#SanitariosNecesarios concentración lunes 15 de junio

Hemos vivido momentos muy duros. Nuestra sociedad ha sufrido y sufre aún una pandemia terrible que ha acabado con la vida de miles de personas. Los servicios sanitarios han vuelto a demostrar que son esenciales. Únicamente su capacidad y su volumen ha sido clave para que muchas personas pudieran salvarse. Pero es la sanidad pública la que ha llevando el peso de los cuidados de miles de personas. Desde que se declaró el estado de alarma todo el sistema sanitario se ha volcado y se ha orientado conscientemente a afrontar la crisis de la Covid-19. Es cierto que fruto del miedo y del desborde, en un contexto donde toda la sociedad miraba la evolución del ámbito de la sanidad, donde los políticos sabían que no podían permitirse ser cuestionados por la gestión de la pandemia, sí se contrataron profesionales. Ahora que todavía no ha pasado la crisis sanitaria, que aún no podemos hacer vida “normal” ya están despidiendo a esos profesionales contratados de refuerzo.

Ya antes de la crisis las listas de espera eran record y suponían una amenaza enorme para la salud de las personas, para su bienestar físico y sus derechos. Con ya 3 meses del sistema sanitario paralizado en su funcionamiento normal estas listas de espera se han desbordado, multiplicándose problemas y patologías. Oftalmología, ginecología, reumatología, cardiología, digestivo, rehabilitación, traumatología y un larguísimo etcétera en el que no podemos olvidar la salud mental. En ese contexto nos vamos a encontrar una situación de emergencia sanitaria que va a ser necesario afrontar. Por eso es demencial despedir a los profesionales. Lo cierto es que hacen muchísima falta. Se les alaba y aplaude, se les concede premios, 27 profesionales de la sanidad han perdido la vida por cumplir con sus obligaciones, pero la Comunidad de Madrid los despide y los manda al paro. Todo eso mientras Díaz Ayuso sigue tratando de privatizar cuanto puede como en el Hospital Niño Jesús o con el servicio de limpieza del Hospital Gregorio Marañón. También decenas de centros de Atención Primaria siguen cerrados y las demoras en la Atención Primaria son inadmisibles y demuestran que este servicio fundamental se ha llevado a un límite inaceptable.

La respuesta de la población aplaudiendo su labor durante meses se ha visto continuada y desarrollada por las concentraciones que se vienen dando los lunes en la entrada de los centros de salud y hospitales. Están demostrando que la sociedad valora sobremanera la labor de las y los profesionales de la sanidad pública y la necesidad de defender un sistema sanitario de calidad, universal, gratuito en el momento de uso y público.

Por eso el lunes 15 de junio a las 20:30 horas volveremos a las puertas de hospitales y centros de salud.

Siempre hemos valorado el conjunto de los servicios públicos. Hemos valorado siempre que son claves para afrontar las necesidades de las personas. Por eso luchamos por la sanidad pública, porque pensamos que es importante. Es importante porque afecta a nuestra salud y nuestras vidas. Hay vidas en juego. Muchas vidas. Necesitamos que todos esos recursos pasen de forma inmediata a satisfacer las necesidades sociales, a luchar contra la pandemia y a afrontar las necesidades de salud. Las vidas de las personas, de nuestros familiares y seres queridos son más importantes que los beneficios de los fondos buitre de las privadas. La sanidad es un derecho no un negocio con el que lucrarse y especular. Es nuestro. Es de todos y todas y lucharemos por ello.
Fuente: asambleadecarabanchel.org


Colabora con Carabanchel.net


Necesitamos tu colaboración para poder traerte todos los dias la actualidad del barrio y sus alrededores...
Con una simple moneda de 2 €uros nos puedes ayudar a poder tener menos publicidad.