Retiran 11 marcas de aceite que incluyen variedades no aptas al consumo por delito contra la salud pública

Los análisis desvelan que el supuesto aceite de oliva virgen que comercializaban en Andalucía y Extremadura es realmente una mezcla de aceite lampante y otros refinados, el caso será trasladado a la Justicia

La Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud (SES) ha elevado a la Justicia el caso del supuesto aceite de oliva virgen que la pasada semana fue inmovilizado en Extremadura y Andalucía al tratarse de un fraude y de un delito contra la salud pública.

Así lo ha dispuesto la Junta de Extremadura, que ha recibido esta semana el resultado de los primeros análisis realizados por el laboratorio Agroalimentario de Extremadura que constantan la mezcla de aceite lampante con otros refinados no aptos para el consumo.

Aceite lampante y otras mezclas de refinado

Lampante es aquel aceite de oliva virgen de peor calidad que otras variedades que no es apto para el consumo y que está destinado a la refinación para su uso industrial. Puede ser lampante por un problema en las aceitunas, porque hayan sido recogidas del suelo o bien, porque se encuentran demasiado maduras.

No obstante, también puede ser un aceite lampante aquel que no es apto para el consumo debido a deficiencias en el proceso de elaboración, por lo que presenta valores de acidez o parámetros que no recomiendan su ingesta.

11 marcas enfrentan un delito contra la salud pública

El producto ha estado a la venta en negocios minoristas, gasolineras y mercadillos en Extremadura y Andalucía bajo un total de 11 marcas diferentes: Acebuche, Virgen del Guadiana, Cortijo del Oro, La Campiña de Andalucía, Galiaceite 2022, La Abadía, Villa de Jerez, Don Jaén Aceite 2019, Imperio Andaluz, La Esmeralda y Vareado.

La alerta alimentaria ha motivado la inmovilización y retirada del mercado de 68.000 litros de aceite por alteración del sabor, olor, color y consistencia del producto. Los veterinarios y farmacéuticos del SES fueron alertados a raíz del aviso que dieron dos consumidores que habían adquirido el aceite y detectaron características organolépticas alteradas, corroborando ya en primera instancia deficiencias en el etiquetado y trazabilidad del producto.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) recibió una alerta alimentaria la pasada semana a instancias de las autoridades sanitarias de Andalucía donde se especificaba que empresas sin número de registro sanitario y, por tanto, fuera de control oficial, estaban envasando aceite y distribuyéndolo en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Devolución del producto

FACUA Extremadura recuerda que los consumidores que hayan adquirido alguno de estos productos afectados, podrán llevarlo al establecimiento correspondiente para solicitar el reembolso del precio abonado o su sustitución por un nuevo producto acorde a la normativa.

Salud Pública informa a la población que todo aquel que haya adquirido aceite de las marcas anteriormente reflejadas se abstenga de consumirlo y se ponga en contacto con los servicios farmacéuticos o veterinarios de su Centro de Salud, para que le informen sobre la evolución de la alerta y las actuaciones a llevar a cabo.

Fuente: FACUA

.
También podría interesarte