Los trabajadores de la EMT convocan una huelga al PP a tres días del 10N: «Están deteriorando el transporte en Madrid»

  • La asamblea de la empresa municipal aprueba una huelga de 24 horas el 3 de diciembre y paros parciales durante el 22, 25, 27 y 29 de noviembre.
  • La plantilla pide la contratación «inmediata» de 200 conductores que dejó planificada la anterior corporación y de momento no se ha producido.
  • El delegado de Medio Ambiente considera que la huelga, por convocarse esta semana de elecciones, es «política» y «preventiva».

Los trabajadores de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid irán a la huelga el próximo 3 de diciembre si el Ayuntamiento, dirigido por José Luis Martínez-Almeida, no desbloquea las contrataciones de conductores. Es el mandato que ha salido este jueves de la asamblea de trabajadores, tres días antes de las elecciones generales: una huelga de 24 horas y además paros parciales de dos horas en los días 22, 25, 27 y 29 de noviembre en todos los turnos. 

Hacía ocho años que la plantilla de la EMT no paraba su actividad en protesta por las condiciones laborales. La última vez fue en 2012. La principal demanda de los trabajadores es el aumento de la plantilla. Piden 200 efectivos inmediatamente y hasta 500 para el año que viene, ha explicado el representante de CCOO en la EMT, Antonio Camacho.

Según datos sindicales hay más de 100 autobuses al día que no están saliendo, más de 350 turnos. La asamblea también ha acordado defender «todos los puestos de trabajo y todos los servicios de la EMT, en el caso de que se quiera privatizar o externalizar», explica Jesús Fraile, portavoz del comité de empresa. El alcalde de Madrid negó hace unas semanas que el Ayuntamiento estuviera planeando acometer privatizaciones en los autobuses. 

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, considera que convocar la huelga en esta semana es «electoralista» y está «injustificado». «Es una huelga injustificada, política y preventiva, porque todavía no ha tomado ninguna decisión este Gobierno que altere estas condiciones laborales de los trabajadores de la EMT». 

La anterior corporación municipal dejó planificada la contratación de 190 conductores con la previsión de que fueran incorporándose a partir de verano. Este grupo solo está pendiente de hacer la formación de cinco semanas ya en ruta con supervisión. Sin embargo, con la llegada del PP y Ciudadanos al Ayuntamiento, el plan ha quedado en suspenso y en tres meses no se ha sumado ningún conductor a la plantilla. 

Los sindicatos prevén convocar otra asamblea el día 20 de noviembre para valorar la continuidad de las movilizaciones en caso de que el Consistorio, para esa fecha, ofrezca «algo interesante» a la parte social, que está abierta a una negociación para evitar los paros. Los trabajadores también esgrimen que esta situación está empeorando la puntualidad y «deteriorando el transporte público de Madrid». 

Las reclamaciones por «esperas prolongadas» han aumentado un 37% en el mes de septiembre respecto a 2018 –de 331 a 453– y cada día se incumplen entre 50 y 60 turnos, según denuncian fuentes sindicales.

En el horizonte hay citas importantes que requerirán refuerzos, como la Cumbre del Clima o servicios especiales de Navidad. A principios de año cerrará también la línea 4 de Metro y la EMT es la encargada de prestar el servicio sustitutorio por superficie. 
Fuente: Sofía Pérez Mendoza en eldiario.es

Y tú que opinas sobre este artículo?

avatar
  Subscribe  
Notify of