Películas proyectadas en la Semana del Cine de Carabanchel, posibles Premios Goya 2022. Dónde ver las nominadas | Vídeos

De ‘Libertad’ a ‘Chavalas’, los posibles Goya a la dirección novel señalan el futuro

Los trabajos de Clara Roquet, Javier Marco, Carol Rodríguez Colás y David Martín de los Santos resaltan cómo se puede enganchar una carrera del corto al largo y la importacia de colaborar con guionistas cercanos.

Cuando a finales de noviembre se anunciaron las nominaciones a los Goya, el titular más evidente tenía que ver con Fernando León de Aranoa y El buen patrón. Las 20 categorías en las que este filme aparecía, batiendo su propio récord, no daban la impresión de una cosecha cinematográfica precisamente heterogénea, algo a lo que contribuía la presencia de los sospechosos habituales como candidatos a Mejor actor —Bardem, Gutiérrez, Tosar, Fernández— o, en la terna de Mejor película, figuras tan veteranas como Icíar Bollaín y Pedro Almodóvar compitiendo con Aranoa. Hablar de un posible relevo generacional se antoja difícil pero al menos, en esta última categoría, encontramos un título como Libertad.

Libertad es el debut al largometraje de Clara Roquet. En la gala a celebrarse este 11 de febrero en Valencia parte con seis nominaciones incluyendo Mejor película: Mejor actriz de reparto para Nora Navas, Mejor actriz revelación para Nicolle García, Mejor fotografía para Gris Jordana, Mejor guion original para la propia Roquet… y, claro, Mejor dirección novel. La directora y guionista barcelonesa irrumpe con fuerza en una categoría que este año destaca por la distinción y personalidad de los trabajos candidatos. Todos ellos se revelan como feroces expresiones de lo que sus artífices llevan cultivando desde hace años en formato corto (o documental). Todos ellos certifican un futuro luminoso para el cine español.

Clara Roquet, directora de ‘Libertad’

Puestos a hablar de una renovación en nuestra cinematografía, resulta inexcusable detenerse en lo que viene ocurriendo desde hace unos años en Barcelona e inmediaciones. De ahí ha surgido un batallón de directoras que busca su voz entre el costumbrismo y los ribetes autobiográficos: figuras como Carla Simón, Elena Martín, Belén Funes o la mencionada Roquet. En este último caso, el apellido de Roquet se halla estrechamente vinculado al de un nombre propio del cine catalán como es Carlos Marqués-Marcet, con quien coescribió la primera película de ambos (10.000 KM) y Los días que vendrán.

Roquet también colaboró con otra eminencia del cine patrio como Jaime Rosales en Petra, y entre guion y guion se animó a dirigir con su primer corto, El adiós. Hay una línea directa que conecta El adiós con Libertad. Ambos comparten un personaje llamado Rosana, inicialmente una cuidadora boliviana (Jenny Ríos) que ansía cumplir los últimos deseos de su jefa fallecida, en contra de las injerencias de su familia. La historia ya mostraba un gran interés por ahondar en la problemática de clase cuando entra en conflicto con los afectos, y su origen se adscribía a lo que la propia Roquet presenció, de niña, cuando murió su abuela.

libertad

Durante el casting de Rosana, descubrió asimismo que muchas de las candidatas habían dejado a sus hijos en sus países de origen para venirse a trabajar a España, y ese fue el germen de Libertad. Su primera y deslumbrante película supone, pues, el final de un largo camino que busca desafiar las convenciones de las historias de autodescubrimiento en la adolescencia.

Efectivamente, el personaje de María Morera empieza a comprender el mundo a raíz de su relación con la hija de la cuidadora de su abuela, llamada Libertad (Nicolle García), pero sus descubrimientos acaban teniendo que ver más con Parásitos que con Boyhood.

Javier Marco, director de ‘Josefina’

Desde La soledad de la luna, cortometraje de 2011 que describía el día a día de una viuda desconsolada, Javier Marco ha acostumbrado a trabajar con la guionista (que también es su pareja) Belén Sánchez-Arévalo. En los más de diez años transcurridos tras el debut, ambos han puesto en pie múltiples cortos de variados intereses, normalmente impregnados de una actualidad urgente que prestaba contexto a sus narraciones. La crisis económica, por ejemplo, latía en la tragicomedia Tú o yo, donde un matrimonio formado por Pepe Viyuela y Rosario Pardo tenía que competir entre sí por un mismo puesto de trabajo.

Marco y Sánchez-Arévalo se especializaron pronto en el desarrollo de pequeñas viñetas que canalizaran asuntos sociopolíticos de alcance global, como cuando la crisis de los refugiados ejercía de telón de fondo para el muy aplaudido Uno, protagonizado únicamente por Pedro Casablanc y un teléfono móvil. Al mismo tiempo, la polarización de las redes sociales y la doctrina del insulto espolearon A la cara en 2020, y les hizo ganar un Goya a Mejor cortometraje de ficción. Habiendo abrazado el triunfo máximo en su campo, a director y guionista no les quedaba otra que dar el siguiente paso. El resultado es Josefina.

josefina

Josefina se levanta sobre un equilibrio complicado. A grandes rasgos, la trama nos presenta a un funcionario de prisiones (Roberto Álamo) que hace todo lo posible, mediando engaño y acoso, por acercarse románticamente a la madre de un interno (Emma Suárez).

Marco y Sánchez-Arévalo no buscan tanto denunciar la conducta del protagonista como sostener sobre sus hombros un ambiguo paisaje ético, pleno en silencios y elipsis, que acentúa un interés por la introspección y la masculinidad trágica que ya veníamos rastreando en sus cortos y que aquí se topa con una encarnación tan sugestiva como en absoluto complaciente.

Carol Rodríguez Colás, directora de ‘Chavalas’

La niñez y adolescencia de Carol Rodríguez Colás han marcado de forma indeleble su trayectoria audiovisual, y especialmente el lugar donde se desarrollaron: Cornellà de Llobregat, extrarradio de Barcelona. Más allá de que su primer corto, Una comedia romántica, abordara el choque de lo cotidiano con las expectativas amorosas que genera el cine, Carol no tardó en indagar en sus raíces a través de Vella Rosario, donde redescubríamos la capital catalana a través de los ojos de un estudiante extranjero y su carismática casera.

chavalas

Los orígenes, los cambios a los que te somete el proceso vital y la necesidad de alcanzar un equilibrio entre ambos alcanzaron condición de tesis en el cortometraje que más fácilmente puede entenderse como germen de Chavalas: precisamente uno llamado Superchavalas, de 2017.

Tres niñas ejercían de superheroínas en la plaza de su barrio, intentando mantener el crimen a raya poco antes de comprender que dicho crimen no era sino la infancia que llegaba a su fin. La idea de que pocos años después esto también supondría la separación de las amigas cimenta el debut de Colás con el largo, basándose en un guion de su hermana Marina.

El forzado regreso de Marta (Vicky Luengo) a su barrio natal parece atestiguar un fracaso vital y profesional que provoca una mirada condescendiente a las calles, a sus padres e incluso a sus amigas. No obstante, Chavalas promulga la aceptación de lo que nos ha hecho ser como somos, y lo defiende con tanta convicción como frescura transmite el reencuentro de Marta con su pandilla. La química de las actrices es la gran responsable de la experiencia tan encantadora que ofrece Chavalas, y de una de las secuencias más bellas que nos ha dado la cosecha reciente del cine español: aquella en la que todas se van de fiesta por el barrio.

David Martín de los Santos, director de ‘La vida era eso’

En una escena de La vida era eso los personajes de Petra Martínez y Anna Castillo —inmigrantes españolas que han coincidido en un hospital belga— se enteran por la televisión de que varios jóvenes han decidido acampar en la Puerta del Sol a modo de protesta. Evidentemente se trata del 15M, y el posible capricho de acotar tan específicamente el periodo en el que transcurre la historia termina no siendo tal. No solo por las inquietudes temáticas de La vida era eso, consagradas a los nuevos comienzos y a los sucesos que lo cambian todo, sino gracias también a un somero vistazo a la trayectoria de su director.

lavidaeraeso

El nombre de David Martín de los Santos empezó a hacerse conocido cuando en 2011, a pocos meses del 15M, estrenó en TVE el documental ¿Generación perdida? examinando las vivencias de una juventud marcada por la precariedad.

Este realizador se especializaría en un documental comprometido con las realidades silenciadas, fuera el pueblo cubano en La isla durmiente o las personas desaparecidas en Ni vivos ni muertos. Siendo comunes, pues, los retratos personales determinados por una angustiosa coyuntura económica y social, que alcanzaron su plenitud en la joven pareja protagonista del corto Mañana no es otro día.

Estos retratos también se distinguían por una empatía militante, que entregaba espacios enormes y pacientes para que los sujetos se expresaran. Es, ante todo, lo que caracteriza a La vida era eso y a las peripecias de la María de Petra Martínez (candidata al Goya por una interpretación simple y llanamente descomunal). En el relato de estas subyace un vistazo a la vejez ajeno a paternalismos, y por extensión una panorámica de vidas diversas que terminan, se entrelazan y, ante todo, buscan un lugar en sus propios y valientes términos.

Fuente: Alberto Corona en eldiario.es

‘Maixabel’, ‘Madres paralelas’, ‘El buen patrón’ y ‘Libertad’, cuatro de las películas favoritas para los Premios Goya 2022

Fuente: Cultura en eldiairo.es

Dónde ver las películas nominadas a los Premios Goya 2022

Una guía para llegar con los deberes hechos a la gran gala del cine español y ponerse al día con el visionado de las candidatas, algunas disponibles en salas y otras en plataformas de ‘streaming’

Ya está todo preparado para la ceremonia de los Premios Goya 2022. La gran gala del cine español se celebra el próximo sábado 12 de febrero en el Palau de Les Arts de Valencia a las 22:00 horas. El buen patrón parte con un récord histórico de 20 nominaciones, seguida de Maixabel con 14 nominaciones y Madres paralelas con 8.

Comienza también la cuenta atrás para llegar al evento con los deberes hechos como espectador. Ponerse al día con las candidatas suele ser una tarea habitual en los momentos previos, aunque dada la abundancia de plataformas de visionado en ocasiones no suele ser fácil hallarlas, ya que algunas siguen disponibles en salas y otras en plataformas de streaming. Por eso, aquí va una guía para no perderse.

‘El buen patrón’

La película de Fernando León de Aranoa sigue en cartelera en los principales cines españoles, por lo que no deberían existir grandes problemas a la hora de asistir a alguna de sus múltiples sesiones. Todavía no se encuentra en plataformas, pero se espera que llegue a Movistar Plus+.

‘Maixabel’

La cinta de Icíar Bollaín es otra de las grandes favoritas de los premios Goya 2022. No está en tantas salas como el filme de Aranoa, pero todavía se puede encontrar en algunas como en los Renoir Cines Princesa, la Sala Berlanga y Cines Embajadores (Madrid); y Centro Cultural El Molí (Benetússer, Valencia). Y, a partir del 11 de febrero, en el canal de Los Goya por Movistar Plus+ .

‘Madres paralelas’

Otro de los pesos pesados de los candidatos, especialmente tras ser nominada a dos Premios Oscar. La obra de Pedro Almodóvar que aúna maternidad y memoria histórica se estrenará en Netflix el 18 de febrero, pero mientras tanto se puede ver en cines como Arenas de Barcelona Multicines (Barcelona); Renoir Cines Princesa y Sala Berlanga (Madrid); CineCiutat (Palma de Mallorca) y Centro Cultural el Molí (Valencia).

‘Mediterráneo’

El drama de Marcel Barrena sobre la crisis de los refugiados todavía puede verse en pantalla grande. Concretamente, en Cines Embajadores y Sala Berlanga (Madrid); CineCiutat (Palma de Mallorca); y Centro Cultural El Molí (Benetússer, Valencia). Pero si no la encuentras en una sala más cercana, también puedes verla desde casa. Está disponible para suscriptores de Movistar Plus+ y se puede alquilar tanto en Filmin como en Rakuten TV.

‘Libertad’

La ópera prima de Clara Roquet ya había dejado de programarse en cines, pero ha vuelto para la ocasión. La productora de cine independiente Avalon anunció el pasado miércoles su regreso a salas de diferentes zonas del panorama español: Andalucía, Asturias, Catalunya, Madrid, Castilla y León, Canarias… Un mes más tarde, en marzo, llegará a Movistar Plus+ . Tampoco sería extraño que con el tiempo hiciera su aparición en Filmin, plataforma donde ya están alojados dos cortometrajes de la directora.

‘Las leyes de la frontera’

La película de Daniel Monzón, con la que se viaja hasta la España de los años 80, está nominada a 6 ‘cabezones’. Se estrenó en los cines españoles el pasado 8 de octubre y, actualmente, puede verse en la plataforma de Netflix.

‘El vientre del mar’

Lo último de Agustí Villaronga, director de Pa negre, es una bella simbiosis a medio camino entre el cine y el teatro que cuenta la historia de un naufragio. Se puede ver en Filmin y en la Sala Berlanga de Madrid, donde hay una sesión programada para el 16 de febrero.

‘Otra ronda’

Fue uno de los fenómenos del año pasado. La cinta de Thomas Vinterberg con la excepcional interpretación de  Mads Mikkelsen ganó el Oscar a Mejor película internacional. Está en el catálogo de Movistar Plus+, pero también se puede alquilar en Filmin, Rakuten TV, Google Play, Apple TV y Amazon Prime.

‘Una joven prometedora’

Es el thriller feminista de la década. Competirá por el Goya a Mejor a la mejor película extranjera con Otra ronda, lo cual se lo pone difícil, pero la cinta de Emerald Fennell bien merece su propio reconocimiento. Está en el catálogo de Movistar Plus+, y también se puede comprar en Apple TV, Rakuten TV, Microsoft Store y Amazon Prime.

Fuente: Cultura en eldiairo.es
Foto portada: Filmax

40 Semana del Cine Español en Carabanchel

También podría interesarte