Seis de cada diez autores de cómic en España ganan menos del SMI y solo dos de cada diez viven de ello

El Libro Blanco del Cómic en España retrata unas condiciones laborales críticas para quienes crean tebeos en este país. Seis de cada diez ingresan anualmente menos que el Salario Mínimo Interprofesional y el 33% gana menos de mil euros al año

salvarindustriacomic
‘Cómo salvar la industria del cómic’ de Javier Marquina y Rosa Codina. Cortesía de ECC ediciones

“Hay mucho por hacer para dignificar las condiciones de trabajo de quienes os dedicáis al cómic”, ha reconocido el ministro de Cultura, Ernest Urtasun, durante la presentación del Libro Blanco del Cómic en España, una iniciativa desarrollada por la Sectorial del Cómic, con ayuda del ministerio a través de la Dirección General del Libro, del Cómic y de la Lectura, en la que han participado más de 650 personas relacionadas profesionalmente con el mundo de las viñetas. “Nunca se había hecho, en el ámbito del cómic, una obra de estas características, compleja y exhaustiva, con el impulso, trabajo y colaboración de todos los actores implicados, que va a permitir situar al cómic en su lugar real dentro del sector cultural”, ha valorado Urtasun.

Las cifras que arroja el estudio, ese lugar real que aporta la primera radiografía que se realiza de un sector en el que, según se lee en sus páginas, trabajan unos mil autores en un ecosistema especializado formado por “más de 80 editoriales, 200 librerías y 122 eventos, que generan más de 1.500 empleos directos especializados”, son demoledoras en el apartado de las condiciones laborales, dando la razón a las palabras del ministro: hay mucho por hacer para dignificarlas.

Solo un 21% de los profesionales afirma que la totalidad de sus ingresos proviene de su actividad relacionada con el cómic, por lo que la mayoría compagina esta actividad con otras, principalmente relacionadas con ilustración, diseño y docencia. La dedicación plena y exclusiva al cómic es una quimera en este sector industrial.

Seis de cada diez creadores de cómic tienen unos ingresos anuales inferiores al Salario Mínimo Interprofesional y el 33% gana menos de mil euros al año

Seis de cada diez creadores de cómic (el 64%) tienen unos ingresos anuales inferiores al Salario Mínimo Interprofesional y el 33% gana menos de mil euros al año. Solo uno de cada diez obtiene unos ingresos anuales por encima de los 30.000 euros. El Libro Blanco precisa el detalle de cuánto ganan por página hecha: el 45% de los autores recibe menos de 30 euros por página sin contar los anticipos de derechos ni royalties.

Teniendo en cuenta la suma de los ingresos de todas las actividades laborales que desarrollan, el 51% se encuentra por debajo de los 20.000 euros netos anuales, lo que “pone de manifiesto las dificultades económicas tanto de quienes tienen una dedicación plena al cómic como de quienes deben compaginar esta profesión con otras ocupaciones”, según el Libro Blanco presentado hoy, 18 de enero de 2023.

Únicamente el 10% de los creadores de tebeos ha recibido alguna ayuda institucional en los últimos cinco años

Uno de los asideros que mantiene a quienes se dedican profesionalmente al cómic son las subvenciones y ayudas de carácter público. Sin embargo, estas no fluyen como deberían, no existen o no son solicitadas: únicamente el 10% de los creadores de tebeos ha recibido alguna ayuda institucional en los últimos cinco años.

El 33% manifiesta que no recibe puntualmente los informes de liquidaciones de derechos, y solo el 10% recibe certificados de imprenta. “Es importante que el sector avance hacia una mayor profesionalización y transparencia en este apartado”, sugiere el informe, que también cifra en un 10% el porcentaje de autores de cómic que reciben un porcentaje mayor cuando las ventas se realizan fuera del circuito habitual de las librerías (venta directa a través de las webs de las editoriales, eventos, ferias…).

El Libro Blanco del Cómic en España también recoge las peticiones que se hacen desde los profesionales para mejorar sus condiciones laborales, como el establecimiento de unas condiciones mínimas de obligado cumplimiento, la transparencia y agilidad en la emisión de las liquidaciones de derechos de autor, el ajuste en la redistribución de los ingresos por ventas entre los distintos sectores de la industria y remunerar la presencia de los creadores en eventos.

Este informe fotografía cómo es el perfil de las personas que se dedican a crear cómics en España. El 67% se concentra en el intervalo de 33 a 52 años y está compuesto en un 78% por hombres, un 20% por mujeres y un 2% por identidades no binarias. El 71% ostenta estudios universitarios y el 58% ha cursado alguna formación artística especializada. Cataluña y Madrid son las comunidades autónomas en donde reside la mayoría, el 44% del total. El 61% declara estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos y el 59% está afiliado a alguna entidad o asociación relacionada con su actividad.

En el último lustro, el 85% ha publicado alguna de sus obras inicialmente en el mercado español, el 33% lo ha hecho en el estadounidense y el 29% en el franco-belga. En este periodo, el 36% de los creadores ha visto traducida alguna de sus obras a lenguas internacionales, principalmente francés (32%) e inglés (27%). En cuanto a los idiomas de publicación, el 94% ha creado obras publicadas en castellano, el 22% en catalán, el 8% en euskera, 8% en gallego y 4% en valenciano.

Siendo una industria con una altísima dependencia del cómic facturado en el extranjero —en Japón, Estados Unidos y Francia principalmente—, el trabajo de las personas que se dedican a la traducción es vital en este sector. El Libro Blanco destaca que el 98% trabaja por cuenta propia y el 14% se dedica exclusivamente a traducir viñetas.

El Libro Blanco, asimismo, ofrece pinceladas de lo que supone el volumen industrial del cómic en España. Según esta investigación, se publican anualmente más de 4.600 novedades que generan una facturación estimada de 130 millones de euros, lo que supone aproximadamente el 7% del mercado editorial español sin contar los libros de texto. Más del 10% de la población mayor de 14 años declara ser lectora de cómics.

Fuente: Jose Durán Rodríguez en elsaltodiario.com

También podría interesarte