Operadores del 061: Otra huelga sanitaria contra Ayuso

Estos trabajadores piden su integración en la plantilla del Summa 112 como operadores de emergencias, mejoras salariales, una reducción de la jornada máxima anual y que no les trasladen al hospital Isabel Zendal

Ya no solo la atención primaria está en pie de guerra contra el Gobierno de la Comunidad de Madrid, que preside Isabel Díaz Ayuso. Ahora también los trabajadores que atienden el 061, el teléfono de Emergencias y Urgencias sanitarias de la Comunidad de Madrid, han dicho basta y este viernes se concentran frente a la sede de Ilunion (la empresa que presta el servicio) para exigir una mejora de sus condiciones laborales.

El sindicato CGT, con el apoyo de UGT, ha llamado a una huelga indefinida los lunes y sábados, que comienza este sábado día 18 de febrero, a los 130 trabajadores del 061,  para rechazar su traslado al hospital público Enfermera Isabel Zendal y exigir su integración en la plantilla del Summa 112 como operadores de emergencias, mejoras salariales y una reducción de la jornada máxima anual.

El comité de empresa ha rechazado el traslado del servicio de atención de llamadas del 061 al hospital Enfermera Isabel Zendal por ser «prácticamente una nave industrial que está lejos de todo, en un lugar totalmente deshabitado, sin ningún tipo de servicio alrededor, con el medio de transporte más cercano a un kilómetro, el Cercanías» y cuyos horarios les impiden a muchos de los trabajadores poder mantener sus horarios actuales y conciliar la vida personal y laboral.

El secretario general del comité de empresa, Vladimir Valentín ha instado a la empresa a adoptar medidas como la puesta en marcha de un autobús para los trabajadores, el establecimiento de un plus de transporte para compensar los gastos de gasolina y la posibilidad de utilizar el aparcamiento del hospital.

Además, Valentín, ha señalado: «Queremos ser personal público. Pero eso sabemos que es un sueño, una utopía con el Gobierno que hay en Madrid. Así que nos conformamos con mejorar nuestras condiciones laborales. Ningún servicio telefónico como el nuestro tiene peores condiciones que las nuestras en toda España».

Este trabajo está regulado por el convenio colectivo del sector de «contact center», aprobado en julio de 2017. Durante 2020 y 2021, no tuvieron subidas salariales y en 2022 tuvieron un incremento del 3,5%.

Aún así, su salario oscila entre los 900 y los 1.000 euros al mes dependiendo de la antigüedad y para jornadas de ocho horas diarias, cuando el nuevo Salario Mínimo Interprofesional se ha fijado esta semana en 1.080 euros.

Es cierto que luego hay unos pluses. El turno de noche se paga a 1,62 euros la hora. Hay un plus de transporte de 5,41 euros al día y un plus de idiomas de 108 euros al mes para aquellos teleoperadores que puedan atender llamadas de pacientes que no hablen español. Trabajar un domingo se paga a 12,66 euros. La jornada anual es de 1.764 horas.

En su jornada de ocho horas tienen un descanso de 20 minutos y cada hora pueden hacer una pausa de cinco minutos para descansar la vista. Su contrato les obliga a que «al menos el 97% de las llamadas serán atendidas en menos de 20 segundos» y luego tienen otro tiempo medio inferior a 90 segundos para gestionar la misma.

En 2022, el 061 recibió 1.348.120 llamadas de urgencias, de las cuales el 97% fueron atendidas por un operador en menos de 20 segundos, y 540.000 llamadas para gestionar las ambulancias del transporte sanitario no urgente.

Para atender todas estas llamadas hay 96 teleoperadores de la empresa Servitel Multiservicios y unos 40 de Servitelco, un centro especial que emplea a personas con algún tipo de discapacidad, ambas del Grupo Ilunion, que pertenece a la ONCE.

Fuente: Luna Izquierdo en contrainformacion.es
Foto: Archivo de mats-sanidad.com

También podría interesarte