Podemos denuncia en Anticorrupción posible tráfico de infuencias en los contratos que Almeida dio a la firma donde trabaja el hermano de su edil

Ve indicios también de prevaricación en las dos adjudicaciones aceptadas por el delegado Borja Carabante, que luego se abstuvo en la firma final debido a que su familiar dirige uno de los departamentos de la adjudicataria

El candidato a la alcaldía de Madrid por Podemos, Roberto Sotomayor, denunció este miércoles ante la Fiscalía Anticorrupción de Madrid los dos contratos adjudicados por Almeida a la empresa donde trabaja el hermano del concejal Borja Carabante, que han sido desvelados esta semana por Somos Madrid.

Sotomayor ve “presuntas irregularidades que pueden constituir indicios delictivos”, por lo que pide a la Fiscalía que investigue posibles delitos de prevaricación y tráfico de influencias, según fuentes del propio partido. La denuncia de Podemos se acoge a los artículos 264 y 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. 

La denuncia cita una posible vulneración de los artículos 404 y 428 del Código Penal, por los que se podrían imponer penas de prisión de hasta dos años e inhabilitación para cargos públicos de hasta nueve años, según el texto al que ha tenido acceso este periódico.

“Ningún gobernante puede conceder contratos públicos a sus familiares, esto es gravísimo” ha declarado el candidato de Podemos después de presentar la denuncia. “Lo que tiene que hacer el señor Almeida es cesar de inmediato al señor Carabante y si no lo hace exigimos que la oposición plantee una moción de censura al que es el peor alcalde de Madrid”, ha añadido ante los medios, quejándose también de la “falta de transparencia” en todo el proceso.

Almeida y Carabante, en una imagen de archivo Ayuntamiento de Madrid

La denuncia en Anticorrupción recoge los hechos relatados en los dos primeros artículos publicados por Somos Madrid. El primero explicaba que el Ayuntamiento de Madrid adjudicó un contrato de tres millones a la empresa Subterra, que concurría junto a Esteyco en un concurso muy ajustado que se resolvió por las valoraciones subjetivas de los técnicos municipales. El segundo daba luz sobre un segundo contrato de 187.000 euros también adjudicado a Subterra, en concurrencia con Cemosa, para la supervisión de proyectos en Calle 30. Ambos compartieron el mismo modus operandi.

La de Podemos es la segunda denuncia del caso ante los fiscales Anticorrupción. La primera la concejala del Ayuntamiento de Madrid Marta Higueras (Grupo Mixto), en la noche del lunes. En este caso se dirigió a la Fiscalía contra la Corrupción del Estado, en la que elevó una demanda acusando a Almeida y Carabante de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias y asociación ilícita. Almeida le respondió en el pleno de este martes: “Me ha incluido en una denuncia sin haber tenido participación en este contrato. No voy a permitir que se arrastre el nombre de nadie”. El alcalde también la amenazó con posibles demandas.

Fuente: Diego Casado en eldiario.es
Foto: Roberto Sotomayor y Carolina Alonso, antes de presentar la denuncia | Podemos Madrid

.
También podría interesarte