Nacen dos nuevos Bloques en Lucha en Lavapiés: 16 vecinas se plantan contra una productora de cine devenida gestora inmobiliaria

Gloriamundi Producciones, una productora de cine devenida gestora inmobiliaria, pretende desahuciar a 16 vecinas de Lavapiés. Las vecinas de Buenavista 25 y Zurita 22 lo tienen claro: se han organizado con el Sindicato de Inquilinas para exigir una negociación colectiva frente a los desahucios invisibles que está imponiendo la productora desde la compra de los edificios en Septiembre de 2023.

BloquesLuchaLavapies

Gloriamundi Producciones es una compañía de producción española fundada en 2012 por el productor argentino Pablo Enrique Bossi, socio fundador de la Federación Argentina de Productores de Cine y de la Academia Nacional de Artes y Ciencias Cinematográficas, y con una extensa carrera como productor de largometrajes. Recientemente, el productor argentino se ha estrenado como director de la serie “El mejor infarto de mi vida” protagonizada por Olivia Molina, Imanol Arias y Alan Sabbagh entre otros.

Al otro lado de esta historia de infarto están un grupo de vecinas compuesto por matrimonios mayores que han nacido en el edificio, personas migrantes, parejas con hijos, jóvenes que han conseguido emanciparse hace poco y otras inquilinas que han hecho de estas 10 viviendas, distribuidas en dos bloques que conectan por un patio interior, su hogar en el barrio de Lavapiés.

Esta productora de largometrajes, que se describe en su página web como una “creadora de puentes de colaboración creativa entre distintos países y talentos,” se ha estrenado en el mundo de la especulación inmobiliaria usando las mismas estrategias perversas a las que estamos acostumbradas por parte de grandes fondos buitre, pero con un tinte más cinematográfico.

Desde la compra de los edificios, Gloriamundi ha comunicado a las vecinas cuyos contratos vencen próximamente que no contempla la renovación y que tendrán que abandonar sus hogares con un mes de preaviso. Esto ya ha hecho que cuatro vecinas pasen a engrosar la lista de desahucios invisibles en Madrid en tan solo cuatro meses. También ha intentado echar a un inquilino que tenía su contrato en vigor, poniendo a prueba su conocimiento de la Ley de Arrendamientos Urbanos de 2019, que estipula que aún le corresponden seis años más de contrato. 

Además, Gloriamundi ha recurrido al acoso inmobiliario para forzar a las vecinas a abandonar las viviendas. Han iniciado obras en las casas que se quedan vacías generando daños estructurales importantes, como graves filtraciones de agua en los hogares de las otras inquilinas de las que, por supuesto, no se están haciendo cargo.

Las vecinas se han organizado con el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid y han comunicado a la productora su voluntad de quedarse en sus hogares e iniciar una negociación colectiva que proteja por igual a todas las personas que viven en Buenavista 25 y Zurita 22. Ante la falta de respuesta de la propiedad, las inquilinas se han sumado a la campaña #NosQuedamos, que consiste en no abandonar las viviendas aunque se terminen sus contratos y resistir en sus casas hasta conseguir soluciones dignas para todas.

LOS FONDOS BUITRES ACECHAN POR TODO LAVAPIÉS

Así, el barrio de Lavapiés cuenta ya con otros dos Bloques en Lucha, que se suman a Tribulete 7 (en proceso de ser comprado por Elix Rental Housing, socimi controlada por el fondo AltamarCAM) y San Ildefonso 20 (propiedad de de ATM TYR Real Estate, que está en manos de Trier Capital) en la guerra contra los fondos buitre que están asfixiando nuestra ciudad. Las vecinas de estos bloques del distrito de Centro ya se están coordinando junto al Sindicato de Inquilinas para llevar a cabo acciones conjuntas que señalen a los especuladores responsables de la crisis habitacional y la turistificación de los barrios que estamos viviendo desde hace más de una década, que ha hecho que el precio medio de la vivienda en régimen de alquiler suba un 50%.

Las estrategias del Sindicato han tenido efecto en el pasado contra grandes caseros como Néstar, Cerberus, Sareb o Blackstone, así que Gloriamundi no lo va a tener nada fácil a la hora de hacer negocios con la vida de la gente. La lucha inquilina ha demostrado ser la herramienta más eficaz ante los modelos lucrativos que alimentan proyectos como estos, por lo que no vamos a parar hasta que el derecho a una vivienda digna esté protegido para todas.

Gloriamundi ya avisaba de sus planes de especulación inmobiliaria con el nombre de dos de sus producciones más exitosos: “No Dormirás” y “Robo Mundial”, pero no contaban con el último estreno de las vecinas organizadas de Lavapiés: “Nos Quedamos”.

Fuente: tercerainformacion.es

.
También podría interesarte