«Nos van a oír»: las propuestas de la juventud de CCOO

Adrià Junyent presentó el pasado martes el documento en el Congreso de los Diputados

UnaiSordo-AdriaJunyent
El secretario general de CCOO, Unai Sordo, y el responsable de juventud del sindicato, Adrià Junyent, en rueda de prensa

La sección juvenil de las Comisiones Obreras (CCOO) ha presentado un documento titulado «Nos van a oír», que contiene las propuestas emanadas de un proceso participativo de asambleas de trabajadores jóvenes (afiliados y no afiliados al sindicato) que se han celebrado por todo el territorio.

El secretario confederal de Juventud de CC. OO., Adrià Junyent, intervino el pasado martes 9 de abril en el Congreso de los Diputados para presentar el documento «Nos van a oír». La juventud del sindicato ha llevado a cabo un proceso asambleario por todo el país, para recabar los análisis, propuestas y soluciones de trabajadores jóvenes (afiliados y no afiliados a CC. OO.).

El documento reflexiona sobre los temas que preocupan al segmento más joven de la clase trabajadora, como la dificultad para acceder a una vivienda digna o el reto de la salud mental, agudizado en un contexto de precariedad laboral. Según el secretario general de CC. OO., Unai Sordo, “con este documento se pretende escuchar a los trabajadores jóvenes, establecer una relación directa con personas jóvenes”.

Por su parte, el responsable de Jóvenes CC. OO. ha destacado la amplia participación en territorios como Huesca, Soria, Baleares, Canarias, Bilbao, Madrid, Barcelona o Sevilla. Las conclusiones del documento servirán de “hoja de ruta para seguir luchando por nuestros derechos”, afirmó. Además de las clásicas demandas laborales, han emergido demandas como la necesidad de contar con una movilidad sostenible, a partir de una buena red pública de transporte por carretera y ferrocarril, que vertebre el territorio y permita afrontar la emergencia climática.

Un mercado de trabajo que se ceba con la juventud obrera

Según el sindicato, problemas como el desempleo o la parcialidad se agravan dentro del colectivo joven. El documento advierte de que el tejido productivo español (mayoritariamente formado por PYMES) dificulta la acción de la Inspección de Trabajo para atajar incumplimientos como las horas extra no remuneradas o el incumplimiento en las condiciones laborales o salariales.

Entre las propuestas que detallan los jóvenes sindicalistas se encuentra la prohibición de las dobles escalas salariales, la aprobación del estatuto de las personas en formación práctica no laboral o un refuerzo de las acciones contra el fraude laboral.

Los precios del alquiler impiden a la juventud emanciparse

«La gente joven vive con el agua al cuello por la vivienda», explicó Junyent en la rueda de prensa. Los datos recopilados indican que, entre 2008 y 2022, el salario de las personas jóvenes se incrementó un 4 % y el precio de los alquileres subió un 38 %.

En su intervención, el secretario confederal de juventud reclamó medidas en tres ámbitos: un parque público de vivienda en alquiler, regular el precio del alquiler y regular el alquiler vacacional, así como el alquiler por habitaciones.

Lucha de clases frente al conflicto generacional

“Desde hace décadas, se utilizan las elevadas tasas de paro de jóvenes para justificar la precariedad de su situación (temporalidad, menor salario…)”, asegura Sordo. Esta permisividad sobre la precariedad juvenil ha ido extendiendo su efecto como una mancha de aceite sobre el conjunto de los trabajadores. “Ha sido como un caballo de Troya que con la excusa de los jóvenes ha deteriorado las condiciones laborales de todos”, afirmó.

El secretario confederal de Juventud ha concluido que “la juventud es un colectivo a proteger y tiene que organizarse. Los derechos no se heredan”. Por su parte, Unai Sordo ha finalizado con una reflexión sobre el «conflicto generacional», por el cual se intenta contraponer artificialmente las «elevadas» pensiones de las personas mayores frente a los bajos salarios de las nuevas generaciones. “El conflicto no es entre los jóvenes y los pensionistas; el conflicto es con los excedentes empresariales; de los salarios contra beneficios empresariales y su distribución”, defendió Sordo.

Fuente: mundoobrero.es

.
También podría interesarte