Rita Maestre exige la dimisión inmediata del gerente de la EMT por ocultar el cobro de comisiones de un empleado 

  • Más Madrid ya pidió a principios de mayo a la Oficina contra el Fraude y la Corrupción que investigara esta flagrante irregularidad, que el Gobierno de Almeida conoce desde hace más de un año y no ha hecho más que mirar hacia otro lado 

  • La líder de la oposición ha reclamado también la convocatoria de un consejo extraordinario de la EMT, algo a lo que su presidente y delegado de Movilidad, Borja Carabante se ha negado reiteradamente, así como a facilitar a Más Madrid el expediente iniciado contra el trabajador 

La líder de la oposición en Madrid, Rita Maestre, ha pedido hoy la dimisión inmediata del gerente de la EMT, Alfonso Sánchez, porque conocía desde hace más de un año las irregularidades cometidas por un trabajador de la empresa municipal de autobuses, que cobró una comisión del 3% por adjudicar una obra que realizaba la propia EMT. Además de saberlo desde, al menos, abril de 2021, tanto el gerente como el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, en definitiva, el Gobierno de Almeida, “han hecho todo lo posible por obstaculizar el acceso a la información, han negado la evidencia y han mirado durante más de un año hacia otro lado”.  

Rita Maestre ha subrayado que esta irregularidad flagrante cometida por el trabajador incumple, no solo el código ético de la EMT sino también la Ley de Incompatibilidades del personal al servicio de la Administración Pública, pero el Gobierno de Almeida “no ha hecho nada” y este directivo sigue acudiendo cada día a su puesto de trabajo como si nada, a pesar de que hace más de un año el PP conocía lo ocurrido.  

Además de reclamar la dimisión del gerente de la EMT, el grupo que lidera Maestre ha vuelto a pedir la convocatoria urgente de un consejo extraordinario de la EMT, algo a lo que su presidente, Borja Carabante, se ha negado reiteradamente “porque no quiere que la ciudadanía ni la oposición acceda a esta información, que es muy grave y que habla de un muy mal uso de los recursos públicos.  

Desde el Ayuntamiento, ha reprochado la portavoz de Más Madrid, se está ocultando toda la documentación a la oposición, a la que, a pesar de solicitarla en varias ocasiones, no se ha facilitado ni el expediente de contratación ni el expediente iniciado contra el trabajador, que permita esclarecer desde cuándo conocía Almeida el cobro de comisiones en la EMT.  

Más Madrid ya reclamó en mayo pasado a la Oficina Municipal contra el Fraude y la Corrupción que investigara si el Ayuntamiento conocía las irregularidades cometidas por Pablo Pradillo (jefe de División de la EMT), que cobró, y así lo reconoció él mismo, 150.000 euros por asesorar y ayudar a la UTE Inesco, que consiguió un contrato para unas obras en el Centro de Operaciones de Fuencarral de la Empresa Municipal de Transportes (EMT). 

Este trabajador ya se había incorporado a EMT cuando Carmena llegó a Cibeles en 2015. Se trataba de una persona muy próxima al PP, hijo del exgerente del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad, José Manuel Pradillo, durante la etapa de Esperanza Aguirre como presidenta de la Comunidad. Este cargo intermedio fue sancionado por el anterior gobierno en el año 2018 por su mala gestión en una obra de la EMT, por lo que fue suspendido durante dos meses de empleo y sueldo.  

Para el grupo mayoritario en la ciudad, Almeida y su equipo son cómplices del cobro de comisiones, porque no solo volvieron a contratar a este trabajador sabiendo que había cobrado comisiones, sino que no llevaron a cabo ninguna acción judicial contra él por hacerlo. Y han estado ocultando toda la información a la oposición y a las madrileñas y madrileños.

Fuente: masmadrid.org

También podría interesarte