Nuevo despilfarro municipal en la recogida de basuras en Madrid

Estimamos que, con estas adjudicaciones, los sobrecostes se elevan a unos 200 M€, más de 30 millones cada uno de los seis años de duración de los contratos. Con este dinero tirado, el Ayuntamiento podría mejorar el servicio, o las condiciones laborales de sus trabajadores, en muchos casos precarias, o destinarlo a otros servicios útiles a la ciudad

Comunicado a la opinión pública:

El Ayuntamiento de Madrid persiste en su error y despilfarro de recursos públicos, al volver a entregar a empresas privadas la gestión de la Recogida de Basuras

Desde el pasado 1 de noviembre, se ha renovado la contratación del servicio denominado Contenerización, recogida y transporte de residuos en la Ciudad de Madrid (conocido como Recogida de Residuos Sólidos Urbanos-RSU).

La Recogida y Transporte de Residuos se ha dividido en tres lotes: Zona Oeste, adjudicado a FCC por un importe de 505 millones de euros (M€); zona Este, adjudicada a VALORIZA -ACCIONA y OHL, por 484 M€; zona Sur, adjudicada a la UTE formada por URBASER-PREZERO, por 369 M€. Y la llamada Contenerización de los residuos ha sido adjudicada a CONTENUR, por 148 M€: en total, más de 1.500 M€ en cuatro años.

Cada vez son más los municipios, de nuestro país y otros, que deciden la gestión directa de estos servicios tan importantes, porque de esta manera el municipio controla directamente los trabajos, que al no estar condicionados a la búsqueda del beneficio empresarial, ni tener que establecer una doble estructura de control (empresa y Ayuntamiento), destina íntegramente los recursos a la prestación del servicio, mejorando por ello su eficiencia.

Pero eso no es todo, porque con la decisión ideológica de dejar en manos privadas un servicio público, el municipio se ve obligado a pagar unos sobrecostes innecesarios en perjuicio del contribuyente; nos referimos al 10% de IVA que conllevan los contratos, y al 6% de beneficio empresarial que hay que garantizar al adjudicatario. Estimamos que, con estas adjudicaciones, los sobrecostes se elevan a unos 200 M€, más de 30 millones cada uno de los seis años de duración de los contratos. Con este dinero tirado, el Ayuntamiento podría mejorar el servicio, o las condiciones laborales de sus trabajadores, en muchos casos precarias, o destinarlo a otros servicios útiles a la ciudad.

Las vecinas y vecinos de Madrid, así como sus trabajadores, nos merecemos unos servicios de calidad, y sin despilfarros, estando cada vez más probado que la gestión directa es la más eficiente, al ser la más barata y que ofrece una mayor calidad del servicio y las condiciones laborales.

Fuente: Agencia Mp3* | loquesomos.org
Plataforma de [email protected] y [email protected] por la Remunicipalización y Gestión Directa de los SS.PP de Madrid @municipalizarma

.
Share
También podría interesarte