” para hablar con el resto del Gobierno sobre esta petición. En concreto, compete a los ministerios de Hacienda y Economía.

Fuentes de Trabajo reiteran la voluntad de negociar del Ministerio para intentar alcanzar un acuerdo a tres partes, con los agentes sociales. “Las pretensiones entre la patronal y los sindicatos no están muy alejadas y por el bien del país seremos capaces de conseguirlo”, ha dicho Yolanda Díaz.

Aún sin acuerdo

Los representantes de los sindicatos, Fernando Luján (UGT) y Mari Cruz Vicente (CCOO), han comparecido al término de la reunión para comunicar la cifra concreta propuesta por el Ministerio. Las centrales de trabajadores no han respaldado la cifra, ni tampoco se han opuesto a ella, y se han limitado a apuntar que la negociación sigue abierta.

Por su parte, fuentes de CEOE se limitan a afirmar que este lunes han conocido la propuesta planteada por el Gobierno y han reiterado sus demandas. “Hemos vuelto a poner sobre la mesa los planteamientos que llevamos ya en la primera reunión, que tienen que ver, en especial, con la necesidad de indexar los contratos públicos al SMI y con que su evolución vaya a la par del marco general de la negociación colectiva”, indican en la organización de empresarios.

CCOO y UGT reclamaban un alza superior al 5%, mientras que los empresarios habían planteado un alza del 3%, susceptible de aumentar hasta un 1% más si los precios superaban finalmente esta cifra, al igual que recogieron en el gran pacto de salarios para la negociación colectiva (AENC).

Fernando Luján, vicesecretario general de UGT, ha advertido de que el 4% “es la propuesta de la patronal, el 3+1”, y ha señalado a la organización que lidera Antonio Garamendi para que responda sobre si acepta este incremento. “Queremos saber si la patronal es coherente con lo que ella misma pide”, ha indicado.

CCOO y UGT han reiterado la necesidad de que el salario mínimo alcance el compromiso del 60% del salario medio, que la coalición de PSOE y Sumar se comprometió a fijar por ley, incorporándolo al Estatuto de los Trabajadores de forma permanente.

Además, los sindicatos han insistido en que el SMI debe aumentar por encima de la inflación, del 3,2% interanual y del 3,8% de media en el año, ya que muchos productos básicos han subido mucho más (los alimentos un 9,5%), encareciendo en gran medida la cesta de la compra de quienes menos cobran, ha afirmado Maricruz Vicente, secretaria de Acción Sindical y Empleo de CCOO. El gabinete económico del sindicato ha estimado el aumento del coste de una cesta de productos básicos situada en “el 5%”, ha destacado Vicente.

La condición de los contratos públicos

La reunión ha quedado a expensas de que las partes sigan hablando para acercar posturas, pero sobre todo con la mirada puesta en un elemento. Se trata de la condición exigida por la CEOE, de vincular el incremento del salario mínimo a los contratos públicos. Una reclamación repetida en los últimos años y que, hasta el momento, no ha sido atendida por el Gobierno de coalición.

Los sindicatos han apoyado esta medida, que también se incluyó en el acuerdo de mayo del AENC, porque consideran que la situación actual –que data de dos leyes de la época de Mariano Rajoy– precariza a miles de trabajadores (y sobre todo trabajadoras) subcontratadas por el sector público. No obstante, CCOO y UGT consideran que esta situación debe abordarse desde una perspectiva más amplia, que requeriría más negociación, ya que esta situación a menudo se replica con los incrementos salariales pactadas en los convenios colectivos.

Trabajo se ha comprometido a hablar dentro del Gobierno de este elemento, cuyas competencias residen en concreto en el Ministerio de Hacienda, que lidera María Jesús Montero, y el de Economía, cuyas riendas dirige hasta final de año Nadia Calviño, que ya ha sido designada para presidir el BEI (Banco Europeo de Inversión). En estos momentos, se vive un nuevo momento de tensión entre Trabajo y Economía, a cuenta de la reforma de los subsidios de desempleo.

Los empresarios insisten también en aplicar rebajas en la cotización al sector del campo, del 20%, algo que no comparten los sindicatos. CCOO y UGT advierten de que lo relevante es que las subidas del SMI se lleven a la práctica realmente, ya que advierten de que hay muchas situaciones de incumplimiento, por lo que no apoyan “subvenciones” específicas a este sector.

Por el momento no hay una nueva reunión de diálogo social, pero los sindicatos esperan que sea “pronto”, para que el alza pueda aplicarse ya a comienzos de 2024. “Para que las personas trabajadoras sepan a día 1 de enero cual será su salario”, ha sostenido Maricruz Vicente. 

Fuente: Laura Olías en eldiario.es
Foto: La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, defiende el real decreto-ley por el que se adoptan medidas urgentes para la reforma laboral | congreso.es

separacb
Las pensiones mínimas subirán hasta el 14 % en el caso de las de viudedad con cargas familiares

youtube.com/carabanchelnet | tiktok.com/@carabanchelnet
También podría interesarte